24 de abril de 2015
24.04.2015
Sección Oficial

Trueba: la amistad en un furgoneta

24.04.2015 | 13:02
El director de cine Jonás Trueba (i sentado), posa con su equipo los actores Luis E. Pares (i de pie), Francesco Carril (c), Vito Sanz(d), y el productor Javier Lafuente (d sentado), durante la presentación de su película "Los exiliados románticos" con la que se cierra hoy la sesión oficial de largometrajes del 18 Festival de Cine Español de Málaga.

De una conversación con amigos una noche surgió el reto para Jonás Trueba de filmar un viaje en furgoneta por Francia durante doce días, que ahora se ha convertido en su tercer largometraje, "Los exiliados románticos", presentado hoy en la sección oficial del Festival de Cine Español de Málaga.

"Es muy vergonzoso estar aquí, porque la película nació de una manera muy espontánea y todo lo que ha surgido después nos parece muy divertido", ha afirmado Trueba, que asegura que no pretendía "contar una historia ni había un guión previamente".

La película se ha construido "tan rápidamente" que es "clara, lineal y con una caligrafía muy simple, y se sustenta en pilares como las risas de los amigos o las canciones de Miren Iza".

Precisamente, Jonás Trueba considera a la cantante de Tulsa "el otro gran motor de la película", después de haberla conocido con su anterior largometraje, "Los ilusos", y cree que su canción "Oda al amor efímero" es "el 'leitmotiv' de la historia, y toda la película una puesta en escena de esa canción".

"Creo que ésta es una película alegre sobre la amistad, pero todas las cosas alegres siempre tienen la tristeza al mismo tiempo. Intentábamos transmitir felicidad, alegría y ausencia de drama y quizás, más que nostalgia, en la película hay melancolía de la alegría", ha apuntado el director.

También bromeaba con sus amigos diciendo que estaban rodando "una película sobre la decadencia del género masculino", y es que Trueba sostiene que "hay algo de eso y algo en el aire de las relaciones entre hombres y mujeres".

"Quizás me posiciono más con los chicos, pero intento en todas mis películas que los personajes femeninos tengan su independencia, y creo que en general son más interesantes", ha dicho Trueba, que ha querido hablar además "de las relaciones entre hombres y mujeres en el sentido de la amistad" y sobre "si es posible eso".

También asegura que es una película "sin ningún afán de nada", al haber surgido "de una broma entre amigos una noche riéndonos", algo que se fue "estirando hasta convertirse en algo serio", aunque de aquella broma inicial "no queda nada en la película, sólo el impulso para hacerla".

No existe un guión "en el sentido de noventa páginas encuadernadas", pero sí lo que ha calificado como "un guión hablado durante el rodaje".

"Es distinto cuando le das el guión a un actor y lo rueda seis meses después que cuando le tiras la frase diez minutos antes de que la tenga que decir. Así existe una relación con la frase más orgánica, y se consigue otra espontaneidad", ha resaltado.

Sobre el rodaje con las mismas personas con las que surgió la idea de la película, admite que "es muy duro pedirle a los amigos que te den eso que te gusta tanto cuando estás con ellos, esa esencia del día a día".

Esos compañeros de viaje para Jonás Trueba han sido Vito Sanz, Francesco Carril, Luis E. Parés, Renata Antonante, Isabelle Stoffel, y Miren Iza, con la colaboración además de Vahina Giocante.

Con la película de Jonás Trueba se completa la presentación de los trece largometrajes en competición en la sección oficial del Festival de Cine Español de Málaga, que dará a conocer el palmarés en la jornada de clausura de mañana.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas

La Opinión, en tu WhatsApp


Apúntate, es gratis

Toda la actualidad de Málaga, en tu móvil con nuestras alertas informativas por WhatsApp