Preolímpico

Lección de coraje de España y a un paso de los Juegos Olímpicos

Un enorme Willy Hernangómez lidera a España ante Finlandia en una Fonteta que vibró antes de la final ante Bahamas

Alberto Díaz, decisivo en el último cuarto ante Finlandia.

Alberto Díaz, decisivo en el último cuarto ante Finlandia. / FEB

Jorge Valero

Solo Bahamas separa ya a España de París. La selección española dio una auténtica lección de coraje para sobreponerse a un delicado momento al inicio del último cuarto y, liderados por un colosal Willy Hernangómez, derrotó a una correosa Finlandia por 74-81 ante una Fonteta que llevó a los de Scariolo en volandas.

El seleccionador salió con el quinteto habitual, con Lorenzo Brown, Sergio Llull, López-Arostegui, Santi Aldama y Willy Hernangómez en un inicio de partido con intercambio de canastas en el que ninguno lograba abrir brecha. Willy, con un palmeo, estrenaba el marcador para España y repetía para poner el 4-4, antes de que Llull pusiera por primera vez por delante a los locales, que ayer jugaban ante una Fonteta casi llena pero también con la presencia de cerca de 2.000 finlandeses.

El seleccionador movía el banquillo a mitad de período dando entrada a Núñez y Brizuela, justo antes de que Aldama pusiera al público en pie con un espectacular mate (8-10). Little respondía desde el 6,75, pero de nuevo Willy desde el tiro libre y Rudy, con un triple, daban oxígeno a España (11-15).

Pero Finlandia volvía a mostrar su versión del jueves ante Polonia y, lejos de perder confianza, logró un parcial de 9-0 que les llevó al 20-15, liderados por Gustavson, Maden y Jantunen, sus héroes de la épica remontada que les dio el pase a semifinales. Brizuela lograba recortar diferencias para poner el 20-17 antes del descanso, pero España ya sabía que no podía confiarse lo más mínimo ante Finlandia, pese a la ausencia de su gran estrella, Lauri Markkanen.

Brizuela y Brown lideran la reacción

Y de nuevo Brizuela, con su juego eléctrico, logró devolver la ventaja a España con dos acciones individuales entrando a canasta en el regreso a la pista (20-21). Los locales cerraban bien en defensa y Aldama, con un triple, ponía el +4 en La Fonteta.

Nkamhoua y Jantunen devolvían la igualdad de nuevo, pero Lorenzo Brown empezaba a tomar el mando del partido y con 11 puntos en el segundo cuarto, permitió que España llegara al descanso con una ventaja relativamente cómoda para cómo había ido el partido (30-38). Willy, desde el tiro libre, sumaba también para consolidar una ventaja pese a los dos triples consecutivos de Maxhuni, aunque fue tras el paso por vestuarios cuando el pívot del FC Barcelona asumió todo el protagonismo anotador bajo el aro y forzando faltas, mientras Finlandia encontraba motivos para creer desde el 6,75, con Maxhuni, Jantunen y Grandison sumando de tres en tres para seguir metidos en el partido.

Dependencia de Willy

España no encontraba otro camino hacia el aro, la dependencia de Willy era absoluta, mientras Finlandia encontraba puntos desde el juego colectivo, llegando a ponerse a solo dos (54-56),a 2:39 del final tras un mate del joven Muurinen, que puso en pie a la afición visitante y obligó a Scariolo a parar el partido.

Pero nada cambió en la vuelta a la pista, Gustavson empataba el partido y Little, a falta de 13 segundos, volvía a castigar el aro local desde el 6,75 para cerrar el cuarto 59-56, ante la euforia de la animada afición visitante.

Alberto Díaz devuelve la esperanza

Los de Scariolo necesitaban reencontrarse y aunque Gustavson hurgó en la herida al inicio del último cuarto, Alberto Díaz, con dos triples y una recuperación para asistir a Brizuela, permitió a España volver a ponerse por delante (63-64), mientras Lassi Tuovi se veía obligado a pedir tiempo.

El partido entraba en su fase decisiva con nervios en los dos equipos y con un interminable intercambio de triples que alteraba constantemente los ánimos de la afición. Pero volvió a aparecer un gigante Willy Hernangómez (28 puntos) bajo el aro y con sus tiros libres y los de Brown, España se ponía 72-78 a 47 segundos del final. Finlandia no encontraba el triple y vio con impotencia cómo España lograba el pase a la final (74-81) del Preolímpico, ante una Fonteta prácticamente llena y volcada con la selección, que quiere poner este domingo la guinda con el billete hacia París.