La historia del BeSoccer CD UMA Antequera no se entendería sin las figuras de Pedro Montiel y Moli. Por eso, la entidad quiso realizar un homenaje a quienes fueran presidente y entrenador del club, respectivamente, durante varias décadas.

En su haber tienen el mérito de haber puesto los cimientos del proyecto que actualmente comanda José Antonio Borrego 'Tete' sobre la pista, habiendo apostado por la unión entre el deporte de élite, la formación universitaria e integral de los jugadores en valores como el compromiso, esfuerzo y juego limpio.

Ambos recibieron de parte del club una placa conmemorativa de la victoria de la Copa del Rey 2022, con una medalla de oro que les reconoce el papel fundamental que juegan aún fuera de la pista para la entidad.

"Le decía a Eloy (Cano, presidente del club): 'Todo el mundo tiene la medalla menos yo y me decía que no me preocupase, que ya llegaría mi momento'", explicaba el Presidente de Honor entre risas durante la velada.

Reconocimiento conjunto

La relación entre ambas figuras siempre ha estado ligada al fútbol sala, anterior incluso a la formación del equipo universitario. Coincidieron hace más de tres décadas en el Club Ciudad de Málaga, donde Montiel ejercía como preparador físico y Moli era segundo entrenador a las órdenes de Agustín Díaz.

El homenaje se celebró en un ambiente familiar, en el que ambas personalidades estuvieron acompañadas por la directiva, el cuerpo técnico y el capitán del equipo, Miguel Conde.

A pesar de no estar ya en la "primera línea de batalla", son incontables las ocasiones en las que Pedro y Moli acuden a los entrenamientos: hablan con todo el equipo, atentos a su rendimiento y siempre remando a favor del proyecto.

"Agradecido por mi gente", reconocía Montiel, "este año hemos disfrutado de ver un equipo maduro y ahora estamos ilusionados con quedarnos en Primera División". Palabras a las que se sumó Moli, "el club está en muy buenas manos. A las pruebas me remito: lo que está pasando, lo grande que está siendo el equipo".