09 de octubre de 2020
09.10.2020
La Opinión de Málaga
Salud financiera

Las diferencias más importantes entre un plan de pensiones y los fondos de inversión

Como inversor particular, los planes de pensiones y los fondos de inversión tributarán de forma diferente

09.10.2020 | 09:45
Las diferencias más importantes entre un plan de pensiones y los fondos de inversión.

A la hora de pensar en el futuro, muchas personas se preguntan qué es mejor: abrir un plan de pensiones o destinar su dinero a fondos de inversión. Lo cierto es que no hay una respuesta universal. Lo mejor que podemos hacer es elegir dependiendo del tipo de ahorrador que seamos.

¿Qué es un plan de pensiones? ¿Cómo definimos los fondos de inversión?

Los planes de pensiones son instrumentos privados de ahorro a largo plazo que se rescatan una vez llegada la edad de jubilación, ya sea en forma de renta periódica o capitalizándolos. También se pueden rescatar en casos de urgente necesidad, siempre y cuando dichas razones estén estipuladas en el contrato del plan de pensiones, aunque normalmente esta operación implica un cierto coste. Pero si aguardamos y todo funciona correctamente, una vez que recibimos el dinero percibiremos también los intereses generados durante todo el tiempo de ahorro.

Los fondos de inversión, sin embargo, aunque también pueden ser utilizados como instrumentos de ahorro presentan notables diferencias. En primer lugar, la inversión que se destina a dicho objetivo estará siempre conformada por el patrimonio de más de un particular. Y, al haber muchos inversores, las decisiones sobre dicho patrimonio son tomadas por un representante encargado de la administración del fondo, es decir, una entidad gestora. Esto significa que no tendremos el control inmediato de nuestro capital, ni siempre podremos retirarlo a voluntad.

¿Cuáles son las diferencias más importantes entre unos y otros?

Con carácter general, los ahorradores más tradicionales suelen preferir un plan de pensiones mientras que los menos conservadores, que se pueden permitir un poco más de riesgo, suelen destinar su patrimonio a fondos de inversión. Analizamos algunas de sus diferencias.

La tributación en el IRPF como inversor particular

Como inversor particular, los planes de pensiones y los fondos de inversión tributarán de forma diferente. Los primeros lo harán como rendimientos del trabajo, al ser un ahorro destinado a la jubilación. Por su parte, los fondos de inversión solo tributarán cuando se retire el dinero, y lo harán por las ganancias o pérdidas que hayan generado.

Así pues, esto últimos figurarán en el IRPF como ganancias y pérdidas patrimoniales. En este sentido cabe destacar que los planes de pensiones tributarán tanto por las ganancias como por el dinero aportado, mientras que los fondos de inversión lo harán solo por las ganancias.

El rescate del dinero destinado a ellos

Otra importante diferencia podemos encontrarla en el momento de rescatar el dinero que hemos invertido. Los planes de pensiones se dedican a la jubilación, pero sus fondos pueden retirarse por otras razones de relevancia estipuladas por contrato, como el desempleo de larga duración o una grave enfermedad.

Por su parte, un fondo de inversión nos permite, en teoría, retirar el dinero en el momento en que lo deseemos, al ser productos con mayor liquidez. No obstante, en algunos casos puede haber penalizaciones en función de las características del fondo.

Ventajas y desventajas de cada uno

Los planes de pensiones reciben un mejor tratamiento fiscal que los fondos de inversión. Al considerarse como rendimientos del trabajo, el ahorro en la tributación de un particular puede llegar a ser incluso del 30 % gracias a su desgravación, ya que van a la base imponible del IRPF directamente. No obstante, si bien los fondos de inversión no tienen desgravación en el IRPF y cuentan con un riesgo mayor, al ser un instrumento de inversión las ganancias pueden ser mucho mayores.

La liquidez de los fondos de inversión frente a la mayor rigidez de los planes de pensiones no se puede catalogar como una ventaja o una desventaja como tal sin entrar en apreciaciones subjetivas. Muchos ahorradores consideran como una ventaja no poder rescatar sus ahorros salvo en situaciones concretas, ya que ayuda a conservar el patrimonio, mientras que otros lo consideran una desventaja y ven mucho más positiva la facilidad de traspaso entre diferentes fondos.

¿Se puede cambiar de un plan de pensiones a un fondo de inversión y viceversa?

Los fondos de pensiones no permiten ser destinados a la inversión, sino solo a otros planes de pensiones o a un plan de previsión asegurada (PPA). Tan solo se podrá si realizamos un rescate anticipado y después destinamos el dinero a dicho fondo. No obstante, esta actuación tiene unos altos costes fiscales.

Los fondos de inversiones tampoco pueden destinarse a planes de pensiones a no ser que, de nuevo, rescatemos nuestro patrimonio, tributemos, y decidamos invertir lo restante en un plan de pensiones. Eso sí, al ser productos distintos tributaremos de nuevo, solo que esta vez como rendimientos del trabajo.

Un plan de pensiones es, en suma, un producto que funciona de forma muy diferente a los fondos de inversión, al estar aquel destinado fundamentalmente al ahorro y este último, principalmente, a la generación de capital. Las diferencias entre unos y otros son muchas, y cada uno está orientado a un tipo de persona diferente: más conservadora o más aventurera. Pero, en cualquier caso, ambas opciones son interesantes y potencialmente muy beneficiosas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Especial Declaración de la renta

Declaración de la renta

Renta 2018

 

Cómo solicitar y confirmar el borrador, las deducciones de la renta, cita previa... y todo lo que necesitas para tu declaración de la renta.