El intercambio de casas entre dos familias muy distintas es el punto de partida de la película El cuco, dirigido por Mar Targarona, que llegó ayer en la sección Málaga Premiere, dedicada a exhibir, fuera de concurso, algunos de los más interesantes títulos del cine español que se estrenarán comercialmente los próximos meses. La película es un thriller con toques de terror sobrenatural que busca desconcertar al espectador.

Los protagonistas son una pareja que intercambian la casa, él es «más infantil que ella y esperan a un niño y son conscientes de que la vida se les transformará». Quieren ir de vacaciones ya ella le hace ilusión ir a la Selva Negra, a Alemania. «Hacen un intercambio con una pareja mayor que son encantadores, pero el tema no es tan fácil como ellos pensaban y creían», apunta la realizadora. Al final el intercambio de casas se convierte en una pesadilla para la joven pareja, encarnada por Jorge Suquet y la malagueña Belén Cuesta.

Targarona razona que el cuco es «un animal parásito» y resultaba «un buen ejemplo, una metáfora de lo que ocurre en la película». Asegura la realizadora que el filme es «un cuento» y por eso quisieron ir a la Selva Negra, sitio, añade, donde hay «unos festivales de máscaras fantásticos». En el fondo, los protagonistas de la historia son como «Hansel y Gretel perdidos en la Selva Negra».