Caras y cruces para los cuatro representantes malagueños en la cuarta categoría del fútbol español, la Segunda RFEF. Antequera y Juventud Torremolinos abandonaron ayer su condición de escuadras invictas en el grupo cuarto, al tiempo que de una de esas derrotas se benefició un Vélez CF en racha negativa de resultados. El Estepona también arañó un tanteo más que positivo en su visita a un feudo como el del Melilla, donde el líder del grupo quinto está arropado por su gran masa social.

En la capital axárquica, los veleños doblegaron en el derbi provincial de la mañana a un Antequera que llegaba líder e invicto a una cita que ya se produjo la pasada campaña (ambas escuadras fueron las primeras de la provincia en saborear esta nueva RFEF). El partido se decantó por la mínima para los locales (10). El Juventud Torremolinos cayó en casa en la visita que le rendía esta vez el filial del Cádiz CF (0-2). Y el resultado del cuadro esteponero fue el mismo que reflejaba el marcador al inicio del duelo (0-0). Este último duelo depara el asalto de los costasoleños a la segunda posición de la tabla clasificatoria.

No obstante, la noticia negativa para la afición esteponera fue la tarjeta roja que Domingo Ferrer vio en el minuto 87, apenas 12 minutos más tarde de que el colegiado también hubiese expulsado con roja directa al defensa local Moisés Rodríguez. Ahora, el cuadro melillense sigue con una renta de cuatro puntos sobre el Estepona, que está empatado con el Cacereño en la lucha por esa segunda posición. A un punto les sigue el filial del Atlético de Madrid.

En el derbi provincial de la mañana de este domingo, el duelo se decantó para los veleños gracias a la diana que tras la reanudación anotó Luismi Gutiérrez. El traspié antequerano deja al líder con apenas un punto sobre el segundo en la tabla, un Mar Menor que tampoco ha bajado el pistón en estos primeros meses de competición.

Los murcianos han ganado al igual que el Antequera CF seis de los nueve encuentros jugados. La victoria saca al Vélez CF de la zona de peligro, al acumular 11 puntos con tres triunfos y dos empates en lo que va de Liga. En esa zona límite también se encuentra un Juventud Torremolinos que sólo ha podido sumar una victoria, si bien es cierto que ha acumulado hasta siete empates.

Ayer, el Cádiz B logró mantener su portería a cero hasta ya superada la primera hora de juego. En el minuto 61, el canterano Fornés rompió esa igualdad inicial y, ya en el descuento, con los costasoleños a la caza del octavo empate liguero, De la Rosa estableció un segundo y ya definitivo 0-2. Los cadistas son ahora cuartos, empatados a puntos con el filial del Betis (quinto) y con el Yeclano (sexto). Justo por delante aparece, a dos puntos del Mar Menor y a tres del Antequera, un Recreativo de Huelva que aspira a recuperar durante esta campaña su mejor versión. En esa pugna por la zona alta, el próximo fin de semana va a deparar un nuevo derbi provincial en el grupo cuarto de Segunda RFEF.

Será el Antequera el que reciba en esta ocasión al otro rival de la provincia, ese Juventud Torremolinos que también ha abandonado esa condición de escuadra invita. El Vélez CF se desplazará por su parte a tierras almerienses, donde le espera un CD El Ejido 2012 que presenta peores números. Los locales han encadenado hasta cinco derrotas, una más que los axárquicos.

El Estepona recibirá por su parte a un Atlético El Paso que también ha sumado cinco derrotas en el grupo quinto. El representante de la localidad de la isla de La Palma no pudo ayer con el filial del Atlético y cayó en casa por 2-4.