La sección del Festival de Málaga 5 Minutos de Cine funciona nos anticipa los títulos de nuestro audiovisual de los que hablaremos en un futuro más o menos próximo, incluso, quién sabe, como parte de la competición del propio certamen malagueño. Este lunes se produjo la feliz coincidencia de que participaron dos realizadoras malagueñas, Marta Díaz y Paz Jiménez, que avanzaron sus inminentes proyectos, Los buenos modales y Como Dios manda.

Díaz, que ya compitió en el Festival de Málaga con la bien recibida Mi querida cofradía, intenta cambiar de registro, según las imágenes que nos brindó ayer en el Auditorio del Museo Picasso Málaga. En Los buenos modales desarrolla la historia de un desencuentro entre amigas que acaba dañando a las generaciones futuras de ambas familias. Una «dramedia», confesó su propia autora, sobre la familia que elegimos, la compuesta por nuestros vecinos, amigos, compañeros, y también sobre las mujeres que se echan la familia a sus espaldas, dedicadas al cuidado de los demás. En el reparto, ojo, destacan intérpretes tan solventes y respetadas como Elena Irureta, Inma Cuesta, Gloria Muñoz, Pepa Aniorte y Bárbara Santa-Cruz.

10

Photocall del equipo de 'Los buenos modales' en el Festival de Málaga Gregorio Marrero

Lo que vimos de Los buenos modales nos gustó; parece una película feel good a las que tanto nos tiene acostumbrados Atresmedia aunque con algunas sorpresas, como el acercamiento a temas tan reivindicativos como el cuidado de los mayores y las cargas familiares por parte de la mujer y los problemas de comunicación entre diferentes generaciones.

7

Photocall del equipo de 'Como Dios manda' en el Festival de Málaga Gregorio Marrero

Como Dios manda, por otra parte, tiene el sello de Atresmedia por todos los lados: comedia familiar, para todos los públicos, con figuras populares como Leo Harlem y con una historia llena de carcajadas. El personaje de Andrés Cuadrado interpretado por Harlem es un dulce para el humorista y actor, que, claro, no pudo evitar adueñarse de la presentación del proyecto con su vis cómica. Paz Jiménez debuta con este encargo, algo que dejó claro durante la rueda de prensa en varias ocasiones. Las productoras de Áralan Films vieron en la directora malagueña dotes suficientes llevar a buen puerto un largometraje destinado a romper la taquilla. Porque esta historia rodada a caballo entre Sevilla y Málaga (muy bien rodada, por cierto, según las imágenes que vimos en el Auditorio del Picasso) sobre un funcionario lo tiene todo para contentar al público.

Quién sabe si podremos ver las pelis de Marta Díaz y Paz Jiménez en la próxima edición del Festival de su tierra.