Kiosco La Opinión de Málaga

La Opinión de Málaga

Historias navideñas

FC Santa Claus, el equipo que crearon los ‘elfos’ de Papá Noel y tiene lema ‘atlético’

Fundado en 1992 en Rovaniemi, disputa sus partidos en la regional de Finlandia, con un escudo que lleva al ‘gigante rojo’ y una equipación inspirada en su indumentaria - «Nunca dejes de creer» es el eslogan del club, que estuvo a punto de desaparecer

Los jugadores del FC Santa Claus con Papá Noel, su presidente honorífico, en un campo nevado. | FC SANTA CLAUS

Miles niños y niñas corren hoy con el balón que les ha traído Papá Noel. Rompen la rutina digital para convertirse en aspirantes a ganar un Mundial. La ilusión universal del fútbol que llega a todos los puntos de la geografía, por recónditos que sean. Como la localidad finlandesa de Rovaniemi, el hogar del ‘gigante rojo’, quien dio su beneplácito en 1992 para fundar el FC Santa Claus AC (‘círculo polar ártico’), un equipo compuesto por vecinos de la localidad y trabajadores de los negocios navideños.

El FC Santa Claus, que milita en el nivel más modesto del fútbol en Finlandia, se formó en 1992 fruto de la fusión del Rovaniemen Reipas (RoRe) y Rovaniemen Lappi (RoLa). Su desempeño ha sido mayormente entre la tercera y la cuarta división. En 2010 se quedaron a un paso del segundo nivel. «El equipo que nos ganó ese día, el HIFK de Helsinki juega ahora en Primera División», se lamenta Juha Etelainen, portavoz del club.

A 40 bajo cero

Él ha estado siempre en la primera línea de una batalla que no ha sido fácil, porque el equipo estuvo a punto de desaparecer en dos ocasiones. La realidad del FC Santa Claus no son solo las extensas fotogalerías que se publican estos días, donde concentran el interés mediático mundial. Este club ha luchado desde las restricciones del amateurismo y en condiciones ambientales que habrían derrotado a la mayoría. «En enero es bastante normal que se alcancen los 30 grados bajo cero e incluso los 40», relata Etelainen en la web oficial del club.

Son las temperaturas más extremas que se dan en meses durante los que las competiciones escandinavas paran, pero que se repiten en alguna jornada liguera en el Saarenkylän Tekonurmi stadion. El pequeño feudo del club tiene un aforo para 2.000 espectadores, suficiente para las jornadas regulares, pero que se quedó pequeño en los amistosos que el equipo disputó hace años contra el Crystal Palace y el West Ham.

«El lema de nuestro club es ‘Nunca dejes de creer’, algo que siempre hemos hecho. No ha sido fácil, porque a veces no ha habido dinero para competir», explica Etelainen, citando el eslogan compartido con el Atlético y refiriéndose a los episodios más oscuros de la historia del FC Santa Claus. En 2013 el equipo entró en bancarrota técnica y fue descendido administrativamente.

Dificultades económicas

En 2020, la pandemia provocó que muchos de los trabajadores que componen el grueso del equipo abandonasen Rovaniemi, por lo que configurar un once inicial era una actividad quimérica. Aunque esta es una dificultad con la que han lidiado incluso en momentos mejores. De media, cada temporada recorren 10.000 kilómetros, la mayoría en autobús, «algo que sufren nuestros traseros». Esto provoca el escaqueo y genera convocatorias surrealistas, con cuatro porteros que ejercen por obligación como jugadores de campo.

Los mejores resultados del FC Santa Claus llegaron cuando se invirtió para traer a jugadores extranjeros con los que elevar el nivel. Debido a la condición amateur, el club busca trabajo a los futbolistas cuando no hay competición. La mayoría ejercen de ‘elfos’, vendiendo en el mercado navideño, despachando en la tienda oficial del club o incluso abriendo las toneladas de cartas que recibe Papá Noel, que ha hecho el saque inicial en varios partidos y quien se confiesa amante del fútbol.

«Yo jugaba de joven, aunque en ninguna posición en concreto. Simplemente corríamos detrás del balón por diversión, que debe seguir siendo el motor de este equipo», dijo Santa Claus en declaraciones recogidas por FourFourTwo. A pesar de las complicaciones, el club siempre ha salido adelante a través del ingenio lúdico. Hace unos años crearon una escuela de ‘fútbol-nieve’ que ponen en marcha cada invierno.

Un saque de honor de Santa Claus

La Copa Santa Claus

Los jugadores del club juegan contra turistas en un campo completamente nevado. «Medio millón de personas visitan cada año el pueblo, por lo que montamos un montón de partidos. Uno de los últimos fue contra un grupo de irlandeses de 80 años», cuenta Juha Eteläinen, el portavoz de una entidad que, al revés que estos improvisados contrincantes, siempre se ha caracterizado por su juventud.

Este equipo finlandés ha tenido un activo papel en la promoción del fútbol base de la región. Es el organizador de la Copa Santa Claus, un torneo juvenil en el que han participado equipos de España o China. Se disputa a mediados del verano, cuando el sol no se pone durante un mes completo, por lo que algunos encuentros se prolongan hasta las 2 de la mañana. Precisamente, en el gigante asiático surgió un gran apoyo que ha permitido al club de Papá Noel volver a soñar con cuotas deportivas y sociales mayores.

En 2015, Bewin, el creador de la ‘app’ WeChat, el equivalente a WhatsApp en China, firmó un acuerdo por el que se convirtió en patrocinador de la escuadra. Nunca antes, desde su fundación, había lucido propaganda en su camiseta. Fruto de esta colaboración, el equipo ha hecho una gira por Asia, donde ha jugado contra Michael Owen o Alessandro Del Piero, y sus partidos se han retransmitido a todo el mundo.

Labor solidaria

«El nivel de seguimiento que genera Santa Claus en China es alucinante, por lo que no dudamos en plantearnos una sinergia con ellos», señalaba Feng Gao, uno de los responsables de la compañía. Fruto de este acuerdo, el FC Santa Claus ha podido mantener su activa labor solidaria, por la que dona 10 euros de cada camiseta que vende a UNICEF. Además, parte de la recaudación de la citada Copa Santa Claus va para la iniciativa ‘Water run’, un proyecto que hace llegar agua potable a zonas devastadas.

«La solidaridad es un aspecto clave para el ‘Santa’. Queremos trabajar por un mejor mañana y contribuir a que todos los niños del mundo tengan las mismas oportunidades», concluye Juha Eteläinen en la declaración de intenciones pública de un equipo que también recibe cada año varias peticiones de pequeños que quieren jugar en sus filas. Candidatos a ‘elfos’ que complementan su abnegada labor de hacer feliz a la pequeña humanidad con carreras por campos en los que defienden el orgullo del pueblo de Santa.

Compartir el artículo

stats