La gasolina ha caído por novena semana consecutiva hasta registrar un precio medio de 1,586 euros el litro -aplicando el descuento de 20 céntimos del Gobierno-, su nivel más bajo desde el pasado mes de febrero, mientras que el gasóleo ha repuntado por primera vez en dos meses, y se sitúa en 1,616 euros.

Según los datos difundidos este jueves por el Boletín Petrolero de la Unión Europea (UE), que recoge el precio medio registrado en más de 11.400 estaciones de servicio españolas entre el 16 y el 22 de agosto, el precio de ambos carburantes sigue por debajo de la barrera de los 2 euros el litro incluso sin la bonificación pública.

Con estos valores, el coste de la gasolina desciende un 0,7% en los últimos siete días tras registrar su novena caída consecutiva, mientras que el gasóleo es un 0,6% más caro que hace una semana, tras registrar su primer aumento desde finales de junio.