18 de marzo de 2019
18.03.2019
Entrevista

"Para ser como Banderas o Rovira primero tengo que sacarme el B1"

El actor malagueño encarna a un chirigotero de Cádiz en la nueva cinta de Fernando Colomo, 'Antes de la quema'

18.03.2019 | 05:00
El actor malagueño Salva Reina protagoniza ´Antes de la quema´.

El malagueño, que ya logró una Biznaga por 321 días en Míchigan, protagoniza la nueva cinta de Fernando Colomo, Antes de la quema, en la que le acompañan sus paisanos Maggie Civantos y Joaquín Núñez, además del guionista Javier Jáuregui. Reina encarna a un chirigotero de Cádiz que se ve envuelto en un delicado asunto de drogas.

Reconózcalo, usted va a por su segunda Biznaga.
¡Ay! ¡Eso son palabras mayores! De lo que tengo muchas ganas es de ver la película con público y ver su reacción. Málaga tiene un público excepcional y tengo ganas de verla con ellos y que disfruten. Y reconozco que estoy muy nervioso. Para mí es un orgullo y una satisfacción, como decía mi primo el emérito, poder estar en el Festival.

Su personaje, un currante carnavalero, asegura que en Cádiz la gente piensa que cotizar es una marca de whisky (Cutty Sark). ¿Ha llegado a pensar lo mismo alguna vez?
Sí, claro. He pasado por esa época. Cuando me hice autónomo ya no: ya no pude ponerme más malo en la vida.

¿Y ha escuchado alguna vez los discos de Led Zeppelin al revés?
¿Cómo es ese momento, eh? En el rodaje le preguntaba a Fernando (Colomo) si tenía que decirlo mirando a cámara. Él me decía: «sí, sí, sí,claro». Estoy deseando ver cómo recibe la gente ese momentazo.

Su trabajo con el acento gaditano es excelente, aunque ya hay quien se lamenta de que no se entiendan algunas frases. ¿No debería ser digno de elogio que un actor logre reproducir el acento del lugar del que procede su personaje?
Para mí ha sido muy importante hacerlo desde el máximo respeto, Cuando veo a alguien que hace de malagueño siempre pienso «cuidadín», como diría el gran maestro. Para mí ha sido muy importante, dentro de mis posibilidades, de lo que he podido estudiar y he podido aprender, acercarme lo máximo al habla gaditano desde el más absoluto respeto. Esa ha sido mi intención. Si lo que conseguido o no, no lo sé, pero que sepa Cádiz entera que ha sido desde la intención de reflejar no solo su acento sino su idiosincrasia.

¿Cómo recibió la llamada de Fernando Colomo para que fuera el protagonista de su nueva película?
No me lo creía. Fui a cenar con él y por el camino me decía a mí mismo: «¿Pero a dónde voy yo? Que este hombre es un grande del cine. No voy saber estar a la altura... Pero para mí, una de las grandes satisfacciones de haber trabajado en esta película, además de haber compartido grandes momentos con los compañeros, es haber conocido a don Fernando Colomo. Es una persona que para mí ha sido un regalo y un ejemplo de vida. Es un tipo que con setenta y pico años tiene unas ganas de vivir y unas ganas de escuchar a la gente increíble. Es una persona encantadora.

Banderas trabajó a sus órdenes en Bajarse al moro y en la actualidad el rey de la comedia española es otro malagueño, Dani Rovira. ¿Se ve entrando en esa categoría?
Para eso primero me tengo que sacar el B1.

Pero será consciente de que esta película puede proyectar su carrera de forma importante.
Ojalá. Pero no por mi carrera, sino por Fernando y el resto del equipo, me gustaría que esta película fuera bien.

Lo que no se puede negar es que Málaga, y esta película es reflejo de ello, suena cada vez más fuerte.
Mira, en poco tiempo vamos a tener en Málaga cinco proyectos de series internacionales: Warrior Nun, Toy Boy, Snatch, The Paradise y Malaka. Esto debería ser el Hollywood de Europa. A ver si los que entiendan del tema se percatan que esto es riqueza, cultura, turismo... Y a ver si aprovechamos este plató natural que tenemos.

Estando en racha como está, cree que podría acostumbrarse a tener la mesa llena proyectos y propuestas.
No, no, no. Esto va por rachas y hoy estas arriba y mañana abajo. Ahora mismo estamos en una racha buena y con mucho trabajo. No me acostumbro a eso.

¿Qué viene ahora?
Estoy haciendo un personaje muy pequeñito, pero al que le tengo muchas ganas, en la película Adiós, de Paco Cabezas y protagonizada por Mario Casas, en la que hago de yonki. Y después viene Malaka, que tengo muchas ganas de hacerla.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook