El Conservas Alsur Antequera sigue dentro de la buena racha de resultados que le ha hecho ir escalando posiciones en las últimas semanas en la División de Honor Plata de balonmano y quiere ir a por más en el siguiente encuentro. Los verdes se enfrentarán al BM Alarcos Ciudad Real este sábado a las 18:30 a domicilio.

El encuentro será, además, en el Quijote Arena, mismo lugar donde hace apenas un mes arrancó esta buena racha de tres victorias consecutivas, cuando los de Chispi se impusieron al Caserío de Ciudad Real (28-37). Desde entonces todo se cuenta con victorias, tras vencer también al Sant Quirze (31-25) y al Trops Málaga (21-19) en el derbi provincial disputado el pasado fin de semana.

Tras un arranque dubitativo en cuanto a resultados, el primer equipo del Club Balonmano Los Dólmenes ha logrado transformar el buen juego en resultados y, pese a estar hace apenas un mes en la zona baja, logró reengancharse en los puestos de fase de ascenso al sumar 8 puntos y colocarse en quinta posición.

El rival de los antequeranos de este fin de semana será el Balonmano Alarcos Ciudad Real. Un duelo directo ya que los castellanomanchegos suman 6 puntos en la tabla, solo dos menos que los malagueños, aunque llegan de dos derrotas consecutivas: ante el Barça Atlètic (38-21) y ante el Caserío de Ciudad Real (25-20) en otro derbi local de la pasada jornada.

El equipo entrenado por Chispi deberá tener mucho cuidado con los de Ciudad Real, ya que en la segunda jornada del campeonato liguero lograron llevarse los dos puntos del Fernando Argüelles. Fue un duelo igualado que se terminó por resolver en los últimos minutos con un resultado de 24-26.

Martín Molina, jugador del Conservas Alsur Antequera, valoró la victoria en el derbi del pasado fin de semana: “Es un gran paso que dimos para empezar con buen pie la segunda vuelta”. Tras ello, ahora el objetivo no es otro que seguir la racha en Ciudad Real: “El sábado vamos a intentar la cuarta victoria consecutiva. Estamos preparados, motivados y con ganas de jugar. El Alarcos es un equipo difícil, sobre todo en defensa. Aquí nos pusieron las cosas complicadas”.