Primer parón competitivo para el Costa del Sol Málaga en esta temporada 2022/23. Los compromisos internacionales se abren hueco en el calendario y se interrumpe la Liga Guerreras Iberdrola, donde las panteras ocupan el tercer lugar después de las primeras cuatro jornadas. Seis puntos de ocho posibles para el equipo malagueño. Un asueto ligero porque la próxima semana tendrá doble encuentro. El miércoles, en Carranque frente al KH-7 BM Granollers y el sábado, en Rumanía frente al Gloria Buzau.

Suso Gallardo saca el bisturí a este primer tramo corto del que ya se pueden extraer conclusiones. «El balance es muy positivo, teníamos un calendario frenético con dos partidos iniciales con los dos máximos candidatos a la liga. Sacamos una victoria en San Sebastián ante el Bera Bera y en casa se nos escapó frente al Rocasa, pero competimos hasta el final», reflexiona. «Sacamos dos más super importantes, uno frente al Zuazo en su pista que es super complicado y otro en casa ante el Porriño», explica.

Las panteras continúan mostrando esa versión fiable. «Llevamos muy poco tiempo de trabajo. Necesitábamos sumar. Quizá no se está viendo el mejor nivel del equipo y también es normal, nadie gana nada en septiembre. Ganamos tres partidos de cuatro», añade.

«Es un atractivo. Es una participación en una categoría superior. Nos vamos a probar ante un rival con un presupuesto y un nivel superior, con muchas jugadoras de selección. Debe ser una fiesta para nosotras», dice Gallardo sobre la participación en la EHF European Cup.