26 de junio de 2019
26.06.2019
Especial Marca Málaga
Acciones

Málaga se lanza a atraer inversión y talento

La Oficina del Inversor, puesta en marcha por el Ayuntamiento en 2015, ayuda a las empresas nacionales e internacionales en su proceso de implantación en la capital y promueve la integración de sus empleados en la ciudad

26.06.2019 | 17:07
Málaga se lanza a atraer inversión y talento

Las realidades de la inversión en Málaga

  • El trabajo de la Oficina del Inversor es transversal e incansable y varias son las líneas en las que se trabaja actualmente. La hoja de ruta en el primer semestre del año, que se centrará en nuevos mercados, es seguir promoviendo la mejora y la diversificación de la economía malagueña, impulsando nuevos sectores económicos emergentes y la atracción de inversión nacional e internacional. Los objetivos son mejorar la visibilidad de Málaga y de su área de influencia, seguir aumentando la implantación de nuevas corporaciones empresariales de tamaño grande y medio en la capital y favorecer el incremento de la oferta de espacios productivos en la ciudad.
  • Málaga no es sólo un maravilloso destino turístico, piensa el Ayuntamiento, sino un lugar ideal para vivir y trabajar. Y por ello se trabaja en este primer semestre del año hacia las empresas internacionales, pero también hacia lo local. Es decir, que los malagueños sean cada vez más conscientes de la importancia de la Inversión Extranjera Directa (IED) y de cómo mejora su calidad de vida. Entre las acciones previstas, figuran: promoción de la marca con la actualización del material promocional, campañas de difusión, organización de visitas y rutas empresariales para locales y extranjeros, entre otras.
  • Durante los últimos tres años (desde 2015 a enero de 2019), el Área de Economía Productiva ha contactado con más de 600 empresas y se les ha proporcionado material promocional así como información sobre la ciudad para ayudarles en su análisis de la evaluación de la ciudad como ubicación futura. Este año, el objetivo es atraer empresas medianas y grandes, con capital extranjero, y ayudarles a abrir oficinas en Málaga. Algunas de las iniciativas son: buscar 100 empresas en el proceso de búsqueda de nuevas ubicaciones u organizar encuentros con ejecutivos de empresas extranjeras.

Consecución de objetivos

  • Las empresas multinacionales ya no buscan solamente las ubicaciones de menor coste, sino los lugares que agregarán el mayor valor a la compañía: para ello, las acciones establecidas son, entre otras: realizar estudios de mercado para entender las posibilidades y oportunidades, reunir a los actores principales: inmobiliarias especializadas en oficinas, asociación de constructores y promotores, y propietarios de edificios y suelo industrial y terciario. El área, en este sentido, se centra en tres mercados: el alemán, dado que el aeropuerto tiene vuelos directos a 12 ciudades alemanas; el británico y los países nórdicos. En el segundo de los casos, la mayor población de extranjeros que viven alrededor de Málaga son ingleses.
  • El fin, el objetivo principal, es crear las condiciones idóneas tanto para que las empresas locales se fortalezcan como para la atracción de inversión productiva nacional e internacional. Así, se ha buscado posicionar a Málaga, desde la creación de la Oficina del Inversor en 2015, como una ciudad de negocios referente al sur de Europa, en la que exista un equilibrio entre distintos sectores productivos, se apueste por una economía abierta y desde la cual las empresas puedan expandir sus mercados y crear puestos de trabajo de calidad.
  • Málaga promueve estratégicamente el emprendimiento de negocios desde hace más de 20 años. Con la puesta en marcha del Polo Digital se apostó por un nuevo nicho de mercado. Nació tras el verano de 2017, y en 18 meses (febrero de 2019), había conseguido financiación por más de un millón y medio de euros para las empresas incubadas, la mayoría de ellas dedicada a sector de videojuegos o de la producción o ejecución de material audiovisual, entre otras industrias punteras. El Polo Digital, en Tabacalera, se ha convertido en un referente de la industria de los contenidos digitales, creándose un ecosistema urbano en el que sus actores pueden generar innovación.

La cita fue el 17 de julio de 2018 en Madrid. La Confederación de Empresarios de Málaga (CEM) y el Ayuntamiento expusieron en la sede de la CEOE las oportunidades que ofrece la capital como destino de negocios. Natalia Sánchez, vicepresidenta ejecutiva de la patronal malagueña, lo expuso de forma concisa: las fortalezas de la capital de la Costa del Sol para potenciales inversores son la ubicación geográfica y buena climatología, sus infraestructuras, comunicaciones y accesos (aeropuerto, puerto y AVE), un mercado de trabajo dinámico, la bolsa de suelo industrial (más de ocho millones de metros cuadrados), los planes de revitalización de su casco antiguo y los barrios, las redes públicas y privadas de incubadoras y el turismo, principal fuente de ingresos de la urbe. Ese es el cóctel que agitan las instituciones y el empresariado para atraer talento e inversión a la ciudad desde hace unos años y, a tenor de los resultados, la bebida sabe bien.

Sánchez también destacó en ese foro, como atractivos para venir y localizar aquí su actividad, la posibilidad de acceder a capital para financiar proyectos públicos y privados, sobre todo en relación a infraestructuras, el acceso a conocimiento o tecnología, formación de recursos humanos, formación en redes internacionales, generación de actividad económica y empleo, incentivos fiscales y financieros, paz social y seguridad jurídica derivada de la estabilidad institucional.

Málaga, pensaron en su día las autoridades, no puede basar su crecimiento únicamente en el ladrillo y en la industria turística, sino que debe buscar nuevos nichos de mercado y atraer talento y riqueza y en eso andan las instituciones siguiendo la senda marcada por lo que ha dado en llamarse colaboración público-privada que tan bien y efectivamente ha funcionado en la capital de la Costa del Sol.

En enero de 2019, el Ayuntamiento recordó que en 2015 se creó la Oficina del Inversor, dependiente de la Concejalía de Economía Productiva, un departamento que ha conseguido que se instalen en la ciudad sesenta empresas de capital extranjero de nueva implantación o en proceso de ampliación, compañías y líneas de negocio, creadas por entidades internacionales, que han elegido la capital para implantarse y expandir su actividad. Estas sesenta sociedades suman una previsión de puestos de trabajo a corto y medio plazo que alcanza los 1.700 empleos. De esta cifra, alrededor de 900 puestos empleos ya estaban en vigor a mediados de enero, en empresas de sectores diferentes como EPAM, Cicklum, Neueda, LiquidBar Codes, ITRS, BestSeller, Oracle, Grant Thornton o 5R Marketing, entre otras muchas; y el resto de puestos debe generarse de forma gradual.

Para dar un asesoramiento completo, el Área de Economía Productiva proporciona servicios de información y consultoría, de forma presencial o telemática: en 2018, fueron 61 proyectos empresariales de capital extranjero los que expresaron su intención de instalarse o estaban a punto de hacerlo o, por lo menos, aún no se habían decidido. En los cuatro años de vida de la oficina, 600 empresas han consultado sobre cualquier aspecto relacionado con la inversión en la ciudad.

Las empresas que más recientemente se han establecido en la capital son PointClick Technologies de EEUU, Rindus de Alemania, SmurfitKappa, Micro Dragon CO, de China, y EPAM de Estados Unidos, entre otras. El Área facilita su implantación o expansión en Málaga, conectándolas con el tejido productivo local, tratando de hacer más dinámico el ecosistema. Esta línea de acción (servicio de Soft-Landing) se enfoca en promover la búsqueda de socios locales y ofrecer información general sobre la economía malagueña a estas entidades. Así, en 2018 se recibió a 14 delegaciones internacionales, con más de 500 personas de países como Alemania, Austria, Chile, Dinamarca, EEUU, Finlandia, Francia, Japón, Noruega, Reino Unido, Singapur y Suecia. Asimismo, se realizan actividades para potenciar la integración de empleados y familiares, contribuyendo a que la internacionalización en la ciudad se consolide.

También se trabaja en hacer más visible a Málaga en el ámbito internacional empresarial. En 2018, el calendario estuvo compuesto por más de 70 acciones: misiones comerciales, visitas, reuniones, encuentros empresariales, ferias, foros y congresos, campañas de promoción; destacan ocho grandes eventos en los que participaron más de 1.400 directivos internacionales y representantes de países de alto nivel, entre ellos TEDx, Horasis, Interex, S-Moving, junto a diversas administraciones.

Además se firmaron convenios con la CEM y CIEDES para realizar el primer barómetro del clima de negocio y con la Asociación de Jóvenes Empresarios para hacer jornadas sobre nuevos modelos de negocio. Asimismo, se ha puesto en marcha el Centro de Atracción de Inversiones con la CEM.

También es destacable la creación de sinergias con otras áreas del Ayuntamiento, como son, por ejemplo, Urbanismo, Turismo y Comercio, para abordar las oportunidades de inversión, la promoción de Málaga en distintos sectores, así como dar visibilidad a los empresarios locales y al comercio tradicional.

En este primer semestre del año, la hoja de ruta es clara: trabajar en nuevos mercados, promover la diversificación de la economía local impulsando sectores emergentes y atraer talento e inversión nacional e internacional. Para ello, se busca mejorar la visibilidad de Málaga y del área y aumentar la implantación de nuevas empresas de tamaño grande y medio, así como incrementar los espacios productivos en la urbe. La idea es presentar a Málaga como un gran lugar para vivir y trabajar y así se hace llegar a empresas internacionales, pero también hacia el empresario local. Los malagueños han de ser conscientes de la importancia de la Inversión Extranjera Directa y de cómo mejora su calidad de vida. En los últimos tres años, además, el área ha contactado con más de 600 empresas y se les proporciona material promocional e información sobre la ciudad para ayudarles a decidirse. Este año, se busca instarles a abrir aquí oficinas. Para ello, los técnicos tratan de identificar 100 empresas en procesos de búsqueda de nuevas ubicaciones y encuentros internacionales. Por último, se busca incrementar las oficinas en la ciudad, ya que las empresas no sólo buscan ubicaciones de menor coste, sino lugares que agreguen valor a la compañía. Así, el Área realiza estudios de mercado, reúne a los actores especializados (inmobiliarias especializadas en oficinas, constructores y promotores y propietarios de edificios y suelo industrial). Los tres mercados preferidos son Alemania (10.000 nativos del país viven alrededor de la ciudad y cientos de miles la visitan cada año); Reino Unido y los países nórdicos (en los últimos años, 14 empresas danesas han iniciado operaciones en Málaga y cuatro noruegas han abierto oficinas en la urbe). La idea central es presentar a la ciudad como una urbe de negocios referente al sur de Europa.

Pero las administraciones malagueñas también tratan de atraer talento, no sólo inversión. Málaga capital promueve, por ejemplo, estratégicamente el emprendimiento de negocios desde hace más de 20 años. El Polo Digital se creó tras el verano de 2017 y, en apenas un año y medio (hasta finales de febrero de 2019), consiguió una financiación de más de un millón y medio de euros para las empresas incubadas. Una de las líneas principales de trabajo en el Polo, ubicado en el edificio de Tabacalera, son los programas de aceleración y emprendimiento en las nuevas tecnologías, a partir de los cuales 15 empresas del ecosistema han recibido financiación privada para desarrollar sus proyectos. El éxito, según el entonces edil responsable de Nuevas Tecnologías, Mario Cortés, «el éxito se debe al modelo vertical que hemos sido capaces de implantar, capaz de atraer inversores dispuestos a financiar proyectos innovadores. El Polo es un punto de encuentro entre el talento y la creatividad con el inversor interesado. El uno sin el otro no funciona». El programa de emprendimiento vertical abarca cuatro fases: preincubación a través del Go2Work de la EOI; la incubación en espacios de coworking; préstamos de equipamiento y laboratorios; la aceleración de la mano de las principales empresas del sector de los videojuegos y productoras audiovisuales; y el área corporate, con la colaboración de grandes corporaciones y empresas privadas. Los 1,5 millones de euros provienen de la financiación privada, una cifra que aumentará.

A todas estas iniciativas municipales, hay que sumar las diferentes incubadoras que financian distintas instituciones. Además, el Ayuntamiento desarrolla, desde mayo de 2017, el plan Málaga Smart, con el objetivo de invertir 155 millones de euros en cuatro años para transformar la gestión de la ciudad con las nuevas tecnologías. Son 204 proyectos, entre los que ponemos algunos ejemplos: transformar las cubiertas de los edificios municipales en zonas de cultivo de plantas que no requieran mucho consumo hídrico ni gran superficie o desplegar una red de telegestión y eficiencia energética del alumbrado público con la instalación de equipos de control de los cuadros de mando eléctricos. La lista es inabarcable.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Especial Declaración de la renta

Declaración de la renta

Renta 2018

 

Cómo solicitar y confirmar el borrador, las deducciones de la renta, cita previa... y todo lo que necesitas para tu declaración de la renta.