23 de marzo de 2014
23.03.2014
La Opinión de Málaga

La obsesión por el amor perfecto abre las proyecciones de ZonaZine

Alejo Levis presentó ayer 'Todo parece perfecto', una muy buena y preciosista cinta

23.03.2014 | 00:21
El equipo de 'Todo parece perfecto'.

­Inauguró ayer ZonaZine Alejo Levis con su Todo parecía perfecto, una historia –que surge a partir de la idea de un cortometraje, o una secuencia de cortometrajes– alocada, original y visualmente preciosa, gracias a un lenguaje atractivo y experimental.

La película reflexiona sobre las obsesiones, la búsqueda de la perfección –en este caso, la mujer perfecta con la que el protagonista pretende compartir la existencia– y la consecución de los sueños o, en palabras del propio Levis, «del patetismo que hay detrás de la idealización y del querer volver los sueños realidad, sin que éstos lleguen a ser algo más que un casi». Y todo envuelto en una ensoñación, muy a lo David Lynch, en una ausencia total de tiempo y en una estructura narrativa de lo más singular. De ahí que lo visual sea fundamental en Todo parece perfecto: «La parte plástica era básica en esta historia, y más teniendo en cuenta el bajo presupuesto con el que contábamos». El director y su equipo incidieron en numerosas ocasiones en las estrecheces de su producción, un discurso de lo más habitual en los estrenos de ZonaZine –recordemos, la parcela del Festival de Málaga que se dedica al sector menos pudiente del audiovisual patrio–. El problema es que, en la mayoría de las ocasiones, las explicaciones sobre los medios pueden convertirse en excusas contraproducentes por el victimismo: así, el director y actores de Todo parece perfecto hablaron más de las sólo dos semanas que tuvieron para rodar y del bajísimo presupuesto del que dispusieron para la producción. Un discurso povera que, al final, casi logra romper la magia que crearon Alejo Levis y sus actores Jordi Rico y Andrea Trepat durante su filme. Una película que, aunque su director no se lo crea, es muy buena.

@KarennWallace

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook