España se movió en el alambre en su debut en la Copa Davis de Málaga y acabó cayendo sin red ante una Croacia que con un dos a cero eliminaba a los de Sergi Bruguera en su debut en la competición y se citaban con Australia en las semifinales del viernes. La solidez de Borna Coric ante Roberto Bautista en el primer duelo y la presión que tuvo Pablo Carreño ante Marin Cilic pudieron con los españoles, que dicen adiós a Málaga, donde llegaban con muchas dudas provocadas con las consabidas ausencias de Rafael Nadal y Carlos Alcaraz.

En el duelo decisivo, las tremendas dudas de Marin Cilic con su servicio llevaron el partido hasta un tercer set dramático en el que el croata acabó imponiéndose tras haber remontado un primer set en contra. Pese a las ¡15 dobles faltas! del jugador balcánico, sus ¡¡20 saques directos!! le permitieron superar a Pablo Carreño (5-7, 6-3 y 7-6) que por momentos hizo olvidar a la afición la ausencia del número 1 y el número 2 del mundo con puntos memorables que, al final, no fueron suficientes.

El primer juego del partido fue reflejo de lo que estaba en juego. Hasta 12 minutos tardó Cilic en sacar adelante un servicio plagado de errores (cuatro dobles faltas), en una dinámica que se repitió en el tercer juego, que también lo solventó con apuros ante un Carreño mentalizado en la importancia capital del encuentro y que ya había forzado hasta cuatro bolas de break…

Continuaba fallón Cilic, que con una mala dejada cedía su saque y España se ponía en ventaja con 3-2 y saque. Dos buenas derechas le dieron al croata la opción de romper, y con otro buen resto lograba igualar a 3 nada más perder su servicio.

Siguieron los apuros del número 17 del mundo con su saque, que consiguió defender con una buena volea de revés en la red y otro buen saque que Carreño no conseguía dominar, pero tanto fue el cántaro a la fuente que el asturiano lograba un nuevo break, en blanco, gracias a otra doble falta del ‘gigantón’ croata, la sexta.

El español, salvando una bola de break, mantenía su saque, ponía el 7-5 en el marcador y levantaba aún más los ánimos de la afición, que quería el dobles decisivo.

Lejos de bajar los brazos, Marin Cilic seguía en el encuentro forzando una primera bola de break después de mantener su servicio y, con la misma irregularidad pero efectivo con la derecha, se ponía 2-1 en el marcador al inicio de la segunda manga.

“Buena”, reconocía Carreño otra derecha cruzada de su rival y vaya que si lo era. Cilic seguía alternando puntos ganadores y con dobles faltas que mantenían al número 13 del mundo y primera raqueta española en la Davis siempre cerca en el electrónico.

Sin embargo, de nuevo la derecha cruzada de Cilic y una inoportunísima doble falta le dieron el break al croata, que esta vez sí estaba sólido con su servicio y ponía el 5-2 a su favor que le daba la ventaja y, a la postre, el segundo set (3-6).

Cilic estaba con la flecha para arriba en estos momentos del partido, lograba el break en el tercer juego con una gran derecha paralela, pero la inestabilidad del saque del croata y la ayuda de la cinta en un golpe paralelo permitieron a Carreño poner de nuevo la igualdad en el marcador y encender aún más al Carpena, que explotaba de locura cuando el asturiano salvaba una bola de break con un revés paralelo tras el intercambio de golpes más largo del partido. Pero ni con esas. Cilic lograba el break que, esta vez sí, confirmaba con su irregular servicio y ponía el 2-4.

Pero no todo estaba dicho todavía. Pablo mantenía el saque y aceptaba el regalo de Cilic, otro más, en forma de doble falta y de un suave segundo saque al que el asturiano respondía poniendo la bola en la línea. Con un ace cerraba su saque  y sumaba tres juegos consecutivos para apretar aún más la situación.

En un final no apto para cardíacos, Cilic mantenía el 5-5, Pablo salvaba un 0-30, el croata hacía lo propio con su saque estirando sus casi dos metros para rescatar una bola que le sobrepasaba y mandar el partido a la muerte súbita, en el que una ventaja inicial de Carreño se esfumó, consumando la derrota española que le deja fuera de la Copa Davis de Málaga a las primeras de cambio.

Croacia devuelve una bola ante Coric. Álex Zea

Bautista no pudo con Coric

La eliminatoria de cuartos de final de la Copa Davis que se está disputando esta semana en Málaga empezaba de la peor forma posible. Borna Coric superaba a Roberto Bautista en dos sets (6-4 y 7-6) para darle el primer punto y la ventaja a su equipo mediada la tarde del miércoles.

El primer set caía del lado croata tras unos primeros juegos de igualdad, siempre con la sensación de que, de ocurrir, el primer break caería a favor de Coric. Ya tuvo una opción en el primer saque español y, con 3-3 en el marcador, llegaba por fin la rotura. Tras un largo peloteo, dos nuevas bolas de break para el croata, para hacerse con el juego tras otro intenso duelo desde el fondo de la pista que culminaba con una volea de Bautista que se marchaba larga. La tarde comenzaba a torcerse para el tenista castellonense mientras que el croata ganaba en confianza. Cerraba con un ace el octavo juego. Bautista sacaba adelante su servicio y, en el décimo juego un tremendo saque a 211km/h de Coric le servía para poner la primera bola de set, que salvaba Bautista, valiente, trayéndose a Coric a la red para después superarlo con una volea. El juego se convirtió una balanza, con otra bola de set que salvaba el español, una bola de break que no conseguía culminar y un posterior remate a la red de Bautista que le daba una nueva bola de set a Coric que, esta vez sí, convertiría.

No cambió mucho el guion en el comienzo de la segunda manga. Se llegaba al 4-4 con un Roberto Bautista dándolo todo para mantenerse en el partido y un Coric sólido, seguro, y sin atisbo de debilidad con su servicio. Con un juego en blanco al saque, el ganador del Masters de Cincinatti de este año ponía el 5-5 en el marcador, que se aproximaba a una muerte súbita con más miedo que ilusión desde la grada. Bautista aseguraba el tie break con un juego en blanco… Coric hacía lo propio y el partido y el primer punto de la eliminatoria se decidiría en el tie break. El croata se ponía en ventaja gracias a un revés mal tocado por Bautista, que no podía superar a Coric en la red ni controlar su saque (14 saques directos en total a la conclusión del choque) y precisamente así, con un servicio directo, el croata cerraba el set y el partido, poniendo contra las cuerdas a las primeras de cambio al combinado español.

88

Copa Davis de Málaga | España - Croacia, en imágenes Álex Zea