21 de mayo de 2019
21.05.2019

26M

¿A quién votar en las elecciones municipales de Málaga capital?

Francisco de la Torre se presenta a una nueva reelección, enfrentándose a un panorama electoral muy fragmentado y con la mayoría pendiendo de un hilo ante la ausencia de un claro panorama de posibles pactos

25.05.2019 | 15:49

Las elecciones municipales del próximo 26M en Málaga se presentan casi como un plebiscito a los 19 años de gobierno de Francisco de la Torre. Al menos así se ha presentado en las redes, donde se ha ido extendido en mensaje de votar al candidato del PP por ser el que ha transformado a Málaga, mientras que por el lado contrario se le achaca agotamiento del modelo. Los candidatos del PP, PSOE, Ciudadanos, Adelante Andalucía, Málaga Ahora y Vox pugnan por hacerse con concejales en el pleno del Ayuntamiento de Málaga, en un panorama de incertumbre ante la falta de ventajas claras en las encuestras previas.. La apertura de la oferta política ha incrementado las dudas sobre a quién votar en las próximas elecciones. Para ayudar en la decisión, repasamos a los principales candidatos que aspiran a la Alcaldía de Málaga.


Francisco de la Torre (PP)

La candidatura de Francisco de la Torre parece la más fuerte, avalado por 19 años de gestión y transformación de Málaga. Sin embargo, el desgaste acumulado, la fragmentación del voto, el lastre que supone la marca PP tras las elecciones generales y la exigua mayoría que mantiene, con una campaña muy fuerte de PSOE, Ciudadanos y la incógnita de la irrupción de Vox, sitúan a De la Torre en una situación complicada para revalidar el gobierno. No obstante, el propio Francisco de la Torre sabe que su propia marca en todavía un faro muy potente para los votos. Su omnipresencia, el hecho de que prácticamente todo el mundo se dirija a el como "alcalde" y los evidentes logros conseguidos bajo su mandato son seguros electorales, mucho más potentes que la marca PP, devaluada tras los resultados de las elecciones generales y la errática gestión de Pablo Casado. No obstante, De la Torre ha tenido que hacer frente a un fuerte desgaste en los últimos años. Las elecciones de 2015 le dejaron con 13 concejales, lejos de la mayoría absoluta y a expensas de los pactos. Si sigue perdiendo apoyos, aunque sea uno o dos concejales, eso podría suponer su paso a la oposición. Revalidar el cargo pende de un hilo, de un puñado de votos para mantener los 13 concejales (o aumentarlos en uno en el mejor de los casos) o perder su actual suelo. La marca 'De la Torre' probará su fortaleza el 26M.



Dani Pérez (PSOE)

El actual portavoz del grupo municipal socialista, Daniel Pérez, lleva en campaña casi un año. Es una apuesta fuerte del PSOE, ya que parece que ha recuperado la ilusión de aspirar a disputar la Alcaldía de Málaga por primera vez desde Martín Toval. La debilidad de De la Torre le ofrece una oportunidad de oro y la irrupción de Vox abre la puerta a que el PP siga con si sangría de votos. Dani Pérez ha optado por buscar una campaña en la que se intenta identificar con el malagueño. Sabe que esa es precisamente la fortaleza de Francisco de la Torre, que ha sabido mimetizarse con amplias capas de la población. Su mensaje refuerza mucho que es de Miraflores de los Ángeles e intenta convertir su juventud, un hándicap en muchos aspectos, en una fortaleza para apostar por la renovación en la Alcaldía de Málaga. De hecho, la edad de De la Torre (76 años) es un aspecto electoral a tener en cuenta. Además, Dani Pérez llega con el viento a favor que le ofrece el efecto Pedro Sánchez, que ha vuelto a ilusionar a una parte importante del electorado socialista, recuperando el centro político. En las elecciones generales muchos distritos se tiñeron de rojo con la victoria del PSOE, de ellos la Carretera de Cádiz y la Cruz de Humilladero son claves. Mantener esa ilusión de su electorado y arrastrar las ganas de cambio a su candidatura son sus bazas. Eso sí, ni es tan conocido como De la Torre ni cuenta con una gestión que lo avale.



Juan Cassá (Ciudadanos)

Su candidatura no fue confirmada por Ciudadanos casi hasta última hora, dando a entender ciertas dudas en la dirección nacional. Sin embargo, despejadas esas dudas, Cassá se ha multiplicado en sus apariciones, apoyándose mucho en un programa que busca darle una vuelta a la gestión del PP de estos últimos años, que considera gastado y sin ideas. Quizá por eso apuesta por proyectos llamativos, que fomentan la peatonalización o recuperación de espacios cercanos al Centro Histórico, con ambiciosas renovaciones urbanas que atraigan al electorado de Francisco de la Torre que se sienta cansado  por 19 años de su gobierno con ideas nuevas y que sean rompedoras. Cassá lleva cuatro años trabajando para darse a conocer entre los malagueños. Ha conseguido avanzar mucho e, incluso, reivindicar algunos logros de estos cuatro años que estaban en el pacto de investidura con De la Torre. Durante el último año ha ido marcando distancias con el equipo de gobierno, para no quedar fagocitado por la marca de Francisco de la Torre, por lo que ha endurecido su discurso. Aspiran a ampliar su representación y, en función de los resultados, ver posibles pactos. Sabe que puede ser la llave de un futuro gobierno y esa es su baza. En contra juega que no sea malagueño de nacimiento, lo que despierta algunos recelos, y que todavía no haya calado suficiente la marca de Ciudadanos en algunos de los grandes barrios de la ciudad, donde se deciden los gobiernos.



Eduardo Zorrilla (Adelante Málaga)

La cabeza de cartel de la coalición Adelante Andalucía (formada por IU y Podemos) se ha labrado su prestigio con una oposición sólida, pertinaz y seria durante ocho años. Muy conocido en Málaga, no lo ha tenido fácil al tener sólo dos concejales, aunque ha sabido ser, en muchos momentos, referente de la oposición municipal pese a su exigua representación. Inteligente y con buena dialéctica, es de los pocos que es capaz de mantener un cara a cara con Francisco de la Torre y mantener el tipo. En esta ocasión acude en confluencia con Podemos, por lo que sus expectativas electorales se han multiplicado. Esperan crecer sobre los dos concejales actuales, lo que podría ser clave en un panorama electoral tan abierto como el planteado en Málaga. La capacidad para apoyar y relanzar movimientos ciudadanos le ha servido para granjearse un amplio apoyo a su labor en la oposición, aunque está por ver si es capaz de traducirlo en votos.



Rosa Galindo (Málaga Ahora)

Málaga Ahora era la 'marca blanca' con la que se estrenó Podemos en las elecciones municipales en Málaga en 2015, debido a una estrategia electoral que buscaba reducir el desgaste en unos comicios locales. Sin embargo, esa marca blanca terminó saltando por los aires. O mejor dicho, fue el representante de Podemos el que saltó del grupo municipal, que terminó escindiéndose y haciendo que el grupo se independizara de Podemos. Ahora opta por una candidatura municipalista, más en la onda de la formación electoral de Manuel Carmena y Errejón. Además lo hace con un cambio en la cabeza de cartel. Ysabel Torralbo dejó el puesto de salida a Rosa Galindo tras perder las primarias, lo que ha obligado a una campaña muy personalista para dar a conocer a esta concejala, en un puesto muy secundario durante la pasada legislatura. El trampolín que ofrece a esta formación la presencia en el Ayuntamiento de Málaga juega a favor de sus expectativas electorales, aunque a priori son menores que la actuales ya que Podemos concurre en confluencia con IU, luchando por el mismo electorado.



José Enrique Lara (Vox)

El ascenso electoral de Vox parece que también va a tener una réplica en las elecciones municipales. Los sondeos dan por seguro que entrará en el pleno municipal, aunque estará por ver con qué fuerza. El número de concejales que consiga podrían ser clave ante posibles pactos con el PP y quizá Ciudadanos para el gobierno de la ciudad. Por ahora, la marca Vox es un aval, pese a la decepción por los resultados de las elecciones generales, que se esperaban más altos pese al notable incremento final. De hecho, su campaña ha sido de bajo nivel, con una presencia en la calle menos intensa que otras candidaturas. También es cierto que es un partido muy centralizado, con un mensaje muy homogéneo y que llega fácil a través de las redes sociales, donde exhibe gran parte de su fortaleza. Miraflores de los Ángeles fue uno de los barrios donde más apoyo obtuvo en las anteriores elecciones y parece que se va a mantener así. También en el distrito Este arrastró un importante número de apoyos, restando al PP y Ciudadanos. Lara, que cuenta con mucho prestigio dentro de la ciudad, se ha convertido en un buen candidato. En todo caso, para Vox conseguir entrar en el pleno municipal será un éxito, teniendo en cuenta que supone un salto desde la nada.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook