Cuatro ayudas de la Seguridad Social a los pensionistas que menos cobran

Si estás cobrando una pensión y no llegas a fin de mes, estas ayudas pueden serte útiles

Cuatro ayudas de la Seguridad Social a los pensionistas que menos cobran

Cuatro ayudas de la Seguridad Social a los pensionistas que menos cobran

Este año 2023, las pensiones contributivas se han actualizado al Índice de Precios al Consumo: es decir, se han incrementado un 8,5%. De esta forma, la pensión media ha ascendido hasta casi los 1.260€ mientras que la mínima ha subido a los 780€ en 14 pagas.

Pero, a pesar de esta ayuda, la inflación y la crisis económica están teniendo un grave impacto en las familias más vulnerables. El ascenso de los precios de los alimentos, la energía y el combustible han afectado al día a día de muchas personas, que cada vez se ven con más dificultades para llegar a fin de mes.

Además de la pensión contributiva que corresponde a cada ciudadano en función de sus cotizaciones durante el periodo de actividad laboral, existen otras ayudas a las que pueden recurrir los jubilados y otros pensionistas para mejorar su situación económica.

El bono social es una ayuda que pueden cobrar los pensionistas y otros consumidores vulnerables en riesgo de exclusión social. Hasta diciembre de 2023, los beneficiarios de esta ayuda recibirán un descuento del 65% en su factura de la luz.

El complemento a mínimos para las pensiones más bajas es una cantidad complementaria que se añade a la pensión (en la modalidad contributiva) para aquellos ciudadanos que no alcancen el mínimo fijado legalmente. Para recibir esta ayuda, hay que acreditar ante la Seguridad Social varios requisitos: el primero, que la cuantía de la pensión no alcanza la cantidad mínima; que no se reciben rendimientos de capital que superen el límite de ingresos por otra vía; y residir en el territorio español.

La ayuda para el alquiler es otro ingreso al que pueden aspirar los pensionistas con menos ingresos; se trata de un pago único de 524€ que se ingresa a las personas que tienen una pensión no contributiva y que no tienen una vivienda en propiedad ni son titulares de un contrato de alquiler.

El complemento por hijos es una ayuda que pueden recibir las mujeres pensionistas y cuyo objetivo es reducir la brecha de género. Se puede solicitar en la Seguridad Social siendo beneficiaria de una pensión contributiva de jubilación, incapacidad permanente o viudedad y corresponde a 30,40€ al mes por hijo.