Formación y educación

Profesores de Matemáticas defienden el uso de calculadoras en las pruebas a la universidad

Los países con mejor nota en el informe internacional PISA permiten usar calculadoras, recuerda la federación

22-11-2018Meneame
Una persona utiliza una calculadora.
Una persona utiliza una calculadora.. Getty Images.

EFE / MADRID La Federación Española de Sociedades de Profesores de Matemáticas ha defendido este miércoles el uso de calculadoras en el aula y, en especial, en las pruebas de acceso a la universidad, pues en la actualidad solo se permite su utilización para dichas pruebas en Cataluña, Castilla-La Mancha, Canarias y Baleares.

Los países con mejor nota en el informe internacional PISA permiten usar calculadoras, ha recordado esta federación en una nota, en la que ha denunciado que cada vez son "más restrictivas" las medidas sobre el uso de las calculadoras y en los últimos diez años "la situación ha empeorado".

Las calculadoras "contribuyen a crear el pensamiento matemático", pues se trata de una materia que no consiste en hacer muchas operaciones, sino en saber qué operaciones hay que hacer, en qué orden o con qué objetivo, han especificado.

Prohibir o restringir el uso de las calculadoras en las pruebas de acceso a la Universidad provoca -han continuado- que su presencia en las aulas "prácticamente desaparezca" así como "la oportunidad para mejorar la enseñanza y el aprendizaje de las matemáticas".

Esta federación ha recalcado que las Administraciones educativas deben establecer los mecanismos necesarios para garantizar el uso de calculadoras gráficas en las pruebas para la Universidad y que ello no suponga ningún tipo de discriminación económica entre los alumnos.

Asimismo, las universidades y las comisiones que regulan las pruebas han de velar para que las instrucciones para las pruebas de acceso a la universidad "sean coherentes con los currículum de Bachillerato", pues en Secundaria la competencia digital forma parte de las competencias básicas que todo ciudadano debe adquirir, han señalado.

"Hace 40 años, tal vez, el modelo era adecuado, pero en la actualidad no tienen ningún sentido que haya restricciones en el uso de calculadoras científicas, gráficas y o con cálculo simbólico", han añadido.