Málaga se volcó este sábado con la carrera nocturna IX MLK Trail & Tahermo, una cita que parece estar ya muy arraigada en el calendario de los asistentes, ya que son muchas las personas -gran parte turistas extranjeros- que se concentran en torno a los corredores para disfrutar de las curiosas imágenes que deja el evento popular en la noche de la Costa del Sol.

La carrera constaba de dos distancias: una para adultos con 10.000 metros y un circuito por medio urbano y natural de dos vueltas con subida al Castillo de Gibralfaro, donde participaron alrededor de 600 personas; y otra, infantil, reducida a 1.100 metros con más de medio centenar de jóvenes corredores.

La carrera comenzó a las 22.00 horas desde la calle Guillén Sotelo, a la espalda del Ayuntamiento, y los espectadores no quisieron perderse la subida a Gibralfaro con la mezcla de la nocturnidad y las luces de las linternas de los corredores, dejando estampas muy curiosas del paso de los participantes por las calles de Málaga.

Este año, como ya ocurriera en 2021, la organización tuvo que aumentar el cupo de participación, ya que son cada vez más las personas que se inscriben en la IX Mlk Trail & Tahermo, una cita que no se ha detenido desde su puesta en marcha -ni siquiera en pandemia- y que continuará en el futuro con una fuerte consolidación.