Fútbol

La hora de Brahim: del "otro Bellingham" al "nuevo Vinicius"

El malagueño se ha ganado los minutos supliendo la baja del inglés, pero ahora Ancelotti le reclutará para asumir el rol desequilibrante del brasileño en la banda

Brahim Díaz, en un partido con el Real Madrid.

Brahim Díaz, en un partido con el Real Madrid. / EFE

Fermín de la Calle

"Puede que haya sido injusto con Brahim estos meses. No pasa nada por decirlo. Como excusa diré que en su posición óptima está jugando Bellingham. Ha realizado actuaciones de enorme calidad y sacrificio ante Braga y Valencia. Podía haber jugado más estos meses", confesó con naturalidad Carlo Ancelotti tras la goleada del Real Madrid ante el Valencia, en la que Brahim Díaz fue uno de los más destacados. 

Brahim cumplía así dos titularidades con dos victorias y un gol, frente a portugueses en Champions y valencianos en Liga, antes del parón de selecciones. Jude Bellingham está en condiciones para jugar en Cádiz, aunque se ha reservado en los entrenamientos de esta semana para terminar de recuperarse de su hombre. La aparición del inglés condenaría a Brahim a la suplencia de nuevo, pero la lesión de Vinicius, que estará fuera entre tres y cinco meses, le abre la puerta al malagueño para seguir ganando minutos e importancia en el equipo. 

Apuesta de Davide Ancelotti

Brahim ya aprovechó su oportunidad en el partido ante Las Palmas, en el que fue titular, marcó y fue elegido 'jugador del partido'. Detrás de aquella titularidad estaba la figura de Davide Ancelotti, hijo y ayudante de Carletto, que tiene en Brahim a uno de sus jugadores fetiches de la plantilla. Brahim respondió entonces y eso provocó que Carlo pensase en él tras la lesión de Bellingham. Y el marroquí ha vuelto a ganarse un puesto en el once, como advertía el propio jugador tras el triunfo ante el Braga: "Estoy muy contento de poder demostrar en el campo. Me merezco más y hoy me lo ha dado... Elegiría jugar siempre, pero hay muchos grandes jugadores. No te puedo decir en qué posición elijo porque igual si lo escucha el míster le cuesta ponerme más". Se reivindicaba inteligentemente, sin significarse en una demarcación concreta, algo que ahora puede ser decisivo. 

La lesión de Vinicius deja la banda izquierda huérfana y Brahim encaja en ese rol, aunque su posición natural sea, como advirtió el técnico, la de mediapunta que ocupa Bellingham. Pero la falta de recursos en ataque invita a pensar que el técnico de Reggiolo hará justicia ahora y le dará la oportunidad en la izquierda. Una posición que no es desconocida para el canterano de Valdebebas, quien además apuntaba, tras jugar 34 minutos ante el Getafe, su buena química con Bellingham: "Desde el primer momento tuvimos una conexión muy buena. Nos llevamos bastante bien fuera y dentro del campo. Conectamos en cada instante que tenemos la pelota. Bellingham es un crack, un fuera de serie. Yo estoy muy contento con la posibilidad de ayudar al equipo. Este grupo es increíble, me han tratado increíble y se ve que los jugadores son de otro nivel". 

Ahora llega el momento de Brahim, que cuenta con el respaldo de Davide Ancelotti, el reconocimiento de Carletto tras sus buenos partidos, y con el cariño del vestuario, donde Brahim "ha caído de pie". Su actitud constructiva y su competitividad en los entrenamientos, especialmente cuando no disponía de minutos, le ha granjeado la complicidad de los compañeros, que se alegran de sus éxitos. 

¿Un mes a la Copa de África?

Y mientras eso ocurre, el extremo se debate entre jugar con la selección de Marruecos o la de España, aunque parece claro que su decisión final será vestir la camiseta del país norteafricano, donde tendrá más posibilidades de destacar que con los de Luis de la Fuente. Pese a que el malagueño conoce al técnico de Haro por haber coincidido en las categorías inferiores, Brahim ya tendría decidido enfundarse la zamarra de Marruecos, algo que ha levantado inquietud en el Real Madrid, porque podría ser convocado para irse entre el 13 enero y el 11 de febrero a Senegal a la Copa de África con los Leones del Atlas'.

Pese a ello, en el club blanco afirman "estar tranquilos" porque aseguran que "el jugador no tiene en mente ir a la Copa de África y así nos lo ha hecho saber". Mensaje previo a la lesión de Vinicius, contratiempo que exige el compromiso de Díaz y le abre una ventana para hacer indispensable para Ancelotti. Es el momento de Brahim.