El CAB Estepona no levanta cabeza con su quinta derrota en Liga (83-56), la cuarta consecutiva. Parecía ir mejor con un frenético inicio de partido el vivido en el Olímpic de Badalona impulsado por la dupla montenegrina formada por Snezana Aleksic y Ana Pocek, llegando al ecuador del primer cuarto con 9-14 en el marcador tras los primeros puntos de Noelia Masià. Aguantaba el envite la Penya gracias a siete puntos de Alexus Johnson en primera instancia y más tarde gracias a la interior polaca Aleksandra Parzenska, llegando a ponerse por delante (21-20, min. 8), pero dos canastas de Jone Azkue permitieron cerrar el primer cuarto con ventaja: 23-24.

Nada tuvo que ver el segundo parcial en ritmo. Ambos equipos ajustaron atrás, los tiros liberados brillaron por su ausencia y cada canasta había que trabajarla mucho. Con más visitas a la línea de cuatro sesenta que puntos en juego, llegaba un triple de Gala Mestres (30-27, min. 15) que suponía la máxima renta hasta el momento para las de Jordi Vizcaíno. Hasta cuatro jugadoras visitantes (Eva Cases Rey, Azkue, Pocek y Sara Castro) ya estaban con dos personales y hubo que dar algunas concesiones atrás que castigó el cuadro local con un nuevo triple de Mestres (36-31, min. 17) para poner el 42-34 antes del descanso.

Una clara mejoría defensiva tras el paso por vestuarios permitió al CAB Estepona acercarse en el marcador, concediendo tan solo cinco puntos en los mismos minutos y situándose a tres puntos (47-44) tras dos tiros libres de Masià. Pero esa mejora defensiva vino acompañada de personales: la tercera de Pocek, dos seguidas de Azkue y una técnica a la interior montenegrina hacían que en apenas dos minutos el equipo entrara en bonus. Así, no pudieron mantener la intensidad y el cuadro catalán sumaba un parcial de 6-0 para situarse nueve arriba (53-44, min. 16). La falta de producción ofensiva, pues solo la castellonense Masià lograba ver aro, permitió a la Penya marcharse hasta los 13 de renta (61-48, min. 30) después de un nuevo triple de Mestres, que si bien contestaba en la siguiente jugaba Macarena D’Urso, no impedía marcharse por debajo de la decena al final del periodo: 61-51.

Y llegó la desconexión. Más de tres minutos sin ver aro con la Penya abriendo diferencias. Un triple de Alba Orois y dos canastas consecutivas de Johnson (68-51, min 33) provocaban el tiempo muerto de Pablo Bernabé. Regresaron Azkue y Pocek al parqué, pero ya no había nada que hacer, parecía que el partido había acabado para las visitantes. Después de estar a tan solo tres puntos a mitad del tercer periodo, el equipo no supo estar los cuarenta minutos al mismo nivel. Johnson y Mestres anotaron con facilidad, se unió al festival Dominic Toussaint y Parzenska sumó algo más para poner el 83-56 definitivo en el luminoso del Olímpic.