Baloncesto

92-62: Estados Unidos enamora al Carpena ante una Eslovenia sin Doncic

La selección de Steve Kerr arrolló al conjunto europeo en un partido dominado desde el primer minuto, marcado por la ausencia de la gran estrella rival y con un Anthony Edwards con 15 puntos

Estados Unidos arrasó de principio a fin a Eslovenia.

Estados Unidos arrasó de principio a fin a Eslovenia. / EFE

Iván Alarcón López

Rodillo estadounidense el que pudo presenciar el Martín Carpena en una segunda jornada del Torneo del Centenario plácida y tranquila para la selección de Steve Kerr, que dominó desde el primer hasta el último minuto ante Eslovenia (92-62). Un equipo, con la baja de Luka Doncic tras un golpe ante España, que vio pasar por delante de sí a un grupo muy superior a las prestaciones con las que parecen llegar los europeos al Mundial.

Y es que poco antes de comenzar el partido se supo la noticia de que la estrella de Eslovenia no iba a participar en el enfrentamiento. Una pena para los aficionados que deseaban ver al mayor reclamo del torneo en directo. El equipo intentó plantar cara, pero no lograron ponerse por delante en todo el partido. Un equipo que debe de mejorar en las tomas de decisiones en ataque y no dejarse llevar tanto por las sensaciones del partido para justificar por qué está 'rankeada' como la 7ª mejor selección del mundo.

Mientras tanto, en un baloncesto como es el FIBA, en el que no se destaca por anotadores voraces, Anthony Edwards mostró su repertorio para acabar con 15 puntos el partido, erigiéndose como el líder anotador de los suyos. La estrella de los Wolves mostró todo su repertorio: velocidad, físico, técnica, etc. Consiguió varias canastas como un 2+1 espectacular que hizo enloquecer a todo el público. Cuando se conoció la lista todo indicaba que el anotador más puro de la plantilla era él y los pronósticos no se han equivocado en absoluto.

Sin Doncic, dominio estadounidense

Empezó Estados Unidos dominando a Eslovenia. Un equipo 'viudo' sin su gran estrella que no anotó hasta casi tres minutos después del inicio del partido (7-2). Sin embargo, conforme fue avanzando el encuentro se fueron nivelando las cosas y la selección europea empezó a responder con su mejor arma: el triple. De tres en tres lograron colocar el 25-22 en un primer cuarto mucho más igualado de lo que se podría esperar.

Sin embargo, el segundo período nada tuvo que ver con el anterior. Un inicio arrollador de los de Steve Kerr puso un parcial de 41-26 hasta el minuto 5.30, en el que los eslovenos solo habían anotado dos canastas hasta el momento. Portis se convirtió el instigador principal con un triple y un par de canastas que avivaron a los suyos. Mientras que el espectáculo lo pusieron Brunson y Edwards con un mate digno de concurso para mostrarle al público del Carpena cómo se las gastan en la NBA. No perdonaron ninguna y poco pudo hacer Eslovenia (47-31).

El tercer cuarto siguió la tónica de los otros dos, Estados Unidos tomando ventaja y Eslovenia a tirones intentando plantar cara a su rival, que no se levantó en ningún momento. Incluso los focos pasaron más a los 'highlights' de los distintos jugadores que a las jugadas ejecutadas por ambos equipos. La distancia en el marcador apenas se movió durante todo el tiempo reglamentario, Haliburton con una gran entrada a canasta anotó los últimos puntos del cuarto, 67-49.

Eslovenia intentó mantenerle el pulso a Estados Unidos y cierto es que el combinado norteamericano bajó -aparentemente- un par de marchas. Parece que el grupo elegido por la federación estadounidense se ha adaptado a las reglas con celeridad a las normas FIBA. Y poco más de un cuarto en el que no pasó nada extraño ni asombroso más allá de los deleites que ofrecieron los Johnson, Jaren Jackson, Brunson para poner el 92-62.

Este domingo, el plato fuerte: España-Estados Unidos para cerrar el Torneo del Centenario.