16 de marzo de 2019
16.03.2019
Curiosidades

Pildoritas festivaleras... (I)

16.03.2019 | 05:00
Dani Rovira, fotografiándose con unos fans.

Estreno sin expectación

Desangelado primer pase de prensa (con público) del Festival de Málaga. Normal, teniendo en cuenta que la cinta ya tuvo su proyección para los medios en Madrid hace unos días porque ayer, sí, el día de la inauguración del certamen, se estrenó comercialmente (o sea que un espectador de un multicines pudo ver la película antes que el público de la gala de anoche del Teatro Cervantes). No es la primera vez que ocurre en el certamen, y, la verdad, deprecia bastante el Festival, reduce notablemente la expectación.

Pumares descubre a su doppelganger

La mejor escena de ayer en el Festival de Málaga se pudo ver en los alrededores de la primera proyección: cómo Carlos Pumares descubrió la existencia de la cuenta de Twitter @Pumares30 (con la foto del singular crítico y con casi 5.000 seguidores). «¡Pero si yo no tengo ni ordenador!», argumentaba.

Y luego está el casi doppelganger

Sí, el casi doppelganger, porque Dani Rovira ha venido al Festival de Málaga para estrenar Taxi a Gibraltar (y lo cerrará con Los Japón), pero es que resulta que también viene un director (traerá a una sección paralela su largometraje La influencia) que se llama Denis Rovira.

El tuit del día

@HistoriadMagala: «Se esperan 36 acreditaciones por metro cuadrado este fin de semana en el centro de la capital, aunque también podrian verse acreditaciones en sitios tan dispares como Teatinos o El Palo. Precaución».





Buscar pelis, buscar pisos

Seguimos con la acreditación. Este año el cordelito para llevarla al cuello luce el logotipo de Idealista, que después de patrocinar los Goya ahora se ha colado en la ventana infinita de logotipos del Festival de Málaga. Lo cual me sirve para recordar el espectacular tuit de la cuenta oficial de los premios de cine español la noche de su ceremonia: «Si buscas casa, no te montes pelis. Métete en @idealista #Goya2019». Deseando que el año que viene suelten billetes los de Durex o Vipoo para testar el ingenio de ese gran community manager.

Repelente, sí, de acuerdo, pero ya les vale...

Reconozco que soy un espectador bastante tiquismiquis con algunas cosas. Por ejemplo, en Taxi a Gibraltar, en los túneles que supuestamente acogen el mítico oro inglés, se ve de lejos y algo borroso un cartel (insisto, puesto por ingleses) en el que juraría que se lee juntion en vez del correcto junction. Ah, por cierto, mucho Netflix y todo eso, pero los créditos de la cinta están coronados por el otro gigante del streaming audiovisual: Amazon Prime Video. Parece que éste, y no otro, es el futuro del audiovisual.

Trivial Pursuit del cine español

Los retratos de Jorge Fuembuena (mi favorito, el del recordado Álex Angulo) habitan estos días la calle Larios. Me parece que a mí que en las fotografías no aparece una pequeña leyenda con el nombre del retratado, y eso es fiarle mucho a los paseantes. Porque me da a mí que para algunos la exposición, en vez de De las miradas, se titulará ¿Y ése/a quién es?

El «Málaga Palace»

Me sigue resultando enternecedor que los periodistas que nos visitan se refieran al Málaga Palacio como el Málaga Palace.
Compartir en Twitter
Compartir en Facebook