Abanca y el Banque Fédérative du Crédit Mutuel (BFCM) han iniciado negociaciones para la compraventa de Targobank España. Así lo ha hecho saber la entidad presidida por Juan Carlos Escotet en un comunicado donde señalan que la operación continuará en las próximas semanas de conformidad con lo previsto en la legislación francesa y se perfeccionará en 2023, una vez cerrada la adquisición.

“La compra consolidaría la presencia de Abanca en toda la península ibérica, al reforzar de forma significativa nuestra actividad en el arco mediterráneo, siguiendo nuestro plan estratégico”, ha asegurado Escotet.

Al igual que Abanca, la estrategia de negocio de Targobank España se orienta hacia la captación y vinculación de los particulares, "así como el apoyo a las pequeñas y medianas empresas". Cuenta con 541 profesionales que prestan servicio a cerca de 150.000 clientes a través de las 51 oficinas que tiene en todo el territorio nacional, principalmente en Cataluña, Madrid, Andalucía y Baleares.

Una vez completado el proceso de compraventa, Targobank se integrará en la plataforma tecnológica de Abanca, lo que permitirá a sus clientes beneficiarse de las mismas ventajas que tienen los de la entidad gallega.

Para Francisco Botas Ratera, consejero delegado de Abanca, “la adquisición de Targobank España fortalecería líneas de negocio estratégicas para nosotros, como son la financiación a familias y empresas, así como su vinculación a través de productos valor como los seguros, medios de pago o los fondos de inversión. La operación permite avanzar en penetración comercial, en eficiencia y tiene un impacto muy reducido en capital”.