El grupo empresarial malagueño Vértice y el Instituto Superior Tecnológico Tecnoecuatoriano (ISTTE) han concedido 512 becas de formación a jóvenes en exclusión social en Ecuador que les permitirán tener más opciones de encontrar un puesto de trabajo en el futuro.

La duración de los cursos ha sido de tres meses y se han beneficiado de ellos 512 personas de entre 13 y 17 años que viven en casas de acogida en las localidades ecuatorianas de Tena, Quito, Machala, Guayaquil, Santa Elena, Riobamba, Babahoyo, Milagro, Tulcán, Cuenca y Lago Agrio.

La situación de estos jóvenes es especialmente delicada, según ha explicado Vértice. En su mayoría son mujeres menores de edad que han sido rescatadas de proxenetas que las captan para posteriormente explotarlas sexualmente mediante amenazas. En estas casas de acogida hay también niños y niñas rescatados de la mendicidad y otros que han sido abandonados o maltratados por sus progenitores, entre otros casos.

Los responsables de las casas de acogida se vuelcan en la formación de los jóvenes para que éstos puedan hacer una carrera universitaria e insertarse en el mercado laboral en cuanto cumplen la mayoría de edad y salir de la exclusión social. En este contexto se enmarca el convenio firmado por Vértice y el ISTTE, como entidades benefactoras, con la Vicepresidencia de la República del Ecuador y el Ministerio de Inclusión Económica y Social (MIES), la institución que administra las casas de acogida en el país ecuatoriano.

Los cursos más demandados por los adolescentes han sido los de Adaptación al cambio, Asertividad, Creatividad, Escucha Activa y empática, Gestión del estrés, Inteligencia Emocional, Liderazgo, Motivación, Resiliencia, Resolución de conflictos y Trabajo en equipo.

"Quiero expresar mi más sincero agradecimiento por brindarnos estos cursos virtuales. Nos sentimos muy orgullosas de habernos innovado en conocimientos y gracias a todos por guiarnos con paciencia para poder culminar nuestros cursos que son necesarios para nuestro desarrollo personal", ha afirmado Daniela Carrión, adolescente de la casa de acogida Linda.  

"El convenio es un gran logro para nuestros jóvenes de las casas de acogida. Poder desarrollar esas habilidades blandas que les ayudarán en la comunicación o en las relaciones interpersonales es algo muy importante porque estamos apuntando no solo al desarrollo integral del niño, que garantizamos a través de su derecho constitucional, sino que también garantizamos con este tipo de cursos que tengan un mejor desenvolvimiento en el porvenir", subraya César Quiroz, directivo del Ministerio de Inclusión Económica y Social.

"Para Vértice ha sido un proyecto muy gratificante. Comprobar cómo nuestros sistemas eLearning han posibilitado que estas personas adquieran estos conocimientos que les ayudarán a mejorar su situación laboral y personal es darle sentido a todo lo que hacemos", señala Diego Sánchez, director de Desarrollo de Negocio, Producto e Innovación de Vértice.

Vértice Formación y Empleo (VFE o Vértice) es un proyecto empresarial cuyos inicios se remontan a 1979 en el sector de la formación. Desde el principio, la aplicación de las nuevas tecnologías nos ha permitido ser pioneros en el desarrollo de herramientas y contenidos e-Learning. Hoy en día, Vértice es uno de los mayores actores del sector eLearning y de la Formación Profesional para el Empleo (FPE) a nivel español, sumando además sedes propias o distribuidores autorizados en toda Latinoamérica.

A través de distintas marcas –Vértice eLearning y Vértice Training – VFE ofrece a entidades de todo el mundo: Campus LMS, contenidos multisectoriales, autoría y digitalización de recursos formativos; y servicios de consultoría, impartición y gestión formativa cuando son requeridos. Entidades educativas, administraciones públicas y corporaciones definen e implantan sus proyectos de formación a partir de estos servicios.

En 1999, y vinculada a ese compromiso con la creación de una sociedad más igualitaria, se constituye la Fundación Vértice para desarrollar actividades que fomentan, a través de la formación, la integración social y laboral de sectores de población desfavorecidos y en riesgo de exclusión. Un año después, en 2000, se crea Fundación Juan Cruzado-Vértice Salud con el fin de atender a personas mayores dependientes y sin recursos.

Con la labor desarrollada en Vértice y sus fundaciones se generan más de 300 empleos directos actualmente.