Las selecciones de Andorra y Austria jugaron en la tarde del miércoles un encuentro amistoso a puerta cerrada en La Rosaleda. El feudo blanquiazul, que quiere ser una de las sedes españolas del Mundial 2030, ya se está acostumbrado a acoger este tipo de encuentros. El choque terminó con victoria austriaca con gol de Arnautovic (0-1).