Investigar 300 años de periodismo gastronómico es analizar sacos de periódicos, literalmente hablando, y escudriñar entre bibliografía más de diez horas al día. Todo esto, expandido en el tiempo. Cerca de una década, al intercalar éste con otros proyectos de calado. Pero el resultado ha merecido la pena: 702 páginas que dan forma a una obra única en su género, según su creador, y que pone de relieve la trascendencia que la Gastronomía ha tenido en la prensa española. De este modo, el autor de ‘Periodismo Gastronómico’, el malagueño Fernando Sánchez, doctor en Periodismo y creador también de la primera Tesis Doctoral en crítica y periodismo gastronómico de España, analiza la escritura de este género en la prensa española de los siglos XVIII al XXI; en un volumen que se propone como manual de consulta para estudiantes, aficionados y profesionales de la crítica y el periodismo del género. Así, junto con su primera obra, La Cocina de la Crítica (2014), el nuevo manual cierra un ciclo de investigación. «Cuando hice la tesis doctoral había mucho por indagar; me centré entonces en la crítica porque tenía que ser monográfico, pero me quedó tanto por analizar que necesitaba cerrar esa investigación», señala Sánchez.

Con rúbrica del texto de presentación de Rafael Ansón, el que fuera presidente de la Academia Iberoamericana de Gastronomía, y con prólogo de Cristino Álvarez, alias Caius Apicius, uno de los críticos gastronómicos más reputados del país, este manual busca tener un hueco en el ámbito académico y universitario, por su autenticidad y análisis que abarca desde grandes firmas especializadas del periodismo gastronómico de todos los tiempos en España, hasta el rescate de textos en prensa de escritores como Azorín; Pío Baroja; Ramón Gómez de la Serna; Luisa Carnés o, entre otros más recientes, como Francisco Umbral o Fernando Arrabal. Con este procedimiento, según Sánchez Gómez, «se facilita la pedagogía periodística al mismo tiempo que se divulga, desde el ámbito académico universitario, la riqueza extraordinaria de la gastronomía y enología de este gran destino turístico y gastronómico mundial por excelencia que es España. Una promoción muy necesaria en estos durísimos momentos que todavía vive el sector de la hostelería debido a los efectos de la pandemia».

La investigación ha dado sus frutos con hallazgos interesantes gracias a la amplitud de su macromuestra documental. Entre estos descubrimientos su autor destaca que la cocina futurista no comenzó exactamente con el italiano Marinetti en 1932, sino tres décadas antes con el español Miquel Utrillo, al ser corresponsal de prensa y artista del modernismo quien escribió de restaurantes en términos gastrofísicos ya en 1899.

La obra, que se puede adquirir a través de Amazon Books por un precio de algo más de 29 €, está estructurada en cinco capítulos que tratan, respectivamente, sobre la comunicación en el ámbito gastronómico; de la experiencia gastronómica escrita; de la evolución de sus contenidos; de la teoría y práctica de los géneros periodísticos para la gastronomía y su lenguaje; además del ciberperiodismo y las redes sociales. «Mi investigación la finalizo cuando el término ‘gastronomía’ vuelve a las manos del lector, ya que la prensa pierde la exclusividad de la información con la llegada de internet», sentencia Fernando Sánchez.