Los pensionistas son aquellas personas que cobran un subsidio por jubilación y, desde febrero de 2021, pueden optar a cobrar un incremento en su nómina mensual. Esta cantidad que mejora el salario de algunos jubilados se denomina "complemento de maternidad" y se introdujo por la Ley 48/2015 en el artículo 60.

El nuevo plus se ha introducido después de que el Tribunal de Justicia de la Unión Europea sentenciara que la estructura de la jubilación era discriminatoria: este complemento busca corregir esos problemas de diseño, que no corregían correctamente la brecha de género en las pensiones.

Gracias al nuevo complemento, algunos pensionistas pueden ver incrementado su salario anual en hasta 378€ por hijo. Esta mejora solo está disponible para quienes puedan demostrar que la maternidad o paternidad les supuso un perjuicio para su vida laboral.

Esta nueva mejor en las pensiones, se traduce en un incremento de 27€ mal mes, hasta cuatro hijos y abonado en 14 pagas. Por ejemplo, en el caso de familias con 4 hijos, supondría un aumento de 1512€ al año.

Un pensionista descansa en un parque de Madrid. EP

Requisitos para pedir el complemento

La primera condición para obtener esta mejora es estar cobrando cualquier tipo de pensión: contributiva de jubilación, de incapacidad permanente o viudedad. Además, hay que tener hijos inscritos en el Registro Civil.

Para solicitar el complemento, hay que completar una solicitud del Instituto Nacional de la Seguridad Social (o el Instituto Social de la Marina en el caso de los trabajadores del mar).

Pero el requisito fundamental es poder demostrar que el trabajador ha visto perjudicada su vida laboral por dedicarse al cuidado de los hijos. En la gran mayoría de los casos, los contribuyentes beneficiados por este complemento son mujeres, pero también pueden reclamarlo los hombres en caso de que puedan demostrar que han sido ellos quienes interrumpieron su carrera profesional para dedicarse al cuidado de sus hijos.