Kiosco La Opinión de Málaga

La Opinión de Málaga

Patinaje artístico

Natalia Baldizzone, una número 1 mundial que no se cansa de ganar

La patinadora fuengiroleña cierra 2022 en lo más alto del ránking mundial y fija sus objetivos para 2023 en revalidar en Italia su título europeo y en Colombia su título mundial

Natalia Baldizzone se entrena cada día en el pabellón Juan Gómez Juanito de Fuengirola. Instagram

Natalia Baldizzone es una de las jóvenes estrellas del deporte malagueño. La patinadora fuengiroleña tiene un currículo prácticamente insuperable, siendo vigente campeona de Europa, vigente campeona del mundo y subcampeona de los World Skate Games en la disciplina de patinaje artístico y en la modalidad de «Solo Danza». La deportista costasoleña ha hablado con La Opinión de Málaga sobre este año que ya se marcha y también de los retos principales que le aguardan en el inminente 2023.

La patinadora malagueña del club «El Tejar» empezó a competir en 2007, cuando participó en su primer campeonato de España y desde entonces solo ha hecho que cosechar éxitos. Pese a su juventud, tan solo tiene 22 años, se ha colgado ya 2 oros en campeonatos del mundo, ha sido cuatro veces de manera consecutiva campeona de Europa y en este 2022 terminó subcampeona de los World Skate Games celebrados en Argentina.

Baldizzone se muestra contenta por cómo va su carrera deportiva: «Siempre opino que cada año es diferente al anterior y que hay que tratar de mejorar, seguir subiendo peldaños y tratar de ser una mejor versión del año anterior. Conforme más mayor me voy haciendo más pasión e intensidad le pongo dentro de la pista», asegura.

Ante este inminente ya final de año, la joven deportista hace un balance positivo de 2022: «Ha sido un buen año, he terminado número 1 en el ránking mundial al final de temporada, con unas experiencias inolvidables, como el oro en el campeonato de Europa en Andorra y bueno, en Argentina, esa plata. Estoy muy contenta por el trabajo realizado y por los resultados. Más que satisfecha», explicó.

Su dedicación al patinaje empezó a los 15 meses cuando se subió por primera vez a unos patines y desde entonces no ha parado de entrenar, de la mano de su madre, Angélica, que ejerce de entrenadora.

No es nada extraño verla en el Pabellón Juan Gómez Juanito de Fuengirola, donde dedica largas horas a su formación deportiva, dependiendo del momento de la temporada en la que se encuentre. «Trabajo como mínimo dos veces al día, 2 horas por la mañana y otras 2 por la tarde, más la preparación física, la flexibilidad, la coreografía y demás cuestiones propias de mi deporte».

Baldizzone compagina la práctica de su deporte con los estudios en la Universidad de Málaga en el Grado de Educación Primaria. Durante esta entrevista, de hecho, está en el descanso de las práctica en un colegio: «La verdad es que tengo de dar gracias a la UMA porque sin el apoyo que nos dan a los deportistas y las facilidades que nos dan, que nos permiten adaptar horarios para poder acomodarlo a nuestras carreras deportivas, no sería posible poder compaginarlo todo». Eso sí, debido a que su deporte no entra dentro de los practicados en la UMA, no puede optar a las becas deportivas que la Universidad otorga a otros deportistas.

Juegos Olímpicos

En lo referente a sus objetivos futuros, a la patinadora le gustaría ser un referente «para todas las niñas y niños que estén empezando, ser esa imagen en la que reflejarse». Además, como todo deportista, su sueño es ir a los Juegos Olímpicos. En su deporte la franja de edad en la que se mantiene una patinadora activa es de en torno a 28 años, aunque esto depende mucho de cada persona. «El sueño de todo patinador es asistir a unos Juegos Olímpicos. Estamos a la espera de poder entrar en el programa, ya ha entrado el skate y esperemos que entren otras modalidades y que me pille en activo y poder llegar a participar en unos Juegos», deseó.

Natalia se siente querida y respetada por los medios de comunicación de Málaga, donde cada vez tiene más protagonismo, tanto ella como su deporte. «Desde el año pasado la prensa malagueña me están sacando poco a poco, aún y cuando es un deporte minoritario, voy saliendo en redes, periódicos, radios, así que muy contenta en ese ámbito». Eso sí, la patinadora costasoleña echa de menos más publicaciones a nivel nacional porque como ocurre con la gran mayoría de deportes considerados minoritarios, son eclipsados por deportes con mayor repercusión mediática: «Me gustaría que hubiera más repercusión a nivel nacional, porque yo voy representando a España, en cualquier otro deporte que un deportista consiguiera una medalla de oro o de plata en un campeonato del mundo tendría una repercusión mediática más grande, pero al menos poco a poco va avanzando», asegura.

Desde luego, Baldizzone merece todo el protagonismo que se le dé. Campeona de Europa, del mundo y número 1 del ranking mundial, la patinadora malagueña es una deportista top cuyo esfuerzo bien vale el reconocimiento de todos.

Compartir el artículo

stats