La lógica se impuso a la ilusión. La fiesta vivida en La Rosaleda desde horas antes del encuentro no pudo ser completada con una machada histórica del CD Rincón sobre el césped. Pero poco importa, era un día para disfrutar, y así lo hicieron los axárquicos, compitiendo de la mejor manera que pudieron ante un rival que de LaLiga Santander. El RCD Espanyol hizo valer su superioridad en el segundo tiempo, ya cuando ambos equipos estaban con 10, y se llevó el encuentro y la eliminatoria por 0-3 con goles de Puado, Edu Expósito y Joselu.

Los futbolistas rinconeros estarán deseando volver a visualizar el partido repetido para verse en pantalla. Y hacen bien, porque la puesta en escena de los de Aitor Castillo distó poco de la de un equipo profesional. Bien replegado, con las líneas juntas y con Pepe Capitán descolgado para que pudiera dar algo de aire al equipo en balones largos. El Espanyol chocaba una y otra ver con el muro rinconero. Mingui tenía ganas de hacer de las suyas, a los de rojo les costaba salir, pero cuando tenían la pelota la querían y la jugaban con sentido. Era difícil llegar al área rival, pero pasaban los minutos y apenas sufrían y el marcador seguía 0-0.

Y al filo del descanso llegó una jugada que hizo creer al Rincón en la hazaña. Dani Gómez apartó al colegiado de malas formas en sus protestas y Pizarro Gómez le expulsó. Se quedaba con 10 el Espanyol con todo el segundo tiempo por delante.

Pero la desigualdad numérica duró poco. A los cinco minutos del segundo tiempo, Toni Conejo hacía una fuerte entrada por detrás y Pizarro Gómez también le mostraba la roja. Volvían a igualarse las fuerzas en cuanto a efectivos sobre el verde.

Y hasta los 59 minutos llegó la resistencia de los de Aitor Castillo. Encontró los huecos el Espanyol y Javi Puado definió en boca de gol. Se adelantaban los barceloneses a falta de media hora.

El cansancio iba haciendo mella en los rinconeros. El campo cada vez se iba haciendo más grande, y más desde que también se quedaron con 10 jugadores sobre el césped. Y a 20 minutos del final, Edu Expósito puso la sentencia con un gran disparo desde la frontal.

La cuesta ya era demasiado empinada y las fuerzas estaban muy justas. Eso sí, la afición seguía animando con cada buena acción de los de Aitor Castillo. Joselu hizo el 0-3 en el tramo final. No pudo ser, pero el honor es para equipo axárquico.

Los jugadores del CD Rincón que pisaron el césped de La Rosaleda no olvidarán nunca este día. Hace dos años ya tuvieron la oportunidad de competir frente a un Primera como era el Alavés en Martiricos, pero lo tuvieron que hacer sin público por culpa de la pandemia. Esta vez los rinconeros estuvieron acompañados de más de 8.000 seguidores que se lo pasaron en grande durante la previa y los 90 minutos del partido. El conjunto axárquico escribe una nueva página en su historia.