Este martes comenzó la Final de la Copa Davis en un majestuoso Palacio de los Deportes José María Martin Carpena. La competición la abrieron Australia y Países Bajos en lo que fue la antesala del partidazo de cuartos de final que este miércoles enfrentará a España frente a Croacia.

La parte exterior del Palacio, donde se ubica la Fan Zone, fue desde primera hora de la tarde un hervidero de aficionados entre los que destacaban los holandeses, con sus típicos trajes, camisetas y bufandas naranjas, preparados para animar a su equipo desde las 16 horas en su cruce de cuartos contra Australia.

Repartidos por los estands de las diferentes marcas patrocinadoras de este evento, también disfrutaron del ambiente de la Copa Davis cientos de aficionados malagueños y llegados desde otras partes de la geografía andaluza y nacional. No faltaron tampoco la música y los juegos preparados por la organización, que hicieron las delicias de grandes y pequeños.

Ya dentro del propio Palacio, repartidos a lo largo de la entrada, se colocaron diferentes zonas de diversión, como un medidor de velocidad junto a una raqueta, que al golpear la bola indica con que potencia se ha impactado a la pelota. O una simulación de una pista real en tamaño «mini», para que mayores y niños jueguen un pequeño partido.

Entre los seguidores de la «Armada», división de opiniones respecto al papel que pueda hacer España en esta Fase Final de la Copa Davis. Las ausencias de Rafa Nadal y de Carlos Alcaraz provocan cierto recelo entre los aficionados por lo que pueda ocurrir en esta cita mundial en el Palacio.

Francisco Brenes, por ejemplo, fue uno de los consultados por La Opinión de Málaga, que se mostró bastante optimista: «Espero que gane España, a pesar de las dos bajas importantes que tenemos. Hay que confiar en ellos, yo creo que a la final llegamos. Hay tener en cuenta que otros equipos también tienen bajas importantes».

Gil García no ve a la «Armada» levantando el trofeo. «Espero que España por lo menos pase a semifinales. El cruce contra Croacia es factible, pero no creo que superemos las semifinales. La final es complicada».

Miguel Ángel Pachón tira de corazón para ser optimista. «Como español, espero que hagan un buen papel. Nos espera un rival difícil en cuartos de final, pero siempre esperamos pasar de ronda y por su puesto ya que estamos en España, pues que la Davis se quede en casa».

Agustín Benito tiene claro que no hay opciones. «España va a ganar la primera eliminatoria y en la segunda perderá. Sin Alcaraz y Nadal nos falta la calidad suficiente para pensar en algo más».

Por su parte, Trini María Garnica es algo más optimista: «A pesar de no estar ni Nadal ni Alcaraz, yo creo que tenemos un buen equipo y podemos tener un buen resultado», deseó.