Bádminton

Carolina Marín: "Los Juegos de París van a ser mucho más complicados que los de Río"

La jugadora de bádminton onubense acaba de terminar en el CAR de Sierra Nevada una fase de su preparación para los Juegos Olímpicos, a los que acude con el único objetivo de repetir la medalla de oro alcanzada hace 8 años en Río de Janeiro

Carolina Marín, en una jornada de descanso de sus días de entrenamiento en el CAR de Sierra Nevada.

Carolina Marín, en una jornada de descanso de sus días de entrenamiento en el CAR de Sierra Nevada. / Instagram

Fernando Baudet

Fernando Baudet

En las quinielas de posibles medallas para España en los inminentes Juegos Olímpicos de París, su nombre es un denominador común en la mayoría de las previsiones: Carolina Marín. La onubense disputa este verano su segunda cita olímpica después de perderse los de Tokio en 2021 por una inoportuna y grave lesión de rodilla y lo hará con la idea de repetir la medalla de oro que ya logró en Río de Janeiro 2016 como único y primordial objetivo. Para ello, la siete veces campeona de Europa -la última, este mismo año- y tres veces campeona del Mundo, ha pasado las tres últimas semanas en el Centro de Alto Rendimiento de Sierra Nevada, en Granada, afrontando la recta final de la preparación para una cita olímpica que, para ella, comenzará el 27 de julio, solo un día después de la ceremonia inaugural en el río Sena.

Desde allí, con voz algo fatigada tras una de las últimas jornadas de duro entrenamiento, Carolina Marín atiende a La Opinión de Málaga para analizar cómo afronta este nuevo desafío: el oro en París.

Las últimas semanas de entrenamiento las ha desarrollado en el Centro de Alto Rendimiento de Sierra Nevada, ¿cómo las ha enfocado?

Hemos estado trabajando muy, muy duro, a nivel físico y a nivel mental, preparando unos Juegos Olímpicos pues imagínate... Hemos estado tres semanas aquí en el CAR de Sierra Nevada y este fin de semana (ayer mismo) ya volvemos a Madrid. Estaremos una semana y viajaremos a París diez días antes del inicio de los Juegos.

La preparación de los Juegos se vio 'alterada' por una inoportuna gripe que truncó la gira asiática en enero y por el Abierto de Francia, en el que solo pudo disputar un encuentro. Recordemos que se disputó en la que será la sede del bádminton en París, La Porte de Chapelle Arena... ¿han modificado estos contratiempos su plan de preparación?

Bueno, esa es una pregunta más para mi equipo que para mí. Yo hago lo que me dicen y sigo los entrenamientos que me mandan. En el caso concreto del Abierto de París, partidos se pierden todos los días y se perdió, pues mala suerte. No creo que se haya cambiado la planificación por ese partido.

En un repaso al ranking mundial, al menos de las 20 primeras, es usted de las pocas con más de 30 años -solo la estadounidense Beiwen Zhang, con 33, es mayor-. ¿La veteranía es un grado para afrontar una competición como los Juegos Olímpicos?

Bueno, en ese sentido yo espero que la experiencia juegue a mi favor. Por mi veteranía, por haber disputado una final olímpica... lo que sí está claro es que estos Juegos van a ser mucho más complicados que los de Río.

¿A qué se refiere?

El bádminton ha cambiado mucho de Río 2016 a París 2024. Los partidos son ahora mucho más largos, los puntos son más largos y hay que tener paciencia y saber aguantar hasta encontrar el momento para atacar.

El también jugador de bádminton Pablo Abián, con 39 recién cumplidos, va a disputar sus quintos Juegos... ¿ve posible hacer algo parecido?

No (tajante). Ahora mismo solo pienso en París, que es en lo que me centrado en los últimos años.

Lindsey Vonn, los hermanos Gasol, Rafael Nadal, Steffi Graff, Teresa Perales, Michael Schumacher... Todos son ganadores del Premio Princesa de Asturias de los Deportes que le ha sido concedido hace unas semanas. ¿Qué le dicen todos esos nombres?

Hombre, pues estoy superorgullosa de forma parte de una lista de deportistas que han conseguido tanto en el mundo del deporte, la verdad.

¿Ve que haya mejorado la visibilidad y el apoyo al bádminton desde que ganó su primer Mundial y su primer Europeo, hace diez años?

Visibilidad, sí, desde luego. Está claro que ahora todo el mundo conoce algo más el bádminton, no como hace unos años. En cuanto al apoyo, yo tengo la suerte de tener a mis patrocinadores y a mi equipo pero sí es verdad que la Federación podría hacer algo más por impulsar este deporte. Yo, por mi parte, siempre doy el máximo para que niños y niñas se animen a practicar este deporte, pero bueno, jaja, quizá depende de alguien más.

Para acabar. Si le digo lunes, 5 de agosto, once de la mañana. Carolina Marín - Sindhu Pusarla por la medalla de oro de París 2024 (sería la reedición de la final de Río 2016), ¿lo firma?

Pues mira, no lo voy a firmar porque no creo que ella vaya a ser mi rival en la final... pero está claro que firmo llegar a la final.

La ceremonia de apertura, prácticamente descartada

Durante las últimas semanas, el nombre de Carolina Marín resonaba en todos los medios de comunicación por la posibilidad de ser la elegida para acompañar a Marcus Cooper como abanderada de la delegación española. El problema: la competición para la onubense comienza al día siguiente de la ceremonia, que tendrá lugar el 26 de julio. La rumorología terminaba a finales de junio con el nombramiento de Támara Echegoyen por lo que a día de hoy, y siempre que no se modifique su fecha de debut en los Juegos, la presencia de Carolina Marín en la ceremonia que tendrá lugar en el río Sena está prácticamente descartada, para evitar que tantas horas en pie puedan afectar a su rendimiento al día siguiente en el inicio de su competición olímpica.

Suscríbete para seguir leyendo