Dos puntos sufridos y de mucho valor para el Costa del Sol Málaga, que sudó hasta el último segundo para amarrar una victoria importante. Las "panteras" se impusieron al Conservas Orbe Rubensa Porriño (27-26) en un duelo de mucha dificultad y que sacaron sin mostrar su mejor versión. Enorme Merche Castellanos, con cerca de 20 paradas y sosteniendo a las de Suso Gallardo en el grueso del choque. Triunfo para marcharse con buenas sensaciones al parón internacional y en la zona de arriba de la Liga Guerreras Iberdrola.

Le costó al equipo malagueño de inicio poner una marcha más, abrir hueco. Las gallegas se mostraban férreas e impedían coger el ritmo a las locales. Casasola, en una gran primera mitad, dio las primeras ventajas (2-3). El paso de los minutos trajo la mejoría de las "panteras", que apoyadas en una espectacular Merche Castellanos daban pasos hacia adelante. Silvia Arderius y Elena Cuadrado estiraron (8-5, 9-6). No se despegaba el Porriño, que luchaba y se agarraba a la pista en un momento complicado. La argentina y Malena Vallés dieron oxígeno con sus goles. Al descanso, 15-12 para las malagueñas, que sufrían pero iban por encima.

Estaba el duelo en un puño, las de Suso Gallardo no podían romperlo. Isa Medeiros y Sole López ampliaron la renta desde el extremo y parecían decantar la victoria (21-16). Dos minutos a la brasileña le dieron alas al Porriño, incansable y que se mantenía con vida pese a todo. Vivían las "panteras" un momento complicado (21-19), pero se levantaron con madurez.

Mostraron aplomo para pegar otro estirón, clave en el triunfo final. Cuadrado apareció en ese instante delicado para ofrecer goles de un valor vital. Las gallegas lucharon hasta el último segundo, pero la victoria se quedó en Alhaurín de la Torre. Dos puntos cruciales para instaurarse de nuevo en la zona noble de la Liga Guerreras Iberdrola. Ahora viene el parón internacional.