Dicen que ha sido una de las galas más bonitas y emotivas de las 39 ediciones de nombramiento del Abanderado de la Feria de Málaga que se recuerdan. La Asociación Centro Histórico de Málaga, Centro Comercial Abierto organizaba su tradicional gala anual, después de dos años de parón por la pandemia, un hecho que hizo que la cita fuera especialmente deseada.

El pasado jueves se dieron cita en el Castillo de Gibralfaro más de 240 personas, entre ellas, hosteleros, comerciantes, directivos culturales y políticos entre los que se encontraba el alcalde de Málaga, Francisco de la Torre.

Todos reunidos para rendir homenaje a una persona que ha trabajado por Málaga toda su vida, como es Rafael Prado, propietario del mítico Café Central que este año cerraba sus puertas después de más de 100 años de historia.

Rafael ha estado al frente de la Asociación de Hosteleros y de la Asociación de Comerciantes entre otras muchas responsabilidades dentro del tejido social y empresarial de la ciudad. Ha sido un gran promotor y ahora le ha llegado el turno de recoger este reconocimiento que le llevará a ser Abanderado de la Feria de Málaga el próximo sábado 13 de agosto por la mañana en la Romería que saldrá desde el Ayuntamiento hasta el Santuario de la Virgen de la Victoria.

Rafael Prado y Rocío Gaspar en el escenario Lorenzo Carnero

El acto, presentado por la periodista Rocío Gaspar, lo abrió la presidenta de la Asociación Centro Histórico de Málaga, CCA, Juanibel Vera que destacó la importancia del trabajo realizado por Rafael y comunicó a los asistentes que su nombramiento había sido una decisión tomada por unanimidad.

Rafael Prado tomaba la palabra para agradecer el premio, compartirlo con todas las personas que le rodean, desde su familia, la Cuarentuna, sus clientes, amigos… en definitiva, un recorrido por la sociedad malagueña que tanto le ha apoyado. También tuvo tiempo para hablar de cómo sería su Feria ideal, desde la mañana en el centro, pasando por los toros para terminar en el Real de la Feria. Un discurso donde repasó también la historia del Café Central y el amor por su Club el Málaga CF. En definitiva, un repaso por todas sus inquietudes expresadas en un momento único para el que no olvidará nunca.

El alcalde de Málaga cerraba el acto y junto a la presidenta Juanibel Vera y a la concejala Teresa Porras entregaban el reconocimiento a Rafael Prado que recibía orgulloso. El acto finalizaba con la actuación de la Cuarentuna y un coctel servido por Lepanto.

Los malagueños tienen una cita el próximo sábado 13 de agosto a partir de las 10h en la XXXIX Edición de la Romería Urbana al Santuario de la Victoria, donde nuestro abanderado y toda la comitiva emprenderá peregrinación desde el Ayuntamiento hasta el Santuario de la Victoria. Allí tendrá lugar una misa rociera con ofrenda floral y la entrega de la Bandera a la Virgen.

Un emotivo y tradicional arranque de la Feria de Málaga 2022