Las personas que tienen una hipoteca a tipo variable están en apuros: desde que el Banco Central Europeo decidió subir los tipos de interés, los propietarios que tienen un préstamo dependiente de los indicadores del mercado financiero como el euríbor.

En los últimos meses, con un incremento de casi tres puntos del euríbor (de -0,477% en enero de 2022 a 2,828% en noviembre) las hipotecas se han llegado a encarecer más de 250€ al mes y más de 3.000€ al año, lo que supone un coste inasumible para muchas familias.

Por eso, el Banco de España avisaba a los ciudadanos que el congreso de los Diputados ha puesto en marcha un paquete de medidas para paliar los efectos del encarecimiento de las hipotecas.

Las hipotecas a tipo variable en España

Actualmente, las hipotecas a tipo variable representan más de un 30% del total de todas las contratadas en España: este tipo de préstamos actualizan la cuota mensual dependiendo de índices de referencia internacionales como por ejemplo el euríbor.

Las hipotecas variables son una buena apuesta cuando los índices de referencia van hacia abajo, pero cuando tienden a subir como en esta última temporada son un peligro para las economías domésticas.

La incertidumbre es una de las mayores preocupaciones: mientras que con un préstamo fijo sabemos exactamente cuánto vamos a pagar de aquí a los próximos meses, con uno a tipo variable es más difícil hacer una planificación económica realista.

¿Cómo saber cuánto va a subir mi hipoteca?

El Banco de España ha puesto a disposición de los ciudadanos españoles una calculadora donde pueden simular a cuánto va a ascender su hipoteca, en caso de que tengan contratada una a tipo variable.

Para utilizar el simulador hipotecario del Banco de España primero hay que escribir el capital inicial, el tipo de interés (el último tras la actualización de la hipoteca), el plano de amortización y, después, pulsar en calcular para obtener la predicción.

¿Cada cuánto se actualiza una hipoteca a tipo variable?

Los periodos de actualización de las hipotecas se reflejan en la escritura: el documento donde también podemos encontrar cuáles son las condiciones del préstamo o el mes de referencia para la actualización.