Unicaja Banco ha anunciado este miércoles una emisión de obligaciones subordinadas de 300 millones de euros, que pondrá en el mercado el 19 de enero, dirigida a inversores profesionales y que espera que cuenten como capital de máxima calidad según los requerimientos europeos de solvencia.

En un comunicado remitido al supervisor del mercado bursátil español, la CNMV, la entidad malagueña explica que los nuevos títulos vencerán el 19 de julio de 2032, aunque se reserva la posibilidad de amortizarlos de forma anticipada "en cualquier momento entre el 19 de enero de 2027 (incluido) y el 19 de julio de 2027 (incluido)".

Los bonos tendrán un importe unitario de 100.000 euros y se emitirán a un precio de 99.714 euros, explica la entidad, que prevé que coticen en el mercado español de renta fija AIAF.

En cuanto al rendimiento para el inversor, el interés anual será del 3,125% desde la fecha de emisión hasta el 18 de julio de 2027, ambos incluidos, y a partir de entonces, la rentabilidad se situará en el "mid swap" (referencia utilizada en las emisiones de renta fija) a cinco años más un margen del 3,050%.

Los intereses se pagarán a año vencido, el 19 de julio de cada año.

Fuentes del mercado han señalado a Efe que la sobredemanda ha superado más de tres veces la oferta, pues ha alcanzado cerca de 950 millones para los 300 millones emitidos en obligaciones.

El desembolso y cierre de esta operación está sujeto a la firma del contrato de suscripción y al cumplimiento de las condiciones establecidas en el mismo, explica la entidad que espera que los títulos obtengan una calificación de "BB" (aprobado bajo) según los criterios de la agencia Fitch.

Unicaja espera que los bonos sean elegibles para los requerimientos de MREL (Minimum Requirement for own funds and Eligible Liabilities), unos requisitos regulatorios europeos de solvencia para las entidades financieras.