La jugadora Waltiea Rolle llega al CAB Estepona Jardín de la Costa del Sol para sumar consistencia al juego interior. Se trata de una jugadora que con sus 1,98 metros puede ser determinante en defensa y en ataque posee buenos movimientos cerca del aro. La pasada temporada ya tuvo una primera experiencia en Estepona, con un contrato temporal, disputando ocho encuentros, seis de ellos, una vez adaptada con mucho impacto en el juego llegando a colocar cinco tapones ante NB Paterna.

La bahameña, en su último año universitario, fue elegida en el mejor quinteto defensivo y sus 89 tapones en una sola temporada, en 35 partidos, hablan por sí solos. Su último equipo antes de recalar la pasada temporada fue el Xinjiang Magic Deer chino (12,3 puntos y 7,6 rebotes en 20 minutos), donde también militaron jugadoras de la talla de Natasha Howard o Glory Johnson.

Rolle fue la primera jugadora de Bahamas en ser elegida en el draft de la WNBA y jugar en la liga estadounidense –a día de hoy Joquel Jones, aunque nacionalizada bosnia, eclipsa a cualquier jugadora del país caribeño– gracias a su elección en tercera ronda en 2013 con Minnesota Lynx, aunque renunció esa temporada para finalizar sus estudios en North Caroline. Un año más tarde, ya en las filas de Seattle Storm, tras pasar por Europa (11 puntos y 8,5 rebotes en el Nymburk checo), disputa seis encuentros en los que promedia 2,7 puntos y 3,2 rebotes.

Sus casi dos metros de altura le hicieron recalar en la liga China, donde las restricciones de extranjeras son muy severas y muchas jugadoras WNBA, sobre todo interiores, suelen acudir fuera de la temporada americana para continuar su carrera. Antes de eso pasó por Turquía con promedios de 14,6 puntos, 9,6 rebotes y 2 tapones, además de otras ligas europeas, donde siempre demostró ser determinante.