Formación y educación
Universidad

La internacional en Málaga, hacia una nueva etapa

La actividad de la UNIA en la sede malagueña, ubicada primero en el PTA y actualmente junto a Mena, es intensa, pese a su juventud

28-12-2015Meneame
La sede de la UNIA en Málaga.
La sede de la UNIA en Málaga.. L. O..

JOSÉ LUIS SÁNCHEZ OLLERO* La Universidad Internacional de Andalucía (UNIA) se creó, en su formato actual, en 1994 como una institución única, pero con dos sedes originales que ya existían con anterioridad: la Iberoamericana de Santa María de la Rábida (Palos, Huelva) y la Antonio Machado de Baeza (Jaén), a las que se unían en ese momento fundacional la sede del Rectorado (que se ubica en el Monasterio de La Cartuja en Sevilla) y el Campus Tecnológico, sito inicialmente en el Parque Tecnológico de Andalucía en Málaga.

Las sedes históricas provenían de una larga y antigua tradición universitaria. La primera como Universidad Hispanoamericana de La Rábida, fundada en 1943 como un foro científico de ámbito internacional dedicado a estudios e investigaciones de carácter iberoamericanista. La segunda, como sede de los cursos de verano iniciados a partir de 1979 por la Universidad de Granada (de la que dependía) en la ciudad de Baeza, volcada en el renacimiento y el patrimonio histórico. Pero en realidad nuestra sede de Baeza tiene una tradición universitaria aún más antigua que se remonta a 1538, con la creación del Colegio y Escuelas de la Santísima Trinidad convertidos, ya a mediados del siglo XVI, en una floreciente universidad que funcionaría hasta el año 1824 en que, como tantas otras universidades de la época y debido a los "recortes" que también hubo en aquellos tiempos, la Universidad de Baeza dejó de existir. Sin embargo, de ella surgió un Colegio de Humanidades, reconvertido posteriormente en Instituto de Enseñanza Secundaria en cuyo claustro resurgió a finales de los setenta del siglo pasado la Universidad Internacional Antonio Machado, hoy campus de la UNIA, en el Palacio de Jabalquinto.

Con estas referencias, es fácil entender que la sede en Málaga de la Internacional sea, aunque solo sea por su juventud, mucho menos conocida pues su creación data de 1994; apenas 21 años de vida, configurado como Campus Tecnológico confundiéndose con frecuencia nuestras actividades con las realizadas por la UMA e incluso con alguna entidad privada del ámbito de la formación.

Sin embargo, la actividad de la UNIA en Málaga ha sido muy intensa. Desde su fundación en la ciudad hemos venido ofreciendo todo tipo de estudios universitarios desde la medicina avanzada a la arqueología submarina, pasando por todas las ramas de las ciencias, las letras y las humanidades, y con una vocación especial por las nuevas tecnologías. El rango de los estudios tiene una característica fundacional importante: en la UNIA ofrecemos estudios de posgrado oficiales (conjuntamente con otras universidades) o propios (Master, Experto, Especialista), y cursos de extensión universitaria. No ofrecemos estudios de grado pues, en el diseño del mapa universitario andaluz, de ello se encargan las otras nueve universidades públicas andaluzas, cada una en su propia provincia (la excepción es Sevilla, con dos universidades). Pero, al mismo tiempo, también tenemos una ventaja importante: a diferencias de nuestras homólogas no estamos limitados a un espacio geográfico concreto siendo muy intensa nuestra actividad no solo a lo largo de toda Andalucía sino particularmente en Latinoamérica y el Magreb gracias a nuestra amplia oferta de cursos semipresenciales y online.

Recientemente hemos trasladado nuestras instalaciones desde el PTA hacia el centro histórico, al antiguo edificio de Italcable junto a la Congregación de Mena. Un edificio singular cuya historia entronca perfectamente con el espíritu de la UNIA, pues se construyó por parte de la empresa italiana Italcable para unir, gracias a la tecnología de comunicaciones, Europa con América. Esta empresa se crea en el año 1921, con el gran objetivo de poder crear una infraestructura para poder comunicar telefónicamente entre los miles de emigrantes italianos que estaban fuera de su país (en América latina) con la metrópoli. La línea partía de Anzio (Roma) y recorría Málaga-Las Palmas de Gran Canaria-Fernando de Norohna (Brasil)-Uruguay-hasta llegar a Buenos Aires. La inauguración del cable trasatlántico fue todo un acontecimiento en su momento, cursándose el día de la inauguración sendos telegramas entre los reyes de España e Italia. También desde estas oficinas Alfonso XIII habló telegráficamente en el año 1926 con el vuelo Plus Ultra que acababa de llegar a Argentina. Debido a la importancia de aquella instalación y en plena Guerra Civil Braudilio Sanmartin, a la sazón Jefe de la Base Naval de Málaga, lo convirtió entre enero y febrero de 1937 en su centro de mando, siendo el balcón de su fachada principal probablemente el último de la ciudad en que de manera oficial ondeó la bandera de la República. Los avances tecnológicos y diversas vicisitudes de la empresa Italcable hicieron que dejara de ser activa en el año 1970 quedando el edificio en el olvido hasta que fue adquirido y restaurado por la Congregación de Mena.

El objetivo de nuestro traslado a estas instalaciones es múltiple: por un lado, ganamos en amplitud de espacio puesto a disposición de la ciudadanía malagueña; por otro, nos acercamos más a ésta al situarnos en el corazón de la ciudad; y, finalmente, nos permite disponer de un espacio expositivo del que carecíamos en nuestra anterior ubicación.

Precisamente en este nuevo espacio, el pasado 27 de noviembre inauguramos esta nueva etapa con una exposición de fotografías del nuevo fondo de Pilar Citoler, con gran éxito de crítica y público, que estará abierta hasta el 24 de enero. Tras ella vendrán, a continuación y a lo largo del año, una exposición de pintura contemporánea, otra sobre el patrimonio artístico de las cofradías malagueñas y una muestra sobre el patrimonio industrial de la ciudad. A ello hay que añadir nuestra habitual programación de cursos de Master y Experto Universitario (que comienzan en enero) en colaboración con diversos Colegios Profesionales y los cursos de verano a celebrar en septiembre. Una amplia oferta de actividades musicales, teatro y poesía configura un nuevo abanico de posibilidades culturales y sitúa la nueva sede de la UNIA en Málaga como un nuevo y potente punto de referencia cultural en la ciudad.

*Sánchez Ollero es vicerrector del campus de Málaga de la UNIA