04 de julio de 2018
04.07.2018
Especial Marca Málaga

El futuro y la innovación pasan por Málaga

La aceleración tecnológica y digital inunda el entorno de las empresas de nuestra ciudad, que cuenta con una eficiente red de incubadoras que construye los nuevos escenarios de negocio

04.07.2018 | 19:20
Una imagen de la incubadora de empresas de La Farola.

Las incubadoras

  • Los Centros Andaluces de Emprendimiento de Andalucía Emprende, organismo de la Consejería de Economía de la Junta, se encuentran repartidos por toda la provincia de Málaga. En total son 51 oficinas, situadas en las principales localidades de la provincia, de las que 38 son centros propiamente dichos y 13 son puntos de información. Los CADE ofrecen servicios de información, asesoramiento técnico especializado y personalizado, formación, ayuda en la búsqueda de financiación y tutorización a todas aquellas personas que tengan una idea empresarial y quieran llevarla a cabo, teniendo como finalidad promover la cultura, la innovación y la actividad emprendedora y empresarial en la comunidad.
  • RAYO VERDE (THE GREEN RAY). Promover el emprendimiento de empresas malagueñas, pero con vocación global. Esa es la filosofía del proyecto del Rayo Verde, la iniciativa impulsada por el PTA y la Universidad de Málaga y que «va más allá de una simple incubadora de empresas», según resaltó el director del Parque Tecnológico, Felipe Romera en declaraciones a los medios en 2015, cuando fue inaugurado. Actualmente cuenta en sus instalaciones con 23 empresas y alberga el Link by UMA Tech, el mayor espacio de convivencia empresarial, universitaria e innovadora de Andalucía.
  • BIC Euronova es el Centro Europeo de Empresas e Innovación (CEEI) de Málaga, con sede en el PTA. Empresa con capital público y privado, fundada en 1991 para apoyar la creación, incubación y consolidación de PYMES innovadoras, impulsar la puesta en marcha de nuevas actividades innovadoras en las PYMES existentes y asesorar a las Administraciones Públicas para la difusión en materia de innovación. Actualmente tiene en su seno a 68 empresas, 34 en la incubadora, 26 en la incubadora virtual, 4 en espacio de coworking y otras 4 en el edificio que BIC Euronova tiene en el PTA.
  • En la actualidad están ubicadas 18 empresas pero en total en sus casi tres años de funcionamiento, La Farola Andalucía Open Future ha acogido a 44 startups que eligieron el edificio de la antigua Tabacalera para mirar al Mediterráneo y llenarlo de ideas e innovación, de trabajo, empuje y emprendimiento. Gracias a la colaboración público-privada de Telefónica, la Junta de Andalucía y el Ayuntamiento de Málaga, impulsores del espacio, el crowdworking nace como un espacio de incubación donde madurar una idea empresarial. El emprendedor recibirá acompañamiento en La Farola para desarrollar su proyecto, y contará con un espacio donde encontrará colaboración y podrá compartir conocimiento e innovación.
  • El Instituto Municipal para la Formación y el Empleo del Ayuntamiento de Málaga lleva ya años contribuyendo al fomento de una nueva cultura emprendedora en una ciudad que apuesta por la proyección de su economía y por la consolidación de un tejido empresarial malagueño. Para ayudar a los emprendedores cuenta con la Unidad de Empresas, que actúa como centro de referencia para el impulso, apoyo y acompañamiento a los emprendedores que deciden iniciar un proyecto empresarial, siendo responsable de canalizar la gestión de las ayudas existentes.
  • Esta aceleradora del Grupo empresarial TOP Digital tiene en la actualidad bajo su tutela un total de 8 startups que hacen uso de los diferentes espacios de trabajo del Grupo (con sede en el polígono Trévenez de Málaga), reciben asesoramiento en la creación de planes de desarrollo de negocio así como en el impulso a la comercialización, distribución y venta del proyecto en un Grupo que cuenta con un know-how avalado por los más de 100 años de trayectoria. Muy importante también el acceso a fuentes privadas de financiación para startups, con redes de networking, business angels y todo tipo de inversores con intereses en startups tecnológicas.

Málaga saluda a una realidad que la configura como uno de las mejores ciudades del mundo para vivir: su apuesta firme y decidida por la innovación, el turismo y la cultura. El primero de estos aspectos, la innovación, se basa en una economía de marcado carácter digital que ha provocado la aparición de espacios de aceleradoras de empresas o redes de incubadoras que están facilitando el acceso al mercado laboral de emprendedores que tienen mucho que aportar a un entramado laboral que sufre cambios a una velocidad vertiginosa.

Esta aceleración tecnológica se traduce mayoritariamente en un proceso de digitalización que inunda todos los procesos y productos que constituyen la relación de las empresas con su entorno más cercano. Obvio es comentar que las empresas han de ir de la mano con esos nuevos procesos que se configuran porque su supervivencia y éxito dependerán del mayor o menor grado de integración con esos nuevos sistemas innovadores. Quedarse atrás en estas iniciativas supondrá un tremendo hándicap para las empresas que no dediquen tiempo, recursos y esfuerzos y que, en muchos casos, provocará un precipitado final en sus actividades empresariales.

Málaga se encuentra por encima de la media andaluza como ciudad inteligente e innovadora con 90,6 puntos, frente al 84,9 que tiene Andalucía. Al menos, así se desprende del cuaderno 'Málaga innovadora: Propuestas para medir la ciudad inteligente', que elaboró la Fundación Ciedes y Analistas Económicos de Andalucía, en colaboración con la Fundación Unicaja y la Fundación Esesa y que fue presentado en el pasado mes de marzo. El informe muestra que Málaga ciudad se encuentra por encima de otros territorios en gobierno inteligente y economía innovadora.

El cuaderno, que ha analizado el tejido productivo de Málaga, señala que desde el punto de vista de la economía inteligente en ciudad hay casi 34.000 negocios que trabajan este parámetro, que generan 178.930 puestos de trabajo. En cuanto a la especialización inteligente, identifica 17.958 establecimientos que dan empleo a 76.213 personas en la capital en 2015.

Y es que las cifras dan la razón: Málaga sigue liderando en Andalucía la creación de empresas con una media, según las estadísticas de 2017, de 16 empresas al día. Además también ha mejorado el dato de supervivencia de las mismas. Se ha reducido muchísimo el cierre de empresas en los primeros seis meses de actividad. Por ultimo hay que significar que cada vez más empresas, multinacionales, medianas y pequeñas extranjeras eligen Málaga y la Costa del Sol para iniciar sus actividades fuera de sus países de origen

Para hacer frente a todos estos retos Málaga cuenta con un potente sistema emprendedor conformado por organismos que llevan ya trabajando varios años como son, por ejemplo, los CADE de la Junta de Andalucía, Promálaga del Ayuntamiento de Málaga, el IMFE, también del Ayuntamiento, The Green Ray (el Rayo Verde), auspiciado por el Parque Tecnológico de Andalucía con sede en Málaga y la Universidad de Málaga, la incubadora del BIC Euronova, también del PTA, el Polo Digital de Tabacalera, que alberga el espacio de crowdworking La Farola de Andalucía Open Future, y empresas privadas como Top Digital que tienen su propia aceleradora de proyectos (Sprita) que trabaja con startups malagueñas.

Los CADE (Centros Andaluces de Emprendimiento) de Andalucía Emprende, organismo dependiente de la Consejería de Economía de la Junta de Andalucía, se encuentran repartidos por toda la provincia de Málaga. En total son 51 oficinas de las que 38 son centros propiamente dichos y 13 son puntos de información.

Los CADE también han acompañado a las personas emprendedoras en el desarrollo de su actividad, tutorizando de manera personalizada sus proyectos para que lleguen a buen término y asesorándolas en la introducción y el desarrollo de acciones específicas de innovación, modernización o cooperación. En 2017 se ha asesorado en Málaga a 12 empresas desarrollando acciones específicas de innovación y a 29 en acciones de modernización.

La incubadora The Green Ray, o lo que es lo mismo, el Rayo Verde, surge cuando la Universidad de Málaga y el Parque Tecnológico de Andalucía unen sus esfuerzos en el ámbito del conocimiento y del apoyo a los emprendedores. Situado en el Campus de Teatinos de la Universidad de Málaga los inquilinos del edificio tienen que utilizar la ciencia y el conocimiento desarrollado en la Universidad y además tienen que tener la ambición de los emprendedores globales.

Según la declaración de principios de esta incubadora, "los proyectos que tienen lugar aquí tienen que ser como El Rayo Verde (ese último rayo que muy pocas veces se puede ver en el ocaso), extraordinarios, que utilicen el conocimiento universitario, que sean globales, que transformen la sociedad y que sean, además, un sueño del emprendedor ?" Y para que estos proyectos salgan adelante, varias empresas multinacionales ayudan a estos emprendedores a desarrollar sus proyectos desde estas instalaciones. También lo hace desde este edificio la Universidad a través del proyecto LINK by UMA - ATECH, que se configura como plataforma de apoyo a los emprendedores globales y como espacio conector entre la UMA y el PTA.

También dentro del Rayo Verde la Universidad de Málaga ha creado Link by UMA ATech, un proyecto pionero en Andalucía en el que el Parque Tecnológico ha creado un acuerdo con la UMA para asentar una escuela de innovación y emprendimiento de referencia. Más de 1.500 metros cuadrados que el PTA pone a disposición de la UMA de los 6.000 que componen el edificio que irán destinados a la formación, incubación, coworking y sinergias con empresas y universidades.



A finales del pasado mes de abril se inauguró el proyecto de emprendimiento tecnológico 'Startup Factory', una factoría de empresas emergentes basadas en talento, que estrenaba espacio en la segunda planta del Link by UMA-Atech. 'Startup Factory' es un proyecto con el objetivo de retener el talento que se genera en Andalucía, que cuenta también con la colaboración de la Universidad de Málaga y el Parque Tecnológico de Andalucía. Esta cultutura emprendedora y una tradición de emprendimiento continuo son fundamentales para la sostenibilidad del modelo de desarrollo empresarial que se genera en el PTA, ya que los emprendedores nacidos en las incubadoras y pre incubadoras se convierten, en muchos casos, en empresas de mayor tamaño que siguen desarrollando su actividad en este recinto.

También en el Parque Tecnológico está situado el BIC Euronova, Centro Europeo de Empresas e Innovación (CEEI) de Málaga. Fundado en 1991 por iniciativa de la Comisión de las Comunidades Europeas, formado por capital público y privado (un 40% de la Agencia IDEA de la Junta de Andalucía, un 40% de Promálaga del Ayuntamiento de Málaga y un 20% de la entidad financiera Unicaja). Su misión es apoyar la creación, incubación y consolidación de pequeñas y medianas empresas innovadoras, impulsar la puesta en marcha de actividades nuevas en las Pymes existentes, así como asesorar a los emprendedores y a las Administraciones Públicas en materia de innovación, con el fin de promover la generación endógena de riqueza y empleo.

Hasta aquí los datos fríos y la declaración de intenciones. Pero BIC Euronova es más, mucho más en estos veintiséis años que lleva en funcionamiento ya que se ha erigido en el instrumento más eficaz para los emprendedores como apoyo para la consolidación de pymes innovadoras, que es capaz de asesorar al más alto nivel en el proceso de creación de dichas pymes. Además quiere ser identificado con un modelo de gestión eficaz y eficiente de los servicios que una incubadora de empresas puede prestar a emprendedores y pymes innovadoras con una excelente gestión de recursos humanos y económicos.



Además, en la sede de BIC Euronova está la Asociación Nacional de Centros Europeos de Empresas e Innovación de España (ANCES). Este organismo aglutina intereses y métodos de trabajo para la interconexión de nodos de innovación y emprendimiento. Los 29 miembros, CEEIS o BICS, localizados en diferentes comunidades, han sido promovidos en virtud de la apuesta de agentes locales públicos y/o privados en un recurso clave en la estrategia de promoción de la innovación en los respectivos territorios. Sin ir más lejos, el pasado mes de mayo ANCES y Microbank firmaron un acuerdo para facilitar la financiación a empresas innovadoras que incluía una línea de financiación de hasta un millón de euros. Los beneficiarios serán profesionales autónomos y microempresas con menos de 10 trabajadores y una facturación anual inferior a los dos millones de euros.

Si tuviéramos que definir crowdworking (no confundir con coworking), tendríamos que acudir a La Farola Andalucía Open Future, un acelerador de empresas que surgió hace tres años como fruto de la colaboración entre Telefónica, Junta de Andalucía y el Ayuntamiento de Málaga. Crowdworking es emprender, conocer a personas, relacionarse con ellas y compartir ideas, pedir opinión y escuchar a los demás. Cuando un grupo de emprendedores se junta, suelen pasar muchas cosas buenas. Además La Farola tiene la particularidad de que esos grupos de emprendedores se unen en un mismo espacio: el resultado es una cascada de innovación y futuro. Y ahí es cuando empiezan a abrirse puertas.

Sin duda, esa es la filosofía y la clave: el surgimiento de sinergias y el aprendizaje de forma cooperativa. Las numerosas charlas y talleres que acoge La Farola permiten a sus miembros conocer de cerca la experiencia innovadora escuchando el testimonio de otros emprendedores, o empaparse de los conocimientos necesarios para la gestión de una startup de la mano de prestigiosos expertos.

Pero también La Farola piensa en los futuros emprendedores, en las ciudades andaluzas y en los agentes socioeconómicos. A los primeros gracias a la cofinanciación de becas para universitarios andaluces del ámbito tecnológico, así como becas para cursos de postgrado e integración en empresas de base innovadora. A las segundas gracias al impulso al desarrollo de las Smart Cities en los municipios andaluces o la puesta en marcha de centros de excelencia para el emprendimiento, y a los últimos creando una plataforma tecnológica que los une a los emprendedores.

Siguiendo este recorrido por las aceleradoras e incubadoras de empresas llegamos al IMFE (Instituto Municipal de Fomento del Empleo), perteneciente al Ayuntamiento de Málaga. La Unidad de Empresas es un departamento del IMFE desde donde se trabaja a diario con el fin de incentivar la creación y mantenimiento de empresas en Málaga capital. Su objetivo principal es que cualquier persona con espíritu emprendedor pueda recibir el asesoramiento empresarial que necesita tanto en los primeros pasos de creación de su nuevo negocio, como a lo largo de toda su andadura empresarial. 

El IMFE ofrece asesoramiento presencial u on line, además si el emprendedor necesita financiación se le hace un estudio personalizado de las necesidades de financiación para ofrecer lo que mejor se ajuste al proyecto dentro de estas cinco vías: el Programa de Promoción de Empleo y Fomento del Autoempleo (PEFA) subvenciones a fondo perdido para la creación de empleo estable dirigidas tanto a empresas de nueva creación y empresarios autónomos recientemente dados de alta, como a empresas y empresarios autónomos en activo con un máximo de 9.000 euros; el Proyecto Financiare, un canal de acceso de las empresas y emprendedores a la financiación de sus proyectos y actividades empresariales en unas condiciones preferentes; el Proyecto Tándem, inversiones de gran envergadura o inversores que ayuden a lanzar los nuevos negocios; talleres para inversores con la finalidad de favorecer el análisis de las startups presentadas al Proyecto Tándem y, por último, Crowdprende Málaga, que fomenta la capitalización de los proyectos a través de la fórmula conocida como crowdfounding.

Cerramos este recorrido por las incubadoras de empresas que hacen de Málaga una ciudad innovadora con la única empresa privada que presta este tipo de servicios: Top Digital. A 5 minutos del Campus de Teatinos de la Universidad de Málaga tiene su sede Sprita Startups, que nace en el año 2013 como la aceleradora corporativa para el Grupo Empresarial Top Digital en un primer intento de articular su estrategia de diversificación. Cinco años más tarde, Sprita posee ya una amplia experiencia apoyando la gestión de startups y el desarrollo de negocios.

Uno de los puntos fuertes que tiene Sprita es el doble acceso a fuentes de financiación. Por un lado, financiación pública. Para ello, realizan asesoramiento e intermediación en la búsqueda de financiación de fondos regionales, nacionales, europeos y multilaterales, a través de las áreas especializadas en financiación de la innovación dentro del Grupo. Por otro, cuentan con acceso a fuentes privadas de financiación para startups, con redes de networking, business angels y todo tipo de inversores con intereses en startups tecnológicas.

Hasta ahora se realizaban convocatorias de selección de proyectos, donde se trabajaba para hacer realidad múltiples ideas empresariales, transformar proyectos y crear empresas sostenibles. Sin embargo, Sprita ha comenzado una nueva andadura, en la que escuchará proyectos que le sean enviados, siempre y cuando sean de carácter innovador y tecnológico. Una apuesta descarada por el face to face que puede revolucionar la manera de trabajar en aceleradoras e incubadoras de empresas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Especial Campaña de laRenta

Declaración de la renta

Renta 2017

 

El nuevo programa Renta Web, las novedades de esta campaña, las deducciones de la renta, cita previa... y todo lo que necesitas para tu declaración de la renta.