Corría el 24 de agosto de 2019 cuando se apagaron las luces de la última Feria que acogió nuestra ciudad. Aquella feria de 2019, paradójicamente, fue la más larga en duración (12 días) y dio paso a casi tres años de ausencia provocados por las diferentes olas de la pandemia de Covid que se sucedieron en 2020 y 2021.

Pero la espera por fin ha terminado y el próximo 12 de agosto vuelve la Feria de Málaga, y lo hace con algunas novedades sobre todo en su arranque, ya que el pregón, que este año correrá a cargo de la cantante María Peláe, no tendrá lugar en la jornada del viernes como antesala de los fuegos artificiales sino que se traslada al día siguiente, el sábado 13, haciéndolo coincidir con el alumbrado del Cortijo de Torres.

La jornada del viernes 12 también será especial porque la ciudad organiza por primera vez un espectáculo de luces con drones. Unos minutos antes del comienzo de los fuegos, el “Umiles – Drone light show” será la mayor concentración de estos aparatos en España (240 en total), un espectáculo de luces en el que estos drones dibujarán figuras de luz en el cielo de Málaga, un espectáculo creado especialmente para la capital de la Costa del Sol denominado “Noche de Fiesta”.

A partir de la medianoche, será el turno de los tradicionales fuegos artificiales, que se lanzarán desde la zona de acceso a la terminal de cruceros del Puerto de Málaga. Un verdadero castillo de fuegos que durará 20 minutos y para el que se quemarán 609,2 kilos de pólvora.

Otra de las novedades de este año es que después del espectáculo piromusical, no habrá conciertos ni actuaciones en la playa de La Malagueta, con la intención de conservar la playa en buen estado para que pueda ser disfrutada por los bañistas al día siguiente.

Lo que permanece inalterable es la dualidad en los escenarios feriales. La Feria del Centro arranca el sábado 13 desde el mediodía hasta las seis de la tarde y dará el relevo al Cortijo de Torres, que funciona a pleno rendimiento también desde el mediodía hasta altas horas de la madrugada.