Segunda derrota consecutiva para el Costa del Sol Málaga, que cayó frente al Super Amara Bera Bera (23-25). Lleno hasta la bandera en Carranque, en un sábado donde se vivió un ambiente de fiesta. Faltó la guinda en un duelo donde el acierto de cara a puerta penalizó mucho. Se quedan en cuarto lugar las «panteras», que mejoraron de manera ostensible su imagen y ahora afrontarán una semana de parón competitivo por la ronda de clasificación para la Copa de la Reina que acogerá el Carpena en abril. Tiempo para resetear y levantarse.

Se levantó la grada en los primeros compases porque las malagueñas volaban y anotaban. Las gemelas ofrecieron la primera ventaja (2-0). Pero pronto las de Imanol Álvarez, que habían estado cinco minutos sin anotar, cogieron el paso y se metieron en el choque. 

Sole y Espe López se combinaban para continuar gobernando el duelo. Gabi Pessoa, desde los siete metros, puso el 10-8. Merche Castellanos emergió con varias paradas. Rompió la dinámica ascendente una exclusión con la que las vascas hicieron daño. Una activa Elke Karsten tomó el mando y volteó el resultado. Al descanso, 11-13.

Ahora les costaba a las «panteras», que se toparon con la defensa del Bera Bera. Maddi Aalla se agigantó en portería. Les faltó acierto a las de Suso Gallardo, que erraban ocasiones manifiestas de gol y eso penalizó mucho de cara a poder invertir la cuesta. Isa Medeiros lo empató a falta de 15 minutos (17-17), pero faltaba ese colmillo decisivo con el que hacer sangre en momentos de debilidad del rival. Otra exclusión fue una cornada para las aspiraciones locales y el Bera Bera cogió oxígeno. Pero se levantaron las malagueñas y Roca Campigli lo igualó (20-20, 21-21).

Ahí aceleraron las vascas, con Marie Louis en el extremo percutiendo y definiendo bien en los momentos de la verdad. Esa marcha extra le permitió sumar dos puntos que le consolidan aún más en la primera plaza. 

Nueva derrota para las «panteras», que dieron un paso adelante y ofrecieron un nivel muy alto ante el mejor equipo de España a día de hoy. Se quedan en cuarto lugar y ahora tendrán una semana de descanso para levantarse. A inicios de febrero toca visitar a otro duro rival: el Rocasa Gran Canaria.