Dos de dos. El Trops Málaga confirmó este sábado su buen arranque liguero tras vencer de nuevo al Handbol Sant Quirze por 26-29. Con este triunfo trabajado en tierras catalanas, el cuadro malagueño se mantiene comandando la tabla clasificatoria, finalizada la segunda jornada de la División de Honor Plata, antes de llegar al descanso de la próxima semana, obligado por la composición impar de los grupos de la segunda categoría del balonmano nacional.

Cierto es que el equipo local salió a la cancha con mucha intensidad, haciendo valer la rapidez en los contraataques, una vez aprovechados los errores de los malagueños en los primeros instantes. El público, que llenó por completo el Municipal de Sant Quirze del Vallès, no paraba de animar a los suyos en su debut en la Liga, lo que le daba alas a los verdirrojos.

Pese al inicio eléctrico de los catalanes, el Trops supo amortiguar los golpes de su rival y, aunque el Sant Quirze anotó primero, enseguida llegó la réplica malacitana para mantener la igualada durante los diez primeros minutos de juego.

La escuadra de Quino Soler consiguió ponerse por delante (5-6) en el 13:24, con gol de Melgar. Sin embargo, cuando parecía que el Trops iba a llevarse el partido a su terreno, llegó la reacción del Sant Quirze, que, aprovechándose de varios errores costasoleños, le dio la vuelta al electrónico hasta conseguir una renta de dos (8-6) a punto de alcanzarse el minuto 20. El meta Gavañach se erigió el mejor jugador del conjunto catalán y estaba dispuesto a amargar la tarde a su ex equipo. Al Trops se le veía sin la contundencia defensiva habitual, sin fluidez ofensiva y algo lento en la conducción del balón, mientras que el Sant Quirze quería más.

A falta de cuatro minutos para la conclusión del primer acto, el resultado era de 13-9, la mayor ventaja local. El cuadro 'santquirzenc' supo jugar muy bien sus cartas y, aunque el Trops intentó reducir distancias, finalmente los verdirrojos se marcharon al vestuario ganando por 14-10 y ofreciendo una buena imagen ante su afición.

En la reanudación del envite, los malagueños salieron a la pista dispuestos a darle la vuelta al marcador. Así, en solo cuatro minutos, el Trops apretó el marcador (16-14) y el banquillo lo celebraba con entusiasmo. Pero el Sant Quirze se veía con fuerzas y volvió a aumentar su renta hasta ponerse, de nuevo, en cuatro (20-16), superado el minuto diez. Sin embargo, los visitantes se fueron metiendo en el partido conforme iban transcurriendo los minutos y de la desventaja de cuatro pasó al empate (20-20) en el ecuador del segundo periodo, merced a un gran parcial de 0-4, con goles de Martins, Melgar y Luis Castro por partida doble.

El movimiento táctico de Quino Soler, poniendo a Alberto Castro en el pivote, estaba dando sus frutos hasta el punto de que el Trops se vio con una ventaja de dos goles (22-24) a falta de ocho minutos para el final. Esta renta no solo se mantuvo, sino que los malacitanos supieron matar el partido en el 28:00 al poner el marcador en un claro 24-28 y con la defensa brillando a gran altura y con mucha pizarra de por medio. El Sant Quirze solo pudo acortar el resultado y dejarlo en el definitivo 26-29 para los malagueños, que siguen como un tiro en el inicio de la competición, al sumar cuatro puntos de los cuatro posibles.

FICHA TÉCNICA

26. Sant Quirze: Gavañach (p.), Salat, Joan Blanco (3), Pueyo (4), Blanes, Rodríguez (2), Quintana (1), Quirós (1), Esparza (p.), Marc García (9), Oriol Blanco (2), Gutiérrez (2), Romero (2), David García, Costals y Cordonet.

29. Trops Málaga: Villamarín (p.), Roberto (1), Leonel, Pablo (1), Consuegra (3), Melgar (8), Soler (1), Blanco (p.), Luis Castro (3), Palomeque (2), Portela, Vidal (1), Martins (5), Arca y Alberto Castro (4).

Parciales: 3-3, 5-5, 6-6, 9-8, 11-9, 14-10 (primera parte), 16-14, 19-15, 20-19, 22-23, 23-24, 26-29 (final).

Árbitros: Gabriel López Martos y Pedro Cubas Martínez, de la Federación Territorial de Valencia. Excluyeron a David García, Salat y Blanco, del Sant Quirze, y a Portela, Alberto Castro, del Trops.

Incidencias: Partido correspondiente a la segunda jornada en División de Honor Plata disputado en el pabellón Municipal de Sant Quirze, con lleno en la grada.