09 de julio de 2018
09.07.2018
Especial Marca Málaga

Málaga, en la carrera de la industria 4.0

La capital mantiene su apuesta por la innovación con realidades tan asentadas como el Parque Tecnológico (635 empresas y 18.750 empleos), enclaves pujantes como el Polo de Contenidos Digitales de Tabacalera y diversos clúster empresariales del sector ferroviario, la smart city o de impulso a la tecnología Blockchain

09.07.2018 | 19:22

Los núcleos

  • El Parque Tecnológico de Andalucía (PTA) cerró el año 2017 con las mejores cifras de su historia, en un ejercicio en el que celebró su XXV aniversario. El PTA tiene 18.750 trabajadores, un 5% más que el año anterior, mientras que la facturación conjunta de sus empresas ascendió a 1.900 millones de euros, con un alza del 8%. En cuanto al número de empresas, la cifra se mantuvo estable, con 635 firmas instaladas. El mayor peso del empleo en el parque se da en el sector TIC (electrónica, información, informática y telecomunicaciones), que absorbe el 63% de la ocupación, seguido de la ingeniería, consultoría y asesoría, con un 10% de peso.
  • El Polo de Contenidos Digitales de Tabacalera. Impulsado por el Ayuntamiento, está situado en el edificio de Tabacalera y en 2017, su primer año de funcionamiento, alcanzó registros importantes: el impacto económico generado roza los ocho millones de euros y las actividades atrajeron a más de 60.000 personas. El Polo concentra a la Universidad, incubadoras, aceleradoras y emprendedores, empresas ya consolidadas en el sector, además de los clúster. En Tabacalera, por ejemplo, se ubica el centro de crowdworking La Farola, dentro de la inciativa Andalucía Open Future de Telefónica y la Junta de Andalucía. Allí, diversas hornadas de emprendedores con sus starups tienen la oportunidad de dar a conocer sus proyectos ante potenciales clientes e inversores.
  • Muchas firmas del ámbito tecnológico se están ubicando en el centro urbano de Málaga, una zona de gran visibilidad y muy apetecida para sus empleados como zona de trabajo. Freepik, Resultados de Fútbol (BeSoccer), Uptodown o Ebury ya ocupan espacios en edificios del Centro y sus alrededores. Las consultoras explican que el cambio de modelo de trabajo y el creciente interés de empresas internacionales por ubicar su sede en la ciudad, posicionan a Málaga como «destino de oficinas en Europa». Sin embargo, hay un problema de escasez de espacios disponibles en el distrito Centro y se acusa la «necesidad urgente de nuevos proyectos competitivos», según explican consultoras empresas en el sector del segmento de oficinas.

Málaga se está postulando desde hace años como uno de los polos de referencia en innovación y nuevas tecnologías, como parte de una estrategia de diversificación de su economía que pretende que la provincia se conozca a nivel internacional no sólo por su atractiva Costa del Sol. El Parque Tecnológico de Andalucía (PTA), los diversos clúster empresariales instalados en la capital, el Polo de Contenidos Digitales de Tabacalera o las aceleradoras e incubadoras impulsadas con capital público y privado conforman un gran ecosistema para el desarrollo de empresas del sector. El talento de muchos jóvenes malagueños que han impulsado firmas que compiten en el mercado global es también piedra clave para este florecimiento. Citas anuales como el Foro Transfiere o el Greencities ponen también a Málaga regularmente en el escaparate internacional dentro de esta carrera por no quedarse atrás en lo que se ha venido en llamar la Cuarta Revolución Industrial, caracterizada por el imparable fenómeno de la digitalización aplicado a la industria en todos los sectores.

La iniciativa más madura es, sin duda, el Parque Tecnológico, que el pasado año cumplió su 25 aniversario y que presenta los mejores números de su historia en facturación conjunta de sus empresas instaladas y en empleo, en un ejercicio en el que celebró su XXV aniversario. El PTA, en cuyo consejo de administración están la Junta de Andalucía, el Ayuntamiento de Málaga, Unicaja Banco y la Universidad de Málaga, clausuró así el pasado ejercicio con 635 firmas instaladas, 18.750 trabajadores y una facturación conjunta de sus empresas que ascendió a 1.900 millones de euros.

Según un reciente estudio, la tecnópolis sostiene ya de forma directa o inducida el 20% del empleo de Málaga capital y el 8% en el caso de la provincia, con un cálculo de unos 50.000 empleos sumando tanto a las personas que trabajan en el propio parque como a los sostenidos por su «efecto arrastre» del parque, englobados en sectores más tradicionales como los servicios (incluido el turismo) o la agroindustria. El informe, elaborado por la consultora Infyde con motivo del 25 aniversario del PTA, también revela que la tecnópolis aporta el 7,9% del Producto Interior Bruto (PIB) de la provincia y el 19,2% de la capital, siempre siguiendo los parámetros de actividad directa e indirecta.

Un imán para las empresas extranjeras


El creciente atractivo del parque se deja notar en el hecho de que las empresas extranjeras representan ya más del 30% del empleo y el 40% de la facturación del PTA, y la previsión es que su peso, sobre todo en lo que se refiere al número de trabajadores, siga en aumento a lo largo de los próximos años. Las compañías extranjeras, pese a representar sólo el 10% de las empresas instaladas en el parque (algo más de 60 del total de 635), son las que están liderando el crecimiento, principalmente por el tirón de las grandes corporaciones multinacionales. Las firmas foráneas acumulan ya 5.800 trabajadores y una facturación conjunta de 700 millones. El director general de la tecnópolis, Felipe Romera, ha comentado en varias ocasiones que el PTA se ha consolidado en los últimos años como «uno de los principales polos nacionales de atracción de empresas multinacionales y startups tecnológicas foráneas». El 70% de estas firmas se dedica al sector de Tecnologías de la Información (TIC).

«Tenemos una marca consolidada y estamos configurando un entorno cada vez más internacional, lo que nos permite competir con otras ubicaciones de referencia de Europa», detallaban recientemente los rectores del PTA. Cada semana se atienden una o dos peticiones de consultas de firmas interesadas por la posibilidad de venir a Málaga y en los últimos años se ha producido el desembarco de firmas que «pudiendo ir a Madrid o Barcelona han preferido venir aquí».

Esta tendencia ha permitido que en el último lustro se ha producido «una oleada de empresas innovadoras internacionales, con el aterrizaje progresivo y creciente de empresas de tamaño mediano, procedentes de todo el mundo». La gran mayoría se dedica al desarrollo de software e inician su actividad en el PTA con equipos iniciales de 10 a 15 ingenieros, «que luego crecen en el propio parque combinando talento local y procedente de otros países». Así, desde 2012 han llegado al recinto una treintena de firmas y startups procedentes de Estados Unidos, Canadá, Francia, Alemania, Reino Unido, Centroeuropa y países nórdicos.

Este goteo de empresas se une al tirón de grandes multinacionales como Oracle (con más de 600 trabajadores en el parque) o Accenture (que espera alcanzar este año los 1.600). Mades (antes Raytheon), una de las pioneras, tiene 200, y la alemana Dekra (que compró la malagueña AT4 Wireless), unos 320.

Del Blockchain al hub ferroviario


El PTA es también foco neurálgico de diversos clúster empresariales. El más reciente es The Railway Innovation Hub Spain (RIH), un hub de firmas españolas del sector ferroviario que tiene como ambicioso objetivo convertir en un futuro a Málaga en el referente internacional de la innovación en este segmento. El clúster fue constituido a finales de 2017 por diez empresas fundadoras (Ferrovial Agromán, Abengoa, MRI International, Telice, Siemens, Elecnor Deimos, Thales, Vias, Comsa y Azvi) pero en sus primeros meses su poder de atracción ha sido notorio y engloba ya a un total de 55 firmas, con otras 20 nuevas solicitudes de incorporación que se irán resolviendo en los próximos meses.

Otra estrategia del parque pasa por convertirse en uno de los núcleos de desarrollo de la tecnología Blockhchain. En 2017 se presentó en el PTA la Red Alastria, una asociación empresarial promovida por varias de las grandes empresas del IBEX 35 para el desarrollo de un entorno blockchain nacional. La Universidad de Málaga aprovechó esta circunstancia para crear Unblocking Chain, un evento mensual que pretende aglutinar a las personas y empresas interesadas en este campo. A este evento le han seguido otros organizados por la Cámara de Comercio Británica en España, por Telefónica y por las escuelas de negocio San Telmo y ESIC, entre otros. El PTA también ha creado un grupo de trabajo donde participan muchas de las grandes empresas del recinto para desarrollar un ecosistema blockchain con el objetivo inicial de formar a muchas personas en esta tecnología de la mano de la UMA y aumentar el número de profesionales con estos conocimientos.

Málaga también acoge Andalucía Smart City, una alianza de empresas e instituciones andaluzas que trabajan en el desarrollo de ciudades inteligentes, entendidas como eficientes, sostenibles y confortables.

El segmento de las nuevas tecnologías es, sin duda, uno de los que están poniendo a Málaga en el escaparate internacional . Fujitsu, TDK-Epcos o Grupo Premo son factorías de muchísima solera en Málaga y dedicadas al diseño y fabricación de componentes electrónicos. Por otro lado, hay una legión de empresas surgidas desde los años 90 en la provincia como Aertec, Ingenia, Corporación Altra (Airzone), Virus Total, Lynka, Uptodown, GE XXI, Mades, Atyges, Resultados de Fútbol (BeSoccer), Freepik o Ebury, que trabajan desde hace años en el mercado global. No todas estas firmas están en el PTA. De hecho, el entorno urbano (sobre todo el Centro Histórico) se está convirtiendo en un emplazamiento muy codiciado para este tipo de empresas, que añaden el atractivo de Málaga y su calidad de vida como elemento con el que reclutar talento de todo el mundo.

El Polo de Contenidos Digitales de Tabacalera, auspiciado por el Ayuntamiento de Málaga, otro de las grandes apuestas en materia de innovación. Está situado en el edificio de Tabacalera y en 2017, su primer año de funcionamiento, alcanzó registros importantes: el impacto económico generado roza los ocho millones de euros y las actividades atrajeron a más de 60.000 personas. El Polo concentra a la Universidad, incubadoras, aceleradoras y emprendedores, empresas ya consolidadas en el sector, además de los clúster. Asimismo, en el Polo colaboran activamente empresas tecnológicas, de realidad virtual y videojuegos, así como emprendedores tecnológicos que promueven la cultura del videojuego y la industria tecnológica digital, en constante crecimiento. En la actualidad, trabajan en ese ecosistema empresas como Genera Games, la escuela de diseño Animun, Ozone/Versus, la productora Medina Media, la EOI y Fresco Film.

Las actividades y eventos son innumerables: el programa Go2Work es el único coworking sectorial de los más de 50 que desarrolla EOI a nivel nacional, centrando en los videojuegos. En sus tres ediciones, han pasado por el programa más de 60 proyectos y 150 participantes. También están en auge los esports, sector en el que el Polo ha sido pionero con la primera liga presencial de España. Así, cada semana acoge la Liga Survival de League of Legends (LOL) que, entre marzo y agosto de 2017, ha reunido a más de 8.000 espectadores presenciales y 40.000 visualizaciones online.

Asimismo, multinacionales como Samsung, Nokia, Sony-Playstation, HTC o Microsoft participaron en el primer observatorio de Realidad Virtual; en noviembre, compañías como Movistar, Telefónica, Sony, Eutelsat, RTVE, Canal Sur, Hispasat, Dolby, Canon, Grass Valley, Cellnex, Axion o Panasonic participaron en la primera edición de 4k Summit. Participaron más de 300 profesionales y 90 empresas de 22 países. Tuvo un impacto publicitario de medio millón de euros y una audiencia de 42,2 millones de personas. Es el encuentro internacional más importante sobre el 4K-HDR y la Ultra Alta Definición y celebrará su cuarta edición del 7 al 9 de noviembre de 2018.

Otras actividades han sido Gamepolis (que reunió a 40.000 personas en el Polo), FreakCon (la convención internacional de manga, cómic, series y animación), Málaga Jam, Alterna en la Noche y La Noche en Blanco.

En cuanto a formación, en colaboración con la EOI el Polo ha desarrollado ocho cursos gratuitos para jóvenes desempleados y dos programas de formación, todos ellos en áreas relacionadas con la economía digital. Por otro lado, el Ayuntamiento y la UMA tienen un convenio que contempla la creación de seis cátedras para generar contenidos digitales en distintos ámbitos de conocimiento.

El Plan de Innovación Tecnológica de Málaga, otra apuesta en el campo de la innovación, fue presentado recientemente por el Ayuntamiento de Málaga. Agrupa 204 proyectos de las distintas áreas municipales que se quieren ejecutar hasta 2022, con un presupuesto de 155 millones de euros (33 millones de vendrían de fondos de la UE y colaboraciones privadas y el resto los asumiría l Ayuntamiento), sobre todo para proyectos piloto y de I+D. El objetivo es reducir los costes y mejorar los servicios municipales de forma radical, apoyándose en nuevas tecnologías y promoviendo, incluso, el desarrollo de algunas que todavía no están en el mercado. El plan municipal que responde al título «Málaga Smart» se organiza en seis líneas de actuación: Hábitat sostenible y seguro; Movilidad inteligente; Economía innovadora; Infraestructuras TIC; Transformación digital, y Servicios al Ciudadano.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Especial Campaña de laRenta

Declaración de la renta

Renta 2017

 

El nuevo programa Renta Web, las novedades de esta campaña, las deducciones de la renta, cita previa... y todo lo que necesitas para tu declaración de la renta.

 

Enlaces recomendados: Premios Cine