12 de julio de 2018
12.07.2018
Restaurantes

Coco Bambú: territorio latino

Coco Bambú ofrece una gastronomía latina a base de platos tradicionales que nada tienen que ver con el tex mex

12.07.2018 | 19:43
El chef mexicano Robert Nieves en cocina.

Restaurante Coco Bambú

  • ¿DÓNDE? Pasaje del Bajondillo 3, Torremolinos, Málaga TELÉFONO. 951 53 16 01
  • LO MEJORABLE. La continuidad del concepto. Imprescindible para que el cliente se ubique gastronómicamente.
  • LO IMPRESCINDIBLE. La moqueca brasileña de corvina y langostinos. Y los consejos de maridaje del jefe de sala.
  • PRECIO MEDIO. 20/25 euros

En la Costa del Sol hay un establecimiento que ha irrumpido en el panorama gastronómico con un concepto transgresor y arriesgado. Alejado de los tópicos propios de la zona, Coco Bambú, ubicado en Torremolinos, ha apostado por ofrecer una gastronomía latina a base de platos tradicionales que nada tienen que ver con el más que explotado tex mex – unión de recetas estadounidenses y mexicanas–. Coco Bambú está ubicado en primera línea de playa. El local, de diseño fresco en tonos bambú y verdes que recuerdan la exuberancia de zonas tropicales, dispone de un amplio salón y dos terrazas que pueden dar servicio a 120 cubiertos.

Pese al marcado aire latino de su decoración y a que su propietario tenía claro que quería reflejar la cultura gastronómica de los países que había recorrido haciendo surf, sus propuestas culinarias iniciales no recordaban aquellos exóticos lugares. Tras coquetear con la cocina de fusión mediterránea y otras propuestas que se alejaban mucho de la idea original, es ahora con el cambio de carta de primavera-verano cuando parece que la idea latina cobra un significado real en Coco Bambú. De la mano del chef mexicano Robert Nieves, el concepto de Coco Bambú va cogiendo cuerpo. Al leer las nuevas propuestas el comensal ya se sitúa: playa, decoración y gastronomía. Viajamos al sur de América.

La ruta gastronómica que tiene prevista Coco Bambú ha comenzado por Brasil y México. «Son cocinas muy complementarias ya que usan muchos ingredientes comunes como las harinas, las legumbres o la fruta y la combinación de pescados y cítricos. Y aunque son muy similares, el comensal sí notará la diferencia entre ambas», comenta el chef. La diferencia más notable está en el picante. Si México lo usa para todo, Brasil no. Sin embargo, la idea no acaba aquí. Perú, Chile o Argentina son los próximos destinos que piensan poner a la mesa. «Para poder desarrollar estas cocinas primero visitaremos los países de origen para conocer a fondo su gastronomía y traernos la cocina local más autóctona», explica Robert. La idea es no tirar de clichés.

La nueva carta de Coco Bambú, que entró a principios de abril, cuenta con platos sabrosos de recetas originales. Comida casera y tradicional pero desconocida para el que se sienta a la mesa. Ahí está la gracia y también el riesgo. Muchas de las propuestas son totalmente ajenas al común de los mortales, por lo que la experiencia al paladar es doble. Entre las nuevas propuestas destaca la moqueca de langostinos y corvina acompañada de farofa –harina de mandioca o yuca– y arroz. Se trata de un plato brasileño, similar a un guiso, de textura muy suave y sabroso al que la farofa le aporta el punto crocante. Entre las carnes destaca la presa ibérica a las brasas acompañada de feijoada –guiso de alubias negras de intenso sabor–.

En el rincón mexicano se apuesta por los sabores más auténticos incluyendo interpretaciones de platos típicos callejeros al estilo 'street food'. Los tacos se sirven en unas divertidas tejas de cerámica y las tortillas de maíz son las auténticas mexicanas, es decir, 'nixtamalizadas': proceso en el que se hierve el maíz con cal para conseguir el nixtamal que luego se muele para hacer la base del taco. En la carta se pueden encontrar de carne: pollo, ternera y cerdo. Y de pescado: rosada y marisco. Es el caso de 'el de Miguel de Acapulco', taco de pulpo y langostinos al ajillo con chile guajillo y guacamole propio de la zona costera. De postre es más que recomendable el açai con granola –muesli– y banana. Un granizado de la fruta que lleva su nombre propio de Brasil que es refrescante y dulce a parte iguales. Y chocolate, nachos y palomitas, una combinación inesperada y muy recomendable.

La nueva carta que invita a compartir es fresca, de propuestas bien trabajadas, sabores equilibrados y con un emplatado muy estético. Una oferta gastronómica disruptiva en Málaga que sitúa a Coco Bambú como un refugio de la esencia gastronómica latina.

Playa, hamacas y gastronomía
La oferta de Coco Bambú se completa con servicio de gastronomía y bebida, incluidos los cócteles, en las 180 hamacas que disponen justo en frente del local, en pleno Bajondillo, lo que extiende su concepto latino a una carta más finger food –comer con los dedos–. Destacan el sándwich cubano pulled pork –carne guisada a baja temperatura– con queso gouda y mayonesa de jalapeños, la ensalada césar con pollo crujiente, regañas de ajo negro, tomates cherrys y lascas de pecorino y el guacamole con jalapeños y totopos.

Coctelería mexicana frente al mar
En la apuesta por el concepto de gastronomía sudamericana, hasta la coctelería se ha cuidado y versionado, pudiéndose disfrutar en la terraza con vistas a la playa que tiene en la parte superior del local. Además de los grandes clásicos, también se harán micheladas: cócteles mexicanos a base de cerveza, salsa picante y cítricos que serán servidos con unas brochetas de langostinos. El cliente puede elegir la marca de cerveza mexicana que quiere en el combinado: negra Modelo, Coronita, Bohemia –tipo pilsner– o la 12 lager –rubia suave–. Esta oferta se complementa con un cóctel de mango con chile chipotle, tamarindo y mezcal y otro a base de guayaba, pepino, mezcal y jalapeño.

Trabajar en el concepto
Todo restaurante tiene que tener una identidad, un concepto que los defina y que el cliente identifique para saber qué puede esperar del sitio. Sin embargo, Coco Bambú no supo encontrarlo hasta ahora con la nueva carta que parece fraguar su propia idiosincrasia. Pese a que se observa en las propuestas un reducto de la influencia de fusión mediterránea, manteniendo arroces a la leña, pizzas o un steak tartar, (entendemos que para dar cabida a un público presumiblemente extranjero) esperemos que eso no sea el punto de retorno. Es mucho más interesante para el cliente explorar un desconocido territorio latino de sabores y contrastes únicos, que ofertar platos universales fácilmente reconocibles. No perder el rumbo a las Américas es lo que se espera.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Más información

Gastronomía


Cheesecake light.
Cheesecake light, paso a paso

Cheesecake light, paso a paso

Puedes prescindir de ingredientes como el azúcar para conseguir un postre más saludable

Tres recetas de croquetas para comer verduras sin darte cuenta

Tres recetas de croquetas para comer verduras sin darte cuenta

Los más pequeños de la casa quedarán encantados con estas deliciosas miniaturas

Receta express: Cómo hacer una bechamel al microondas en solo 5 minutos

Receta express: Cómo hacer una bechamel al microondas en solo 5 minutos

Consigue en poco tiempo una salsa suave y deliciosa que podrás utilizar en multitud de platos

Pelar ajos y otras 9 cosas curiosas para las que puedes usar el microondas

Pelar ajos y otras 9 cosas curiosas para las que puedes usar el microondas

Este electrodoméstico no sólo calienta y cocina, también desinfecta, seca flores, ablanda el pan...

Hamburguesas de quinoa y berenjena, paso a paso

Hamburguesas de quinoa y berenjena, paso a paso

Una receta vegana muy fácil de preparar y que enamorará a todos tus comensales por su sabor

Trucos para hacer pan casero al microondas

Trucos para hacer pan casero al microondas

Consigue que tu casa huela a pan recién hecho todos los días con esta sencilla receta

Gaman, la vuelta a los orígenes del chef Luis Arévalo

Gaman, la vuelta a los orígenes del chef Luis Arévalo

El nuevo restaurante del cocinero peruano combina la gastronomía de su país y la japonesa con...