El Ayuntamiento de Málaga, a través del Área de Cultura inauguró su placa número 18 del plan ‘Málaga hace historia’ dedicada, en esta ocasión al club náutico más antiguo de España, el Real Club Mediterráneo, fundado en 1873, y a su intensa actividad en el fomento del deporte. El alcalde, Francisco de la Torre, y la concejala de Cultura y Deporte, Noelia Losada, descubrieron la placa ubicada en la fachada de las instalaciones del club en el Paseo de la Farola, 18.

Prueba de esa dedicación al deporte son los olímpicos que han salido del club y que se ven reflejados en la placa, Félix Gancedo, Gonzalo Fernández de Córdoba, Theresa Zabell y María Peláez, los continuos medallistas en todo tipo de pruebas y el deporte base. En este último campo, el club destaca por su labor de mantener en forma a miles de malagueños en sus instalaciones deportivas. 

Más de un siglo después de su fundación, las camisetas de competición del Real Club Mediterráneo se pueden ver en competiciones de triatlón, fútbol sala, tenis, frontón, carreras urbanas y populares y, por supuesto, la vela y la natación, que han estado desde el principio también. En vela compitieron en los Juegos Olímpicos Gancedo, Fernández de Córdoba y Zabell y, en natación, Peláez. La placa quiere resaltar así la labor en el fomento del deporte desde la sociedad civil de este club desde su fundación

El primer presidente del Club fue Tomás Heredia Livermore, miembro de una de las familias más conocidas de la Málaga del XIX. Fue aquel siglo el que vio nacer el deporte como tal, muy vinculado a Gran Bretaña, país con el que Málaga tenía mucha relación por sus exportaciones. Aunque ha tenido distintas ubicaciones, siempre ha estado cercano a la Farola, una de los símbolos de Málaga

Fue en 1892, hace 130 años, cuando el club le ofreció la presidencia de honor al rey Alfonso XIII, que acepta y el club pasa así a usar el título real. Desde entonces, es el único club que tiene el honor de que su escudo lleve los colores rojo y gualda y la corona real.