Si este año viajas por las carreteras de Málaga, tienes que anotar algunas de las ventas donde hacer una parada y disfrutar de la gastronomía de la provincia.

Como cada año, la Guía Repsol ha localizado a sus denominados Soletes de Carretera en las 50 provincias de España. Una edición que se centra en los establecimientos que podemos encontrar de paso durante un viaje en carretera. 

Los denominados Soletes son aquellos "sitios apetecibles donde tomar algo o comer a un precio asequible, los que recomendaría a un amigo", señalan.

La Guía ha reunido más de 300 Soletes de Carretera, 39 se encuentran en carreteras andaluzas y cinco en la provincia de Málaga. Un listado conformado por ventas, restaurantes y hoteles que se reparten por toda la provincia.

Ya sea para comer tranquilamente, reponer fuerzas o tapear mientras contemplas la naturaleza, descubre en qué cinco establecimientos de la provincia puedes hacer una parada en tu viaje por carretera. 

Ventorrillo Patascortas 

Ventorillo Patascortas Daniel Pérez

La primera parada nos lleva hasta Casabermeja. A poco más de media hora de la capital y a diez minutos del casco urbano del pueblo, encontramos un lugar histórico de la zona: Ventorrillo Patascortas. La historia de este establecimiento se remonta a 1490, cuando se supone que le fue concedido su primer permiso para dar comidas. 

Ventorrillo Patascortas ahora es un restaurante familiar, dirigido por Miguel Campoy y Loli Pérez; además de su hijo Juan Miguel Campoy, que les ayuda los fines de semana.

Un lugar rodeado de naturaleza, que goza tanto de terraza en los días soleados como de un comedor con chimenea cuando llega el invierno. Su gastronomía se centra en lo tradicional, desde berza, gazpachuelo, callos, puchero con su pringá o croquetas.

Otra de las protagonistas es la brasa, donde se preparan sus carnes. Los platos de cuchara y las carnes a la leña son los pilares de su menú. Además, de sus famosas patatas fritas a la leña.

Otra de las especialidades de la casa es el chivo con salsa de almendras, el rabo de toro y sus arroces preparados por Loli. 

Un establecimiento decorado con arte, donde los lunares y sillas de flamenco coloridas son las protagonistas. Un sitio donde comer tranquilo, sin prisas. 

El Ventorrillo Patascortas se encuentra en la MA-3101, km 21 (Casabermeja, Málaga) y solo abre sábados, domingos y festivos.

Venta Galwey

Venta Galwey Guía Repsol

Los montes de Málaga es un punto frecuentado por los amantes de la naturaleza y la cocina, ya que cuenta con numerosas ventas: "Pocas cosas más malagueñas que ir a las ventas de los Montes de Málaga", señala la Guía Repsol.  

Pero, entre todas estas destaca la Venta Galwey. En la carretera del Colmenar, km. 547, en un cruce de caminos hacia Comares o la pedanía malagueña Olías se encuentra esta gran casa antigua reconvertida en restaurante. 

Su nombre, confuso entre los malagueños, se lo dio un señor de Irlanda que se encargó de la construcción del edificio. Un nombre que hace referencia al condado de Irlanda. 

Ahora la familia Montañez gestiona la venta desde 1993 y ofrece platos de los montes. Destacan sus migas magro con tomate, albóndigas, entre otros: "Una venta que destaca por su comida casera, su buen ambiente y por ser toda ella un museo de la tradición", asegura la Guía. 

Restaurante Cándida

Restaurante Cándida

El tercer Solete de Carretera de la Guía es el Restaurante Cándida. Ubicado a las afueras del casco urbano de Alameda, junto a la MA-702 y apenas a diez minutos de la autovía A-45, este restaurante destaca por su "excelente pescado, buenas carnes y amplios salones", resalta la Guía. 

Entre sus platos, destacan algunos como el tartar de atún rojo, acompañado de alcaparras, corvina bilbaína o el pulpo flor con mojo picón. 

Aunque también cuentan con carnes como son los crepes de chivo lechal con verduras de temporada y queso de cabra o el chuletón de ternera rosada. Su ubicación resulta ser un enclave privilegiado, ya que cuenta con tres bodegas: Tierras de Mollina, Cortijo La Fuente y la Bodega La Capuchina.

Este restaurante se encuentra en el km 1,5 Cra, 29530 Alameda, Málaga.

La Cueva del Gato

Cueva del Gato Daniel Pérez

El 'Hotel Cueva del Gato' se encuentra en el paraje natural, que le da su nombre y junto a la MA-7401, a 15 minutos de Ronda. Además, no solo se trata de un restaurante de pasada, si no también aloja a sus visitantes en sus siete habitaciones junto al río Guadiaro en Benaoján. 

Los fogones de este hotel ecológico están dirigidos por el chef Miguel Herrera, que apuesta por una oferta culinaria "completa y exquisita basada en la tradición". Con productos de su propio huerto ecológico, del que hacen uso en la cocina. La Guía destaca su "pan casero de trigo recio y aceite de oliva virgen extra Rapa –de Zahara de la Sierra– hasta la tabla de queso de cabra Sierra Crestellina –de Casares–, jamón de cerdo rubio dorado de la serranía y frutos rojos". 

La vinoteca la protagonizan vinos de la bodega 'Descalzos Viejos' de Ronda. Este hotel se encuentra desde la MA-7401 Km 3 Carretera de Málaga ES, 29370 Benaoján

Venta García

Venta García

La ruta finaliza en la Venta García, ubicada en Casares. Una venta peculiar, de ambiente moderno pero con toques tradicionales en los platos: "Esta venta trae al siglo XXI el concepto de venta malagueña", confirma la guía. 

En sus carnes destaca el solomillo de buey al grill o su secreto ibérico de bellota con mojo picón. En cuanto al pescado, el que más triunfa es la pata de pulpo a la parrilla. Todo ello sin perder la esencia tradicional.