15 de marzo de 2019
15.03.2019
22ª edición

Con paso firme y decidido por el camino recto

El certamen inicia su vigésimo segunda edición, tercera como cita del cine en español, marcada por el regreso de autores pródigos, los debates sobre formatos y el especial protagonismo de nombres malagueños

15.03.2019 | 05:00
La plaza de la Constitución, preparada para el Festival.
Con paso firme y decidido por el camino recto

El estreno de Almodóvar, una triste coincidencia

  • Desde que se hizo pública la fecha de estreno de Dolor y gloria (22 de marzo), la nueva película de Pedro Almodóvar, el máximo responsable del Festival de Málaga, Juan Antonio Vigar, no ha dejado de reconocer que tener al realizador manchego en el certamen, aunque no sea en competición, «sería algo muy positivo» para la cita malagueña. Y aunque declarado en repetidas ocasiones que están en contacto con la oficina de Almodóvar para que el encuentro se produzca, éste, salvo sorpresa de última hora, no se producirá. El cineasta no es proclive a aparecer en festivales nacionales (por supuesto, jamás compitiendo; para eso su objetivo natural es Cannes) y prefiere dejar que su cine se promocione solo, que su marca ya es suficiente. Una lástima: el objetivo del Festival de Málaga siempre ha sido el de ejercer de casa del cine español (ahora en español), al menos durante la semana larga en la que se celebra. El estreno de Dolor y gloria en plena recta final del certamen malagueño restará protagonismo mediático a las cintas programadas por nuestra cita audiovisual. Porque, seamos claros, ¿de qué película española se habla un año en que Almodóvar estrena?

Ha llegado el día. El Festival de Málaga vive a partir de hoy y hasta el 24 de marzo su vigésimo segunda edición, su tercera como certamen de cine en español, confiado en la dirección de la senda ya trazada y convencido de que su espíritu y letra, su forma y fondo son los más indicados y necesarios para apoyar al audiovisual de nuestro país y de los países latinoamericanos. «El objetivo seguir avanzando en la idea de un Festival representativo de lo que hoy es el cine español e iberoamericano en cuanto a creatividad y producción. Algo que además es lo que debemos y tenemos que ser como evento de referencia para este sector, al que debemos aportar utilidad y visibilidad», aseguró el director de la cita, Juan Antonio Vigar, en la presentación de sus contenidos.

La Sección Oficial

Lo comercial y lo autoral. La gran competición del Festival, la dedicada a los largometrajes de ficción, «aúna lo comercial con lo autoral, las películas de una producción más industrial con otras más vocacionales o alternativas y nombres con una trayectoria reconocida junto a directores jóvenes con una mirada distinta y contemporánea», opina Vigar. En concreto, serán 13 producciones españolas y nueve iberoamericanas, más dos fuera de concurso: Taxi a Gibraltar, de Alejo Flah, y Los Japón, del fuengiroleño Álvaro Díaz Lorenzo; ambas comedias y ambas, por cierto, protagonizadas por el actor y humorista Dani Rovira.

Protagonista

Dani Rovira será uno de los ejes sobre los que orbitará la programación del Festival de Málaga, ya que no sólo abrirá y cerrará el certamen sino que también será reconocido por su labor como embajador de Málaga ante el cine español y por «su más que demostrada» solidaridad con causas sociales y humanitarias. El cómico estrenó hace un par de años una película en el Festival, El futuro ya no es lo que era, pero, lamentablemente, compromisos profesionales impidieron que acudiera a su tierra para defenderla personalmente. Todo parece indicar que en esta ocasión sí podrá acercarse para pasearse por la alfombra roja de su certamen.

Competición

Títulos a tener en cuenta. En la competición, dos nombres llaman poderosamente la atención: por un lado, Carlos Marqués-Marcet, que regresa al festival que lanzó y biznagueó su debut, 10.000 km, con Los días que vendrán; por el otro lado, Fernando Colomo, que también vuelve al certamen, tras Cuarteto de La Habana, con Antes de la quema, una cinta, además, muy malagueña, ya que cuenta con Salva Reina como gran protagonista. Otro medio malagueño está detrás de otra de las cintas a competición, ¿A quién te llevarías a una isla desierta?, del licenciado en Comunicación Audiovisual por la UMA Jota Linares. Y Santi Amodeo trae Yo, mi mujer y mi mujer muerta, rodada en gran parte entre nosotros.

Más títulos: 522. Un gato, un chino y mi padre, de Paco R. Baños; El doble más quince, de Mikel Rueda; Los días que vendrán, de Carlos Marques-Marcet; ¿Qué te juegas?, de Inés de León; Staff only, de Neus Ballús, y Sordo, de Alfonso Cortés-Cavanillas, entre otras.

En el apartado iberoamericano tenemos, entre otras, Las niñas bien (México), de Alejandra Márquez Abella; Los helechos (Perú), de Antolín Prieto; Niña errante (Colombia), de Rubén Mendoza; El gran circo místico (Brasil, Portugal y Francia), de Carlos Diegues, y Vigilia en agosto (Argentina), de Luis María Mercado.

Se mantiene la doble Biznaga, o sea, que habrá un premio para Mejor Película Españla y otro para la Mejor Cinta Iberoamericana. «Hubo gente que nos decía que le parecía singular pero no ha habido colisión de intereses ni nadie que haya salido perjudicado. Así que nos parece una feliz idea», argumenta Vigar.

Formatos

A vueltas con la televisión y Netflix. Otro de los aspectos en boga en la actualidad es la emergencia de las series de televisión y películas producidas por plataformas VoD. «Hoy en día los formatos son más difusos. Debemos atender a los constantes cambios que suceden en el sector, incluso respecto a la nomenclatura. Ya no se debe hablar tanto de cine como de audiovisual», apunta Vigar. El Festival de Málaga tiene un hermano menor catódico, Screen TV, pero cada vez hace más espacio para estas producciones en su propia escaleta. Así, proyectará los estrenos de temporada tres series de televisión: Gigantes, de Enrique Urbizu (uno de los productos más esperados, dada la personalidad y talla del autor de No habrá paz para los malvados); Instinto, de Carlos Sedes y Roger Gual (otro viejo conocido del festival: recordemos, co-director de Smoking Room, ambas de Movistar+,y la nueva temporada de Cuéntame cómo pasó: el año de la serpiente, de TVE y dirigida por Oscar Aibar.

Y, claro, está Netflix. El gigante del streaming que está revolucionando el panorama audiovisual: por primera vez competirá como productora en Málaga (ya lo hizo como distribuidora el año pasado, con Las leyes de la termodinámica): ¿A quién te llevarías a una isla desierta? es a Netflix original.

Presencia femenina

Defensa contundente. Durante la presentación madrileña del Festival se preguntó a Juan Antonio Vigar por la presencia de directoras en la Sección Oficial de Largometrajes: cuatro mujeres (de ellas, dos latinoamericanas) están al frente de otras tantas de las 24 películas del gran apartado del certamen. Vigar fue contundente: «El Festival de Málaga no tiene que explicar su compromiso con el equilibro de géneros ni con la visibilidad de las mujeres. Llevamos 11 años defendiendo una sección, Afirmando los Derechos de la Mujer, mucho antes de que lo hicieran los demás. Este año, de las 2.404 películas recibidas 663 fueron hechas por mujeres, el 25,7% del total y esta cifra crecería si nos fuéramos a guionistas, productoras, etc».

Las galas y los Goya

Curiosos guiños. El actor Luis Zahera, reciente Goya al mejor Intérprete de Reparto por El reino, y Eva Llorach, Mejor Actriz Revelación por Quién te cantará, conducirán las galas de inauguración y clausura, respectivamente. Que ellos, engoyados, hayan sido los elegidos en un momento en que varias ciudades, incluida por supuesto Málaga, han presentado sus candidaturas oficiosas para acoger una próxima ceremonia de los premios de cine español (tras abrirse a la itinerancia este año en Sevilla), es un más que interesante y sutil guiño. Y otro detalle digno de mención: por primera vez en su historia en España, el Cirque du Soleil se une a una cita audiovisual –como ya hicieron en los Oscar y Bafta– con una muestra de uno de los números principales de su nuevo espectáculo, Kooza, que llegará a Málaga en septiembre.

Los homenajeados

Nómina de quilates. No hay un nombre tan espectacular y en primera plana como el de Guillermo del Toro (que recibió el Premio Málaga pocas semanas después de arrasar en los Oscar con La forma del agua) pero, desde luego, un año más la nónima de premiados es sólida y aquilatada... El sucesor de Del Toro en el gran galardón del certamen es Javier Gutiérrez, sin duda uno de los actores más en forma de nuestro cine, que esta temporada ha brillado en cine (Campeones) y televisión (Vergüenza). El Premio Málaga Talent-La Opinión de Málaga corresponderá a Raúl Arévalo, no sólo uno de los intérpretes más confiables de su generación sino un autor en ciernes con un debut tras la cámara más que meritorio (Tarde para la ira). El Ricardo Franco tiene el nombre de Rafael Cobos, guionista sevillano y mano derecha de Alberto Rodríguez. La actriz argentina Cecilia Roth, pionera en esto de tender puentes entre las dos orillas audiovisuales, recibirá el Premio Retrospectiva por su fructífera e intensa carrera. Finalmente, Julia Gutiérrez Caba (una figura clave de nuestra pantalla y escena) y Amanece que no es poco (que celebra su trigésimo aniversario) serán distinguidas con la Biznaga Ciudad del Paraíso y el título de Película de Oro.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

La Opinión, en tu WhatsApp


Apúntate, es gratis

Toda la actualidad de Málaga, en tu móvil con nuestras alertas informativas por WhatsApp