Todo funcionó a la perfección en el Pabellón Fernando Argüelles en la 11ª fecha del calendario en un emocionante derbi andaluz. No decepcionó. El BeSoccer CD UMA Antequera se llevó un triunfo importantísimo. Las gradas vibraron para no dejar escapar los tres puntos del fortín de la Ciudad de Los Dólmenes. Daniel Fernández y Burrito dieron una ventaja en la primera mitad del duelo. En la segunda, Miguel la amplió con un poderoso remate y Córdoba Patrimonio de la Humanidad, con el ataque de cinco con portero-jugador, ajustó el marcador final (3-2).

El envío de balones a Pablo Ramírez se convirtió en el principal recurso ofensivo para ir ganando confianza en el 40x20. El pívot demostró su capacidad para recibir de espaldas a portería, proteger la pelota y generarse el hueco para disparar. No pudo marcar porque Fabio estuvo muy acertado bajo palos. La inauguración del marcador se produjo en el minuto 6. Dani Ramos divisó que Daniel Fernández había iniciado una veloz carrera pegado a la línea de banda y le trazó un pase en profundidad con el que pudo ganarle la espalda a su defensor. El cierre madrileño se orientó el esférico y optó por definir por debajo de las piernas del guardameta (1-0).

La igualdad pedía la aparición en la pista de los jugadores con más talento. En el cuadro local, Burrito quiso dejar su huella en el choque. El ‘2’ realizó un ataque mágico con el que levantó los aplausos del público. Se inventó una finalización en la que primero hizo una pisada con la que tuvo al portero y, luego con un toque sutil, elevó el balón hasta que terminó en el fondo de la red (2-0). La obra de arte del malagueño ayudó a colocar más distancia.

El resultado obligó a los visitantes a dar un paso al frente, pero se toparon con una férrea defensa liderada por un Alvarito que se encargó de desactivar a los pívots a los que tuvo que cubrir.

En el tramo final de la primera mitad, Dani Ramos hizo un gran esfuerzo defensivo para despejar la pelota dentro del área e impedir el tanto del Córdoba. Conejo, por su parte, continuó concentrado y muy seguro en cada una de sus intervenciones o sus participaciones con el pie para salir de presión. En el otro lado de la cancha, Fabio colocó el pie para repeler un zurdazo ajustado de Pablo Ramírez.

La segunda mitad comenzó con mayor dominio del cuadro verde. Un momento clave llegó tras la expulsión por doble amarilla de Lucas Bolo. Los dos minutos en superioridad tuvieron un efecto positivo en el resultado. La ofensiva cuatro contra tres salió mejor que con Industrias Santa Coloma y Jaén Paraíso Interior. Miguel Conde, en la circulación del esférico de un lado a otro, sacó a relucir el cañón de su pierna derecha. Con un remate potente a media altura, batió a Fabio y subió el 3-0 al luminoso.

La tercera diana fue un premio al esfuerzo global del equipo anfitrión. Lo dio todo en cada lance y, apoyado por su gente desde las gradas, luchó con ahínco para no dejar escapar un triunfo que parecía cercano, pero por el que tocó sufrir. Viana marcó el 3-1 y Josan González, a falta de cinco minutos, utilizó el ataque de cinco con portero-jugador. La defensa realizada por Pope, Óscar, Burrito y Alvarito fue excepcional. Solo Jesulito pudo romperla en el minuto 39 con un zurdazo ante el que no pudo hacer nada Conejo (3-2).

Córdoba apretó y los guerreros universitarios resistieron sin dejar que le igualaran la contienda. El BeSoccer CD UMA Antequera, en un Argüelles con un ambiente espectacular, se quedó con los tres puntos y tomó moral para una próxima semana en la que tendrá que afrontar dos jornadas. La 12ª el martes 6 de diciembre en la pista del Mallorca Palma Futsal (12h) y la 13ª, de nuevo como local, ante el Levante UD.