Caer está permitido, y más ante algunos equipos de la categoría, pero levantarse, dar el 100% y mostrar una buena imagen en casa, ante un público siempre entregado, es una obligación. Y esa es la del CAB Estepona para la décima jornada de esta Liga Femenina Challenge.

El conjunto entrenado por Pablo Bernabé, después de competir en Badalona durante 25 minutos, busca seguir avanzando y deberá hacerlo sí o sí, pues lo que es una mala racha de juego y resultados podría convertirse en urgencias de no lograr la victoria ante el Sernova Renovables Real Canoe.

El técnico maleno aseguró que volver a ganar «es algo necesario, y ojalá sea en este partido», pero sin esconder que el equipo debe «ir con toda la humildad del mundo y trabajar duro para que el triunfo se quede en casa» en la visita del cuadro madrileño. Bernabé apuntó que el Real Canoe «es un histórico del baloncesto nacional» y acudirán al Pineda «a por todas», pues considera que el CAB Estepona es «el rival idóneo al estar en mala racha».

En lo relativo al rival, afirmó: «Están haciendo una buena temporada, vienen de un ganar y están por encima de nosotras en la clasificación. Por lo que para ellas meternos otra derrota para separarse más sería muy importante». Además, Bernabé no escondió que en estos momentos «nos gane algún equipo en el Pineda no sería una sorpresa».

Respecto a la situación física del equipo, «varias jugadoras siguen con molestias», aunque el cuerpo técnico considera que «todas podrán estar disponibles». Además, Bernabé tuvo palabras para la afición del Pineda: «Nunca han fallado, ni en las derrotas, y seguro que este sábado veremos un muy buen aspecto. Nos tocará a nosotras darlo todo para refrendar ese apoyo con lucha, con ganas y, ojalá, con una victoria».

Será el primer encuentro de la temporada en el que el CAB Estepona se enfrente a una de sus exjugadoras de la pasada campaña, pues en el Sernova Renovables Real Canoe milita Carol Arfinengo, que vistió la elástica esteponera durante 24 jornadas.

Hablar de Real Canoe es hablar de una plantilla bien trabajada y sin grandes nombres propios. En las últimas temporadas el juego del conjunto entrenado por José Luis Vicente ha ido cambiando, pasando de una estructura más parecida a la actual a tener referentes interiores más marcadas.

Las exteriores Maca Roldán y Mariana Silva, junto a las interiores Dovile Miliauskaite y Lucía Rodríguez, acumulan el 72.6% de los puntos anotados por el Real Canoe, lo que define quiénes son sus anotadoras, sobre todo si se tiene que, a excepción de Cristina Mato, el resto de la plantilla únicamente suma 12 tantos por choque. Así, el trabajo en defensa debe pasar por frenar a sus puntales ofensivas, pero sin permitir que las demás jugadoras sumen por encima de sus guarismos.