23 de mayo de 2019
23.05.2019

Entrevista

"En Rincón el votante ya sabe del peligro que trae un pacto de intereses"

Francisco Salado es el candidato del PP en Rincón de la Victoria

23.05.2019 | 05:00
Francisco Salado en el parque infantil temático enclavado cerca del Consistorio.

El actual alcalde rinconero y presidente de la Diputación de Málaga aspira a revalidar un cargo en el que estuvo hasta los últimos comicios de 2015 y que recuperó hace ahora dos años, gracias al apoyo de andalucistas y de Cs, tras un cuatripartito que progresivamente perdió integrantes.

­El actual alcalde de Rincón de la Victoria y presidente de la Diputación de Málaga, Francisco Salado, aspira a revalidar el primero de estos cargos como candidato en los comicios de este próximo domingo. Ya lo ocupó hasta 2015 y, tras un cuatripartito que progresivamente perdió integrantes, volvió a acceder al principal sillón plenario gracias a un acuerdo entre su grupo, el Partido Popular, los concejales andalucistas y Cs. Sostiene que en su localidad el electorado ya sabe que muchos de aquellos pactos de izquierda que desalojaron al PP hace cuatro años «no eran más que acuerdos de intereses particulares, que no primaban el interés general del pueblo».

Usted recuperaba la alcaldía al cumplirse el ecuador del presente mandato. ¿Qué proyectos no ha podido desarrollar en este periodo y qué espera poder culminar si resulta reelegido?
A diferencia de otros municipios en los que no ha habido alternancia en el gobierno, en Rincón de la Victoria el votante lo tiene fácil. Puede perfectamente comparar entre lo que supone un tripartito de izquierdas y el gobierno de la estabilidad y con ideas claras, el que ha estado liderado por el Partido Popular en estos dos últimos años. Es decir, el ciudadano de este municipio sabe perfectamente del peligro que trae un pacto de intereses como el que dejó el Ayuntamiento sin gestión alguna, especialmente en los ocho últimos meses hasta la moción de censura. Consideramos que fueron dos años perdidos porque se quedaron en el cajón muchas iniciativas que teníamos ya encarriladas, por motivos ideológicos. Y algunas, como el Parque Periurbano de Torre de Benagalbón no hemos podido después impulsarla por falta de tiempo. Aún así hemos podido volver a poner en marcha aspectos urgentes, como era la falta de liquidez a la que estuvo sometido, también por un enfrenamiento absurdo e ideológico con los bancos, por el anterior gobierno.

En sus primeros días de gobierno, en efecto, puso el acento en las arcas municipales y en los plazos para el cobro por parte de los proveedores.
Hubo una tremenda irresponsabilidad. Incrementaron los intereses hasta alcanzar los 800.000 euros por el simple hecho de no sentarse a negociar y a refinanciar la deuda municipal. Es de lo primero que hice. Obtener liquidez y rebajar la deuda comercial y financiera en unos 5 millones de euros para poder afrontar proyectos. Eso encima lo logramos rebajando el IBI o siendo el primer municipio en suprimir la Plusvalía, además de reducir a la mitad el periodo de pago a proveedores, en estos dos años. En unos días estaremos en los dos meses y el objetivo es fijarlo en los 30 días que marca la ley.

Algunas cosas sí que habrían encontrado con los deberes hechos en esos dos primeros años.
Hubo guiños muy mediáticos en los que ni siquiera obtuvieron los resultados de los que alardearon, siempre con un sesgo ideológico. Ponemos por ejemplo las comuniones civiles. Fue un rotundo fracaso, pese a que lo vendieron a modo de éxito por ser pioneros en esta iniciativa. Cuesta encontrar la delegación en la que no hubiesen dado un salto hacia atrás por ineficacia o falta de experiencia. Rompieron algo tan básico para quienes aspiran a gobernar un municipio como son las relaciones con los colectivos sociales, con los clubes deportivos incluso. Pero es que ni siquiera le daban la atención necesaria a los grandes eventos del municipio, algunos de enorme interés en la provincia, como el certamen de verdiales, y con una elevada tradición. En los dos últimos años, como consecuencia del elevado diálogo que mantenemos a diario con las asociaciones, hemos dado respuesta a aspectos fundamentales, como puedan ser la introducción de bonificaciones en el recibo del agua a las familias que poseen menos recursos.

¿Qué proyectos en materia de inversiones sí que les ha dado al menos tiempo de ejecutar en los dos años de gobierno que han tenido ustedes?
Con el saneamiento de las arcas públicas hemos podido llegar a invertir, siempre con recursos propios, unos 8 millones de euros para dinamizar el municipio. Un ejemplo evidente es que en estos dos ejercicios se han completado un total de cinco planes de asfaltado, incluyendo los previstos en las urbanizaciones, las grandes olvidadas del anterior gobierno. Y al mismo tiempo hemos actuado en prácticamente todos los parques y jardines del municipio.

¿Lo considera un periodo positivo pese a esa brevedad a la que aluden en esta campaña?
Pedimos el voto conscientes de lo mucho que dejamos encarrilado y que tememos que otro gobierno de intereses paralice. Pero han sido dos años muy productivos. En materia deportiva, por citar otra delegación, hemos aumentado el número de alumnos en todas las escuelas municipales. Está en marcha el proyecto del skatepark en Huerta Julián, con unos 3.000 metros cuadrados de superficie y diseñado por un campeón mundial malagueño como Rubén Alcántara. Asimismo está encarrilado el proyecto del auditorio al aire libre para alrededor de un millar de personas y un nuevo pulmón verde, de casi 70.000 metros cuadrados, en Parque Victoria. Esta iniciativa generará nuevos visitantes porque incluye un Parque de Dinosaurios y Tirolinas.

¿Qué urgencia se plantea para el futuro mandato si logra el respaldo necesario?
Mejorar la limpieza es algo que se necesita urgentemente. El objetivo debe ser duplicar el presupuesto para mejorar el estado de las urbanizaciones. Por estas zonas periféricas, no obstante, incluso nos ha dado tiempo a incorporar una nueva línea de autobús, la número 8. Y también considero ya resueltas, o a punto de solventarse, asignaturas pendientes como un nuevo instituto o el paseo marítimo en Torre de Benagalbón.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook